Yoga

Yoga
| Foto: GETTY IMAGES

¿Qué es?:

El yoga es una antigua práctica de la medicina tradicional de la India (Ayurvédica). Por lo general, consiste en ejercicios de respiración y meditación y movimientos físicos o posturas del cuerpo.

El yoga se utiliza para mejorar la salud, la condición física y la calidad de vida. No obstante, ciertas personas usan el yoga para ayudar a aliviar el estrés, reducir la presión arterial y el colesterol, para mejorar el sueño, además de para muchos usos. Existe cierta investigación científica que apoya la práctica del yoga para ciertas, pero no todas las afecciones médicas.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Asma. La mayoría de la investigación muestra que el yoga mejora levemente los síntomas de la calidad de vida en pacientes con asma.
  • Lumbalgia. La mayoría de la investigación muestra que el yoga puede ayudar a aliviar la lumbalgia crónica. Los especialistas recomiendan que las personas con lumbalgia traten de hacer ejercicios de yoga antes de considerar tomar medicación. No obstante, no existe evidencia que muestre que el yoga alivia la lumbalgia en mayor medida que otros tipos de ejercicios.
  • Depresión. El yoga podría ayudar mejorar la depresión en el corto plazo. El yoga parece funcionar mejor en personas con depresión leve o con el primer cuadro de depresión. Ciertos especialistas recomiendan que las personas con depresión leve a moderada consideren hacer yoga o practicar otra terapia de meditación como terapia de primera o segunda linea para tratar la depresión. No obstante, el yoga no parece disminuir los síntomas de depresión en mayor medida que el tratamiento normal, la terapia de grupo o el apoyo social a largo plazo.
  • Diabetes. Existe cierta evidencia de que la práctica del yoga durante 3 meses mejora el control de los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes. El yoga también parece mejorar levemente el colesterol, disminuir la frecuencia cardiaca y disminuir la presión arterial en estas personas.
  • Presión arterial alta. La práctica de yoga también parece disminuir levemente la presión arterial en personas con presión arterial alta. No obstante, existe cierta evidencia de que podrían funcionar mejor otros tipos de meditación.
  • Síntomas menopáusicos. La mayoría de la investigación muestra que la práctica del yoga puede ayudar a disminuir los sofocos y otros síntomas de la menopausia. El yoga parece brindar el mismo beneficio en comparación con otros regímenes de ejercicios.
  • El embarazo y las molestias del parto. Los estudios han demostrado que la participación en un programa de yoga durante el embarazo parece mejorar el confort durante el trabajo de parto, el parto y por 2 horas después del parto. El yoga también parece reducir la probabilidad de parto prematuro y las complicaciones del embarazo, tales como la presión arterial alta. Los bebés nacidos de madres que practicaron yoga durante el embarazo parecen también pesar más al nacer que otros bebés. Además, la investigación preliminar muestra que el yoga parece disminuir levemente los síntomas depresivos en comparación a el tratamiento estándar prenatal en embarazadas con o sin depresión prenatal.
  • Estrés. La práctica de yoga parece reducir el estrés y la ansiedad en personas con niveles de dolor de leve a moderado. El yoga parece funcionar tan bien como la terapia de relajación o la terapia cognitiva del comportamiento.
  • Tuberculosis (TB). Algunas investigaciones muestran que practicar el yoga durante 2 meses, puede disminuir los síntomas de TB, puede producir un aumento de peso, mejorar la función pulmonar y reducir el número de bacterias en las personas con TB.

¿Cómo funciona?:

El yoga es una práctica antigua de la India y es una parte importante de la medicina “Ayurvédica” tradicional de la India. El yoga utiliza varios ejercicios incluyendo ejercicios de respiración, de meditación y de postura del cuerpo. Existen muchos estilos diferentes de yoga y se utilizan una variedad de técnicas. El propósito del yoga es lograr la autorrealización o iluminación. En la actualidad también se utiliza para una variedad de afecciones médicas y para mantener una vida saludable.

Al igual que otras formas de ejercicio y de meditación, el yoga parece tener varios efectos potencialmente beneficiosos. Puede afectar la presión arterial, los niveles de azúcar en la sangre, los niveles de estrés y ansiedad y puede afectar a las sustancias químicas en el cerebro relacionadas con el estado de ánimo.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El yoga ES PROBALMENETE SEGURO para la mayoría de los adultos cuando se lo usa de manera apropiada. Se necesitan más pruebas para evaluar la eficacia del yoga para estos usos. En raros casos, el yoga caliente podría causar termoplejía. Algunos informes han vinculado los ejercicios de yoga llamados “pranayama” y “pranayama Kapalabhati” con efectos secundarios graves que involucran los pulmones. Sin embargo, estos eventos no son muy comunes.

Advertencias y precauciones especiales:

Niños: El yoga ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se usa de manera apropiada en niños bajo estricta supervisión de un entrenador de yoga.

Embarazo y lactancia: El yoga podría ser seguro cuando se usa durante el embarazo. Hay algunos estudios que muestran que no parece dañar al bebé. Sin embargo, algunas tipos de ejercicios más agresivos de yoga podrían no ser seguros durante el embarazo.

Cirugía del área del estomago (abdominal): Hay preocupación de que algunas técnicas agresivas de respiración, como el “Kapalabhati pranayama,” podría poner demasiada presión sobre el área del estómago (abdomen) y producir daño a las personas que recientemente han tenido una cirugía abdominal.

Presión arterial alta: Existe preocupación de que algunas técnicas agresivas de respiración, como el “Kapalabhati pranayama,” podría aumentar en forma temporal la presión sanguínea y producir daño a la gente con la presión arterial alta no controlada.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este tratamiento interactúa con algún medicamento.

Antes de usar este tratamiento, consulte a su professional de la salud si usted está tomando algún medicamento.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La práctica adecuada o segura del yoga depende de varios factores tales como la enfermedad que se padece o la persona que administra el tratamiento. Asegúrese de averiguar y seguir las instrucciones que le dé su médico u otro profesional de la salud antes de utilizar este tratamiento.

Otros nombres:

Bhakti Yoga, Bikram Yoga, Exercice de Yoga, Hatha Yoga, Hot Yoga, Iyengar Yoga, Jinana Yoga, Kundaliniyoga, Raja Yoga, Relaxation Yogique, Relaxing Yoga, RY, Sahaj Yoga, SKY, Sudarshana Kriya Yoga, Tantra Yoga, Tibetan Yoga, Yoga Bikram, Yoga Chaud, Yoga Exercise, Yoga Iyengar, Yoga Meditation, Yoga de Méditation, Yoga Practice, Yoga de Relaxation, Yoga Tantrique, Yoga Therapy, Yoga Tibétain, Yogic Training.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión