SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Cómo evitar los molestos eructos

Por -

El eructo constante puede ser molesto y vergonzoso. Aunque en realidad es un proceso normal, cuyo propósito es liberar aire del estómago, se ve mal socialmente. 

Cada vez que comes algo, también tragas aire junto con el líquido o los alimentos. La acumulación de aire en la parte superior del estómago provoca que éste se estire, desencadenando la relajación del esófago y entonces hace presión para salir por la boca, explica la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.

Para evitar esos malos momentos, la clave es reducir la cantidad de aire que tragas, y otros pasos simples brindados por expertos médicos de Harvard Medical School, la escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, en EE.UU.

Sólo hay que concentrarse en algunos cambios de hábitos sencillos: dos de los culpables más grandes de tragar demasiado aire son la goma de mascar y el hecho de fumar, así que habría que considerar dejarlos.

Si usas dentaduras postizas, asegúrate de que encajen perfectamente. Y evita los alimentos y bebidas con aire, como las bebidas carbonatadas y los postres batidos. 

Otra medida sencilla para reducir los eructos: después de comer, considera tomar un paseo en lugar sentarte a ver la televisión. Mantenerse erguido y en movimiento ayuda a vaciar el estómago y alivia la sensación de hinchazón.

Cuando llegue la hora de irte a la cama, trata de dormir sobre el lado derecho para ayudar a liberar el gas y aliviar la sensación de lleno.

Algunas personas se alivian comiendo arroz integral o tomando caldo de cebada. La papaya y la piña también se cree que pueden ayudar. 

Si notas que estás tragando mucho aire, habla con tu médico. A veces este problema (aerofagia) puede estar relacionado con el estrés o la ansiedad, y el tratamiento de estos problemas subyacentes puede ayudar a calmar el tracto digestivo.

7 pasos para aliviar los eructos

1. Evita los alimentos que desencadenan los síntomas.

2. Come porciones pequeñas y no comas en exceso; trata de ingerir porciones más pequeñas y más frecuentes durante el día y asegúrate de masticar la comida lenta y completamente.

3. Evita las actividades que provocan tragar mucho aire, como fumar, comer rápido, masticar chicle y tomar bebidas carbonatadas.

4. Reduce el estrés. Prueba terapias de relajación, terapia cognitivo-conductual o ejercicio. Un entrenamiento aeróbico de 3 a 5 veces por semana puede ayudar, pero no hacer ejercicio justo después de comer.

5. Descansa lo suficiente.

6. No te acuestes dentro de dos horas después de comer.

7. Mantén tu peso bajo control. 

¿Qué es la indigestión?

Tal vez acabas de comer, o has terminado una comida hace una hora o más y ahora tu estómago simplemente "no se siente bien", sino más bien hinchado e incómodo. O quizá es una sensación de ardor, o te sientes mareado, o incluso vomitas. 

Cualquiera de estos síntomas indica que tienes un "malestar estomacal" o indigestión. Si no hay ninguna causa médica conocida para tus síntomas, tu médico lo llamará "dispepsia" o "mala digestión".

La indigestión es real. El término médico para dolor abdominal superior persistente o malestar sin una causa médica identificable es dispepsia funcional. Los síntomas pueden ir y venir en cualquier momento, pero comer a menudo es el disparador. A veces la incomodidad comienza durante la comida; otras veces, aproximadamente media hora más tarde.

Si sufres de dispepsia funcional, no estás solo. Aproximadamente el 25% de la población se ve afectada por este problema, y se presenta tanto en hombres como en mujeres por igual. Es responsable de un porcentaje significativo de visitas a los médicos de atención primaria, en parte porque muchas personas se preocupan de que puedan tener una úlcera.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad