¿Estás desinfectando correctamente los vegetales? Averígualo aquí

¿Estás desinfectando correctamente los vegetales? Averígualo aquí
Emplea técnicas adecuadas para lavar y desinfectar las frutas y vegetales para ayudar a destruir gérmenes nocivos causantes de infecciones alimentarias.

Las frutas y vegetales son excelente fuente de vitaminas, minerales, antioxidantes, fitoquímicos y fibra. Y como parte de una dieta equilibrada te pueden ayudar a proteger de enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

Además, en los planes de alimentación para bajar de peso es esencial consumir vegetales y algunas frutas si sabes prepararlas para no aumentar calorías.

Sin embargo, las frutas y vegetales crudos pueden contaminarse con Salmonella, E. coli y Listeria por lo que es necesario emplear técnicas de lavado y desinfección adecuadas para no enfermarte.

Los Centros para el Control  y Prevención de las Enfermedades de EE.UU. (CDC), estima que los gérmenes de la producción fresca de vegetales y frutas está asociado a un gran porcentaje de las infecciones alimentarias.

Vegetales y frutas, ¿pueden tener coronavirus?

No hay evidencia que las frutas y vegetales o sus empaques estén asociados con la transmisión del coronavirus que causa COVID-19. Para extremar precauciones puedes pasar una toalla desinfectante antes en los paquetes envasados de frutas o vegetales cortados y dejarlos secar.

Como en cualquier tiempo, es necesario seguir las normas y procedimientos de seguridad alimentaria para evitar infecciones alimentarias.

Procesos como la cocción a temperaturas adecuadas ayudan a prevenir las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA), sin embargo es necesario antes lavarlas y desinfectarlas.

Selección y manejo previo

-Elige aquellas frutas o vegetales que no presentan magulladuras o daños visibles.

-Si son frutas o vegetales empacados listos para comer selecciona aquellos que estén en refrigeración o encima de hielo.

-Mantén separados en todo momento desde la compra y en casa los vegetales y las frutas de las carnes, aves y mariscos. Y utiliza diferentes tablas y cuchillos para cortarlos.
En casa:

-El primer paso es el lavado de manos, al menos 20 segundos de preferencia con agua caliente.

-Utiliza utensilios, tablas y recipientes limpios, así como mesas de trabajo deben estar previamente limpias y desinfectadas y posteriormente proceder a la preparación.

Frutas y vegetales empaquetados previamente lavados y listos para comer:

- Los empaques de frutas y vegetales comerciales que han sido previamente lavados y cortados, listos para comer, no es necesario lavarlos.

-Sólo pasa una toalla desinfectante en el envase y déjalo secar al aire. Colócalo en refrigeración lo antes posible. 

5 Pasos de lavado y desinfectado de frutas y vegetales

Lavar y desinfectar frutas y vegetales usando técnicas adecuadas es básico para destruir gérmenes causantes de infecciones alimentarias.

1. Lavar

-Siempre lava las frutas y vegetales frescos al chorro del agua, se recomienda no utilizar jabón o detergente, incluso puede ser dañino. 

-Lava también aquellas frutas o vegetales que consumirás sin cáscara. Ya que pueden contaminarse al eliminar la cáscara o al cortarse si no están lavados.

-Frutas con cáscara (sandía, piña, melón, manzana, durazno, etc.) o vegetales con cáscara (pepino, zanahoria, papa, etc.): Pieza por pieza cepilla y talla suavemente utilizando un cepillo o escobilla con el fin de eliminar residuos.

-Frutas y vegetales pequeños (uvas, ciruelas, ejotes, tomates, etc.): Puedes lavarlos en conjunto.

-Los vegetales de hoja (espinaca, lechuga, acelga, etc.): Deben lavarse hoja por hoja al chorro del agua, eliminando previamente las hojas externas y en mal estado.

2. Escurrir 

Escurre los vegetales y frutas usando un colador.

3. Desinfectar 

Siempre desinfecta piezas de fruta o vegetales enteras sin cortar y con cáscara para evitar entren microbios al interior.

Usa soluciones desinfectantes para alimentos si es necesario siguiendo rigurosamente las indicaciones de la etiqueta del envase en cuanto a concentración, dilución y tiempo. Y deja escurrir. Generalmente no es necesario enjuagar, si enjuagas que sea con agua potable. Y escurre utilizando un escurridor o colador.

4. Cortar

Corta y elimina las partes dañadas antes de preparar o comer las frutas o vegetales. Utiliza tabla y cuchillo exclusivo para cortar frutas y vegetales y emplea diferentes para los crudos y cocidos.   

En el caso de los champiñones corta la base. Los vegetales en manojos como coliflor y brócoli separa los manojos y corta los extremos de cada manojo. Separa y revisa bien cada racimo, elimina los que estén dañados.

Por ejemplo, en el caso de desinfección de fresas debes primero lavarlas y desinfectarlas y al último cortar los tallos. Esto permite que los gérmenes no entren y contaminen la fresa.

5. Secar

Deja secar al aire del ambiente, o puedes usar un centrifugador de vegetales o secar con toalla de papel de cocina. Los vegetales húmedos son susceptibles a contaminación. 

Guarda y refrigera los vegetales lavados y desinfectados o úsalos de inmediato en preparaciones.

Procura cortarlos hasta el momento de que los vayas a utilizar en preparaciones. Coloca los vegetales o frutas en recipientes limpios y secos por separado. O puedes usar bolsas herméticas y envolverlos con toalla de papel limpia para conservarlos por más tiempo.

Por ejemplo las verduras de hoja como lechuga o espinaca pueden conservarse en bolsas de plástico herméticas en la parte de abajo del refrigerador hasta por 10 días, sólo evita que se amontonen y que conserven su humedad natural. 

El brócoli y la coliflor se conservan hasta por 5 días.

En cambio, los vegetales de raíz como zanahorias se conservan más tiempo hasta por dos semanas en bolsas de plástico perforadas que permitan la circulación del aire, también colocadas en refrigeración en la parte de abajo.

Mantener refrigerado

- Refrigera las frutas y vegetales en un lapso de menos de dos horas después de que las cortaste, pelaste o cocinaste. O si estás en un clima cálido en menos de una hora.

Enfría a una temperatura de 40°F (4.4°C). Si puedes consigue un termómetro para tu nevera o refrigerador.

-En el caso de los germinados evita comerlos crudos. Después de lavarlos y desinfectarlos, una cocción ligera puede ayudar a reducir riesgo de ETA.

Lava utensilios empleados y lava y desinfecta superficies como mesas y tarjas al finalizar.

Recuerda estos 5 pasos claves para un lavado y desinfección de frutas y vegetales empleando una técnica adecuada para ayudar a destruir gérmenes nocivos causantes de enfermedades transmitidas por los alimentos (ETA).

Fuentes: CDC, FDA.

Comparte tu opinión