Reiki: qué es y qué propiedades se le otorgan

Reiki: qué es y qué propiedades se le otorgan
"Tan solo por hoy, no te preocupes", uno de los principios del Reiki. | Foto: GETTY IMAGES

El Reiki es una práctica budista que existe desde hace 2,500 años. Su nombre  deriva de dos palabras japonesas: rei que significa espíritu universal y ki que significa energía de la vida. El Reiki se menciona en los sutras tibetanos y en los documentos antiguos de cosmología y filosofía.

No se ha demostrado claramente que el Reiki sea eficaz para ningún propósito relacionado con la salud. Se ha estudiado para una variedad de afecciones, que incluyen dolor, ansiedad y depresión, pero la mayor parte de la investigación no ha sido de alta calidad y los resultados han sido inconsistentes.

Se requiere investigación adicional antes de ofrecer recomendaciones a favor o en contra de la efectividad del Reiki para cualquier afección específica.

La historia del Reiki

Hichau Mikao Usui fue un médico japonés y monje budista, quien revitalizó la práctica del Reiki en el siglo XIX. Se dice que después de 21 días de ayuno, el Reiki se presentó ante Usui durante una experiencia espiritual, en la cima del monte japonés Kurama, cerca de Kyoto. La versión dice que una luz lo golpeó en la frente y le abrió un "tercer ojo" y así llegó a poseer la fuerza de poder más alta en el cuerpo humano. Usui pasó sus enseñazas y en 1930, Hawayo Tocata un hawaiano japonés introdujo el Usui Reiki a occidente.

La formación de un terapeuta que puede practicar el reki tiene varias etapas.  Natural Medicines explica que en en los tiempos modernos se enseñan y practican diferentes estilos y versiones históricas del Reiki. 

"En general, existen tres niveles de certificación/adaptaciones asociadas con la práctica del Reiki. 

El nivel I a menudo implica un curso durante el fin de semana el cual enseña al practicante prospecto a transferir "la energía de vida universal" hacia él/ella y hacia otros. Los estudiantes reciben adiestramiento acerca de los conceptos y la imposición de las manos del Reiki. Se realizan cuatro ceremonias (adaptaciones) con la meta de abrir los canales interiores de sanación de los estudiantes para involucrarlos en el flujo de energía. 

El nivel II incluye una ceremonia de iniciación que busca mejorar la habilidad del practicante de interactuar con el flujo de energía. Otro entrenamiento puede incluir, sanación a distancia, enseñanza de símbolos y mejoramiento de la sanación mental/emocional/espiritual. 

El nivel III o grado de maestría en Reiki, toma años de entrenamiento al lado de un maestro Reiki, y permite al practicante enseñar Reiki a otros.

Los practicantes de Reiki realizan sesiones con la intención de curar males específicos o mejorar el bienestar en general. Los tratamientos constan de la imposición sistemática de las manos en 12 a 15 posiciones diferentes. Cada una de las posiciones de las manos se mantiene durante dos a cincos minutos aproximadamente. 

Las manos se pueden colocar directamente sobre el paciente vestido o sostenerlas sobre la piel a una distancia de una a dos pulgadas. Las manos del practicante se colocan con la palma hacia abajo y con los dedos extendidos. Las posiciones se pueden modificar si el practicante lo considera necesario. El tiempo de imposición de las manos se puede acortar si el practicante cree que percibe el fluido de energía. Todos los sistemas del cuerpo se pueden cubrir con las manos en un periodo de 30 a 90 minutos. El número de sesiones según el paciente y el criterio del practicante. Los problemas agudos se pueden tratar más rápido que las afecciones crónicas.

La técnica llamada "barrido" se usa algunas veces antes de la sesión formal de sanación. El barrido consiste en que el practicante intenta pasar las manos a través de los campos de energía del paciente. Se dice que esta técnica permite al practicante detectar más fácilmente las áreas de trastorno, desequilibrio o bloqueo de la energía y limpiar al paciente de las sensaciones negativas, emociones o cargas físicas.

Se incluyen entre los principios del Reiki: "Tan sólo por hoy, no se preocupe", "tan sólo por hoy, no se enoje", "tan sólo por hoy, agradezca tantas bendiciones", "honre a sus padres, maestros y mayores", "gánese la vida honestamente", "sea amable con sus vecinos y todos los seres vivos" y "demuestre gratitud por todas las cosas".

