Cinco remedios caseros contra el resfrío

Cinco remedios caseros contra el resfrío
Shuttertock | Foto: SHUTTERSTOCK

1. La tradicional sopa de pollo

Muchas veces te la han dado a beber cuando niño y creías que era un capricho de la abuela. Pero no es así, funciona de verdad: un estudio de la Universidad de Nebraska confirmó que una sopa caliente de pollo te hace sentir mejor porque reduce la congestión gracias al vapor y también lubrica la garganta, aliviando la irritación. Además, su aporte nutritivo te ayudará a recuperarte más rápido.

2. El infaltable limón

No sólo para la gripe y resfriados, sino para otras molestias como bronquitis o dolor intenso de garganta, la cura con zumo de limón y miel es universal. Además de agregarlo al clásico té, puedes hacer una infusión caliente hirviendo el limón picado durante 10 minutos, o se pueden hacer gárgaras con su jugo: produce un alivio rápido y aporta vitamina C. Este cítrico y la lima pueden reducir en un 23% los síntomas de los resfriados, según informa la Biblioteca Nacional de Medicina.

3. La poderosa miel

Es un expectorante natural que ayuda a eliminar las flemas, y es útil para controlar y combatir las infecciones en la garganta, gracias a sus propiedades antisépticas. Para que actúe directamente en tu garganta, haz gárgaras con una infusión de media taza de agua tibia con hojas de frambuesa y 2 cucharadas de miel. Tómala 2 ó 3 veces al día. El sitio Natural Standard informa que la importancia terapéutica de la miel como agente curativo y antibacteriano se reconoce desde 1892.

4. Alcanfor y eucalipto

Si tu nariz se ha irritado de tanto limpiarla, aplica una cantidad pequeña de ungüento de alcanfor y eucalipto. El eucalipto abrirá las vías respiratorias y evitará la congestión, y el alcanfor aliviará el dolor y la irritación en la piel, gracias a sus efectos analgésico y antiséptico. Con las hojas de eucalipto también se puede preparar un vaporizador casero y aspirar sus vahos expectorantes.

5. Té de jengibre

Cuando un resfriado, la gripe, la tos o una infección de las vías respiratorias amenazan, el té de raíz de jengibre es el mejor tratamiento según la medicina tradicional China. Prepara una infusión con una cucharada de jengibre fresco picado y agrégalo a una taza de agua hirviendo. Puedes añadir miel y un poco de limón. Te ayudará a sentirte mejor por sus propiedades analgésicas, antipiréticas y antibacterianas.

Por último, para los cuadros de resfríos, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) recomienda hacer gárgaras de agua con sal para aliviar el dolor de garganta y usar un humidificador de vapor frío para reducir la congestión nasal. También aconseja llamar al médico pronto para obtener consejos de tratamiento, y usar pañuelos desechables para cubrir la boca cuando toses o estornudas y evitar el alcohol y la cafeína, que pueden deshidratarte.

Comparte tu opinión