Cuando en lugar de un bebé se forma un tumor

Cuando en lugar de un bebé se forma un tumor
En la Enfermedad Trofoblástica Gestacional da positivo las pruebas y puede tener tejido fetal, sin ser un embarazo. | Foto: GETTY IMAGES

¿Alguna vez has escuchado hablar de un embarazo molar? Bueno, pues no parece un tema tan desconocido ni tan raro del cual hablar, y si tu respuesta fue negativa a continuación te doy los puntos clave de esta enfermedad para que conozcas acerca de ella.

¿Qué es la Enfermedad Trofoblástica Gestacional?

Es una patología de la Gineco-Obstetricia que comprende una proliferación anormal del tejido de la placenta, algunas con presentación benigna y otras de origen maligno.

¿Qué lesiones comprende?

Pueden ser de origen benigno y algunas alcanzar la severidad de lo maligno. Se agrupan en:

Lesión Benigna:

- Embarazo molar completo y Embarazo molar incompleto.

Lesión Maligna:

-Mola invasora:

-Coriocarcinoma

-Tumor del sitio Placentario

-Tumor Trofoblástico Epitelial

¿Qué Factores de riesgo tienen las mujeres que lo padecen?

Son pocos los datos que se tienen, pero podemos hablar mujeres con un embarazo molar previo, edad menor a 20 años o mayor a 40 años o aborto previo.

¿Qué síntomas puedo tener?

La sintomatología puede ser diversa conforme el tipo de lesión y la etapa en la que se diagnostique. De manera general cursa como un Embarazo, al dar positivo en la hormona de éste, sin embargo a pesar de que alguna de las variantes puede tener tejido fetal esto no corresponde en ninguna manera a uno. 

Entre los signos y síntomas pueden aparecer: crecimiento abdominal mayor al de la edad gestacional, ausencia de frecuencia cardiaca fetal, sangrado transvaginal, hiperémesis gravídica, preeclampsia antes de la semana 20 de gestación, niveles elevados de la hormona B-HCG,  así como datos de hipertiroidismo.

¿Cómo se diagnostica?

Inicialmente debido a la falta de menstruación y una prueba de embarazo positiva se podría pensar en un embarazo, a la hora de la consulta de control prenatal el Gineco-Obstetra lo sospecha y se confirma a través de los niveles de la hormona B-HCG y de un Ultrasonido que demuestre la presencia de tejido placentario compatible, a veces se puede visualizar la llamada imagen en “panal de abejas”.

Además se requiere una serie completa de estudios de laboratorio e incluso una Radiografía de Tórax, por la posibilidad de malignización  y metástasis que puede producir en caso de ser una lesión de origen maligno. El diagnóstico definitivo es con una Biopsia.

¿Cuál es el tratamiento?

Una vez que se tiene el diagnóstico, y según las condiciones maternas se debe realizar una evacuación del tejido. 

Se necesita de un AMEU, un Legrado Uterino Instrumentado e incluso puede requerir de una Histerectomía, secundario a un sangrado excesivo o como manejo quirúrgico, dependiendo de la severidad del caso. Después de la biopsia del tejido extraído y reclasificado el diagnóstico, puede ser necesario complementar con quimioterapia.

¿Qué ocurre después?

Aunque la cirugía y/o la quimioterapia pueden ser resolutivas de primera instancia, es importante y necesario mantener a la mujer en estrecha vigilancia, con revisiones periódicas, así como vigilar los niveles de hormona B-HCG en sangre y radiografías de tórax, ya que la enfermedad puede persistir o incluso volver a presentarse, todo esto por al menos 5 años.

La sintomatología puede ser diversa en la Enfermedad Trofoblástica Gestacional conforme el tipo de lesión y la etapa en la que se diagnostique. De manera general cursa como un Embarazo, al dar positivo en la hormona de éste, sin embargo a pesar de que alguna de las variantes puede tener tejido fetal esto no corresponde en ninguna manera a uno. 

Comparte tu opinión