Entre los diferentes tipos de terapias relacionadas se incluyen la sanación a distancia, sanación en grupo, Tera Mai Reiki™, Karina Reiki™, Reiki tradicional japonés, Tara Reiki y Reiki occidental. Existen varias escuelas y organizaciones profesionales de Reiki. La Asociación Internacional de Profesionales de Reiki mantiene una lista de practicantes que se ha comprometido a observar el código de ética desarrollado por el grupo.

¿Funciona el Reiki como terapia?

Los practicantes de Reiki creen que los efectos terapéuticos de esta técnica se obtienen de "la energía de vida universal", que ofrece fuerza, armonía y equilibrio al cuerpo y a la mente. Según esta creencia, la energía de vida se transfiere a los pacientes cuando los practicantes imponen las manos sobre las áreas a tratar o directamente encima de éstas. Se piensa que esta energía de vida revitaliza los órganos y las células y libera la energía negativa atrapada. Los practicantes no se ven a sí mismos como la fuente de energía de vida.

Los practicantes de Reiki creen que la energía humana fluye a través de los meridianos (o rutas) del cuerpo y que son percibidos por personas entrenadas. Las enfermedades físicas o las emociones negativas pueden causar una alteración en el fluido de esta energía. Los practicantes del Reiki intentan canalizar la energía de vida a las áreas problemáticas donde el fluido de energía del paciente se siente trastornado.

Los practicantes creen que el Reiki puede tratar síntomas y permitir al paciente sentirse iluminado con una mejor claridad mental, bienestar y espiritualidad. Algunas veces se administra Reiki a pacientes agonizantes para ofrecer una sensación de paz.

Se ha propuesto que el Reiki puede reducir el ritmo cardiaco y la presión arterial, reforzar los sistemas inmunológico y endocrino (hormonal), estimular las endorfinas o afectar la temperatura de la piel y los niveles de hemoglobina en la sangre. Sin embargo, estas propiedades no se han estudiado a fondo ni demostrado claramente en los estudios científicos.

El Reiki se ha utilizado o indicado para el manejo de muchas afecciones; sin embargo, no se ha estudiado científicamente con suficiente rigor. 

Existen varios retos para realizar investigaciones de alta calidad en técnicas como el Reiki, debido a que hay diferentes estilos de prácticas que varían de profesional a profesional. Además, es difícil diseñar estudios con un "placebo Reiki", y tampoco existe un acuerdo general acerca de la mejor manera de medir los resultados. 

Para qué se usa

Los usos y las atribuciones terapéuticas de esta práctica se basan  en la tradición, algunas teorías científicas y una investigación limitada. 

La lista de trastornos que se pueden tratar con Reiki es extensa y los resultados se basan en reportes o información anecdótica. 


Trastornos del sistema nervioso.  Un ensayo aleatorio indica que el Reiki podría tener efecto en las funciones del sistema nervioso autónomo, tales como ritmo cardiaco, presión arterial o actividad respiratoria. Se necesitan estudios grandes y mejor diseñados antes de llegar a alguna conclusión.

Depresión y estrés. Existe evidencia de que el Reiki puede reducir los síntomas de estrés cuando se compara con un placebo. Se necesita mayor información antes de llegar a alguna conclusión.

Cáncer. El Reiki puede contribuir a reducir la percepción del dolor, mejorar la calidad de vida y disminuir la fatiga en pacientes con cáncer. Se requiere investigación adicional.

Trastornos cognitivos (impedimento cognitivo leve).
La evidencia preliminar indica que la terapia Reiki puede mejorar los problemas de memoria y comportamiento en pacientes con impedimento cognitivo de grado medio o con enfermedad de Alzheimer. Se requiere investigación adicional para confirmar tales hallazgos.

Dolor. Los pacientes de un ensayo preliminar de Reiki (fase II) en combinación con medicamentos estándar para el dolor (con opioides) reportaron mejoría en el control del dolor. Se necesitan investigaciones adicionales para confirmar estos resultados.

En varios artículos publicados por el National Center for  Complementary and Integrative Medicine no se recomienda el Reiki como único tratamiento para tratar afecciones médicas potencialmente serias. No se han reportado efectos secundarios en relación con el Reiki. 


Comparte tu opinión