Kéfir

Kéfir
Imagen de Kéfir, Yogurt Kefir, yogur búlgaro, leche kefirada, Fermented Milk, o Kefir Cheese. | Foto: ISTOCK

¿Qué es el Kéfir?

El kéfir es un producto elaborado por la fermentación de la leche.

Las personas usan el kéfir para tratar la indigestión, el dolor de estómago, el estreñimiento, la intolerancia a la lactosa, la diarrea por antibióticos, la pérdida de peso, el rendimiento del ejercicio físico, la salud ósea y para el colesterol alto. También se lo usa para reducir los niveles de las bacterias Helicobacter pylori, asociadas con las úlceras. También se la usa para disminuir los efectos de la quimioterapia, incluidos los problemas estomacales e intestinales y el, dolor y la inflamación dentro de la boca (mucositis oral).

¿Qué tan efectivo es?

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Diarrea asociada con el uso de antibióticos.Algunas investigaciones muestran que una bebida específica que contiene kéfir (Probugs, Lifeway Foods, Inc.) no reduce la diarrea producida por el uso de antibióticos en los niños.
  • Problemas estomacales e intestinales por el uso de la quimioterapia. La investigación preliminar muestra que la ingesta de kéfir durante el tratamiento de la quimioterapia no reduce los problemas estomacales e intestinales. De hecho, podría empeorarlos.
  • Estreñimiento. La investigación preliminar muestra que la ingesta de kéfir ayuda a aumentar la cantidad de deposiciones en personas con estreñimiento. Parece que ablanda las heces.
  • Rendimiento físico. La investigación preliminar muestra que la ingesta de kéfir después del ejercicio físico no mejora la capacidad de corrida duren ejercicios posteriores.
  • Úlceras causadas por una bacteria llamada Helicobacter pylori (H. pylori). La investigación preliminar muestra que la ingesta de kéfir junto con un tratamiento estándar para el H. pylori ayuda a combatir las infecciones en más personas que solo el tratamiento estándar.
  • Colesterol alto. La investigación preliminar muestra que la ingesta de kéfir no disminuye los niveles de colesterol.
  • Obesidad. La investigación preliminar muestra que la ingesta de kéfir como parte de una dieta de mantenimiento del peso disminuye el peso corporal en una pequeña proporción en personas con sobrepeso u obesas. No obstante, los productos lácteos bajos en grasas, en vez de kéfir, como parte de una dieta parecida, parecen tener el mismo efecto.
  • Dolor e inflamación dentro de la boca, causada por tratamientos quimioterapéuticos. Enjuagarse la boca con kéfir y tragar 250 mL de kéfir dos veces por día durante los primeros 5 días del tratamiento quimioterapéutico no previene el desarrollo de las ampollas dentro de la boca causada por la quimioterapia.
  • Osteoporosis. La investigación preliminar muestra que la ingesta de kéfir con calcio no mejora la fuerza muscular en mayor medida que el calcio solo en adultos con osteoporosis.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Mejor digestión.
  • Otras condiciones.

Se necesita más evidencia para poder aprobar la eficacia del kéfir para estos usos.

¿Cómo funciona?

El kéfir contiene bacterias y levaduras en activo crecimiento. Estas actúan en la leche produciendo enzimas y sustancias químicas que afectan la forma en que los alimentos son digeridos.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

El kéfir ES POSIBLEMENTE SEGURO para la mayoría de los adultos durante un máximo de 8 semanas.

El kéfir puede causar efectos secundarios, como distensión abdominal, náuseas, cólicos intestinales y estreñimiento, especialmente cuando se usa por primera vez. Generalmente estos efectos secundarios desaparecen con la ingesta continua.

Advertencias y precauciones especiales:

Niños: El kéfir ES POSIBLEMENTE SEGURO en niños entre 1-5 años cuando se ingiere durante un máximo de 10 días.

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de kéfir durante el embarazo o la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

SIDA y otras enfermedades que debilitan el sistema inmunológico: El kéfir contiene bacterias y levaduras en activo crecimiento. Estas actúan en la leche Existe cierta preocupación de que las personas con un sistema inmune debilitado podrían estar más predispuestas a desarrollar infecciones por estas bacterias o levaduras.

Cáncer de colon: En personas sometidas quimioterapia por cáncer de colon, el kéfir podría aumentar los efectos secundarios, como problemas estomacales e intestinales, llagas en la boca, mareos, sudoración y pérdida de peso. 

¿Existen interacciones con medicamentos?

Disulfiram (Antabuse)

El kéfir podría contener alcohol. El cuerpo descompone el alcohol a fin de eliminarlo. El disulfiram (Antabuse) ralentiza la descomposición del alcohol. La ingesta de Kéfir junto con disulfiram (Antabuse) puede causar dolor de cabeza punzante, vómitos, enrojecimiento y reacciones desagradables. No beba nada de alcohol si toma disulfiram (Antabuse).

Grado de interacción: Menores

Preste atención a esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos que disminuyen el sistema inmune (Inmunosupresores)

El kéfir contiene bacterias y levadura vivas. El sistema inmunológico normalmente controla las bacterias y las levaduras en el cuerpo para prevenir las infecciones. Los medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico pueden aumentar la posibilidad de que usted se enferme a causa de estas bacterias y levaduras. El tomar kéfir junto con medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico podría aumentar las posibilidades de contraer una enfermedad.

Algunos medicamentos que disminuyen el sistema inmunológico incluyen azatioprina (Imuran), basiliximab (Simulect), ciclosporina (Neoral, Sandimmune), daclizumab (Zenapax), muromonab-CD3 (OKT3, ORTHOCLONE OKT3), micofenolato (CellCept), tacrolimus (FK506, Prograf ), sirolimus (Rapamune), prednisona (Deltasone, Orasone), corticosteroides (glucocorticoides) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con alimentos?

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?

La dosis adecuada de kéfir depende de varios factores como la edad del usuario, la salud y varias otras condiciones. En este momento no hay suficiente información científica para determinar un rango de dosis apropiado para el kéfir. Tenga en cuenta que los productos naturales no siempre son necesariamente seguros y las dosis pueden ser importantes. Asegúrese de seguir las instrucciones pertinentes en las etiquetas del producto y consulte con su farmacéutico o médico o profesional de la salud antes de usar.

Otros nombres

Fermented Dairy Product, Fermented Milk, Fromage Kéfir, Kéfir, Kefir Cheese, Kefir Grains, Kefir Yogurt, Kellermilch, Kjaklder Mjoklk, Lait Fermenté, Omaere, Produit Laitier Fermenté, Rob, Roba, Tarag.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión