¿Fiebre y dolores misteriosos? podría ser una enfermedad autoinflamatoria

¿Fiebre y dolores misteriosos? podría ser una enfermedad autoinflamatoria
Los dolores en las articulaciones no siempre significan artritis. | Foto: ISTOCK

Tienes fiebre alta, dolor de estómago y dolor en las articulaciones. Tus síntomas duran unos días, luego desaparecen. Podría ser gripe, pero de pronto, tus síntomas vuelven a estallar. Entonces programas una visita ansiosa a tu médico. Te preocupa que sea apendicitis. O incluso cáncer.

En su lugar, obtienes un diagnóstico desconcertante: enfermedad autoinflamatoria. ¿Qué es eso? Los especialistas de Cleveland Clinic explican de qué se trata.

Las enfermedades autoinflamatorias reflejan un problema con la parte de la respuesta rápida de tu sistema inmunológico. Este sistema "innato" generalmente responde a una amenaza en tu cuerpo, como una lesión o infección, por ejemplo, al enviar glóbulos blancos al sitio. Por eso te enrojeces e hinchas al rascarte la rodilla.

"Como primera respuesta a la infección, tu sistema innato generalmente no reacciona de forma exagerada" explica el Dr. Adam Brown, especialista en reumatología. "Pero con la autoinflamación, creemos que queda un engranaje fuera de la rueda, y algo sucede cuando no debería. Simplemente no sabemos cuál es el disparador".

El resultado: tu sistema inmunitario innato reacciona sin motivo, provocando fiebres e inflamaciones reiteradas.

¿En qué se diferencia esto de una enfermedad autoinmune?

Las enfermedades autoinmunes y autoinflamatorias son afecciones de por vida que causan fiebre, dolor, hinchazón e inflamación. Pero saber qué condición es responsable de tus síntomas, es muy importante, ya que los médicos no los tratan de la misma manera. En las enfermedades autoinflamatorias sucede que:

1. La fiebre es una característica definitoria. Las fiebres recurrentes e inexplicables son el sello distintivo de la enfermedad autoinflamatoria. Las condiciones autoinmunes pueden causar fiebre, pero tienen otras características clave.

2. Los síntomas van y vienen. "Las personas con afecciones autoinflamatorias sienten que desarrollan síntomas espontáneamente, que luego desaparecen del mismo modo", dice el Dr. Brown. En contraste, los trastornos autoinmunes producen síntomas continuos y de mayor duración.

¿Qué tan comunes son las enfermedades autoinflamatorias?

"Las condiciones autoinflamatorias son mucho más raras que los trastornos autoinmunes como la artritis reumatoide o el lupus", dice el Dr. Brown. La mayoría son hereditarias y pueden atribuirse a un defecto genético.

Las enfermedades autoinflamatorias más comunes en los adultos son la fiebre mediterránea familiar y la enfermedad de Still.

¿Qué es la fiebre mediterránea familiar (FMF)?

Esta enfermedad autoinflamatoria es más frecuente en los jóvenes de ascendencia mediterránea ( judíos armenios, turcos, árabes o sefardíes), y afecta a aproximadamente 1 de cada 200 en este contexto. Del 80 a 90% de estas personas experimentan su primer ataque a los 20 años, y el 50% a los 10 años.

La fiebre dura hasta 3 días y luego puede desaparecer durante semanas o meses. La inflamación pulmonar, dolor en las articulaciones, dolor en el pecho y dolor abdominal intenso (tan fuerte que puede confundirse con apendicitis) son comunes.

¿Qué es la enfermedad de Still del adulto?

La enfermedad de Still de aparición en adultos afecta a hombres y mujeres por igual. Algunos médicos sospechan que las infecciones virales o bacterianas son las responsables.

Los casos de enfermedad de Still alcanzan su punto máximo entre los 15 y los 25 años, y luego entre los 36 y los 46 años.

La fiebre puede afectar a diario por algunas horas, generalmente al final de la tarde o al anochecer, y puede durar hasta una semana. Una erupción de color salmón aparece en todo el cuerpo. El dolor de garganta, las articulaciones adoloridas y el dolor muscular, pueden durar hasta 2 semanas.

¿Cómo se tratan las enfermedades autoinflamatorias?

El diagnóstico de las enfermedades autoinflamatorias puede ser un desafío. Sus síntomas imitan a los de otras enfermedades graves, como el lupus y el linfoma.

Para asegurarte de que tu afección se diagnostica y se maneja con precisión, es importante consultar a un reumatólogo con experiencia en el diagnóstico y tratamiento de estas enfermedades poco comunes.

El Dr. Brown dice que el tratamiento adecuado es importante porque la inflamación continua puede causar amiloidosis (una acumulación de proteínas en los riñones), lo que lleva a un daño renal permanente.

Los médicos no están seguros de qué desencadena los brotes autoinflamatorios, pero pueden limitar las actividades diarias. La medicación puede minimizar sus síntomas durante estos episodios.

"Es de esperar que puedas tratar tu afección según sea necesario; si tienes erupciones varias veces al año, solo recetaría antiinflamatorios durante ese tiempo" agrega. "Si tu enfermedad es más grave, tu médico puede ofrecerte otras opciones de tratamiento" concluye el Dr. Brown.

Más para leer sobre la inflamación

Comparte tu opinión