Las piscinas pueden contener gérmenes peligrosos ¿cómo protegerse?

Las piscinas pueden contener gérmenes peligrosos ¿cómo protegerse?
Es importante practicar una natación segura para mantenerse a salvo. | Foto: ISTOCK

Las piscinas representan un gran peligro de infección que permanece oculto bajo el agua. Aunque se vean transparentes y aparentemente limpias, las aguas de los natatorios públicos portan gérmenes que pueden enfermar a quienes nadan allí.

En un nuevo informe recién dado a conocer por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) donde se advierte que las infecciones por criptosporidiosis están creciendo desde 2009 a un ritmo del 13%, las autoridades informan que ésta es la principal causa de brotes de diarrea relacionados con el agua y la tercera causa de diarrea asociada con el contacto con animales en Estados Unidos. Entre 2009 y 2017 afectó a casi 7,500 personas en 40 estados.

Pero hay más peligros en las piscinas, por eso los CDC alertan a la población de los cuidados que hay que tener para no enfermarse o enfermar a otras personas. “¡La diarrea y la natación no se mezclan! La diarrea es la enfermedad acuática recreativa más común (RWI, por sus siglas en inglés). Los nadadores que tienen diarrea, o que han estado enfermos en las últimas dos semanas, corren el riesgo de contaminar el agua de la piscina con sus gérmenes” alertan los CDC.

Las enfermedades diarreicas son causadas por gérmenes como Crypto (Cryptosporidium ), Giardia, Shigella, Norovirus y E. coli O157: H7. Estos gérmenes pueden vivir de minutos a días en piscinas, incluso si la piscina está bien mantenida. Algunos son muy tolerantes al cloro. Una vez que la piscina ha sido contaminada, todo lo que necesita es que alguien trague una pequeña cantidad de agua para infectarse.

Principales peligros en el agua de las piscinas

Crypto: Es la principal causa de brotes de enfermedades diarreicas relacionados con la piscina. Puede permanecer vivo durante días incluso en piscinas bien mantenidas y causa diarrea prolongada (de 2 a 3 semanas).

Giardia: Es otro germen que a menudo causa brotes de enfermedades diarreicas relacionados con la piscina. Es tan resistente que puede sobrevivir hasta 45 minutos, incluso en piscinas bien cloradas. 

Shigella: Las personas que están enfermas de shigelosis tienen gérmenes en sus heces mientras tienen diarrea y hasta una o 2 semanas después de que la diarrea haya desaparecido. Es muy contagiosa: solo una pequeña cantidad de gérmenes puede enfermar a alguien al tragar agua o al nadar en agua contaminada con heces que contienen el germen.

Norovirus: El virus causa vómitos y diarrea acuosa y se propaga muy fácil y rápidamente de unas personas infectadas a otras a través de alimentos, superficies y aguas contaminadas.

E. coli O157: H7: Es otro germen peligroso que causa diarrea severa que suele ser sangrienta, dolor de estómago intenso y vómitos. Dura de 5 a 10 días y se transmite por los alimentos contaminados y sobrevive en el agua de los natatorios públicos. 

¿Cómo se propaga la diarrea en los espacios recreativos de agua?

La diarrea infecciosa puede contener de cientos de millones a mil millones de gérmenes por cada movimiento intestinal.

Tragar incluso una pequeña cantidad de agua contaminada con estos gérmenes puede enfermarte. Pequeñas cantidades de materia fecal de los nadadores se dispersan en el agua mientras ellos nadan. Por eso es muy importante mantenerte fuera de la piscina si tienes diarrea, bañarte antes de nadar y evitar siempre tragar el agua de la piscina.

En las instalaciones públicas de natación, la filtración continua y la desinfección del agua deben reducir el riesgo de propagación de gérmenes. Sin embargo, los nadadores aún pueden estar expuestos durante el tiempo que tarda el cloro en matar los gérmenes (algunos tardan más en morir que otros) o en reciclar el agua a través de los filtros. 

¿Qué debo hacer si tengo diarrea?

Para ayudar a proteger la salud de los demás, no nades cuando tengas diarrea. 

Si tienes diarrea, lo más importante que puedes hacer es beber muchos líquidos para evitar la deshidratación. Esto es especialmente importante para los niños pequeños, las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunitarios debilitados (como los que viven con VIH/SIDA, los que han recibido un trasplante de órganos o los que reciben quimioterapia).

¿Cómo me protejo y protejo a mi familia?

Si vamos a un parque con natatorio publico, todos compartimos el agua en la que nadamos, por lo que cada uno de nosotros desempeña un papel esencial para ayudar a protegernos a nosotros mismos, a nuestras familias y a nuestros amigos de los gérmenes que pueden causar diarrea.

Todos los nadadores deben seguir los siguientes pasos de natación saludables, fáciles y efectivos, que ptoponen los CDC:

  • Mantente fuera del agua si tienes diarrea.

  • Dúchate antes de meterte en el agua.
  • No orines ni hagas caca en el agua.
  • No tragues el agua.

Cada hora, ¡todos fuera!

  • Lleva a los niños al baño.

  • Revisa los pañales y cámbialos en un baño o en un área especial, no junto a la piscina, para mantener a los gérmenes alejados de la piscina.
  • Vuelve a aplicar protector solar.
  • Bebe o hazle beber a los niños mucho líquido.

Más para leer sobre la diarrea

Comparte tu opinión