Cómo puede afectar COVID tu cerebro

Cómo puede afectar COVID tu cerebro

Lo que al principio parecían ser síntomas que solo aparecían en los adultos mayores, ahora se ha comprobado que son más frecuentes de lo que se pensaba: COVID-19 puede afectar el cerebro, generar alucinaciones y otras reacciones neurológicas en formas inquietantes y todavía poco conocidas.

COVID-19 se caracteriza por síntomas como fiebre, tos persistente y dificultad para respirar. Pero los adultos mayores, el grupo de edad de alto riesgo de sufrir complicaciones graves o morir por esta condición, podrían no mostrar ninguno de estos síntomas.

Al principio de la infección por coronavirus, los mayores pueden parecer "apagados", y comportarse de manera inusual. Es posible que duerman más de lo habitual o que pierdan el apetito. Pueden parecer apáticos o confundidos, y perder el sentido de la orientación. Pueden marearse y caerse. A veces, dejan de hablar o simplemente se deprimen. Y sufren de alucinaciones.

Nuevos estudios están observando que estas reacciones que se creían propias de los abuelos pueden aparecer en adultos de mucha menos edad.

En mayo, un equipo de científicos japoneses publicó un trabajo que describió un caso de meningitis asociado a COVID en un paciente en sus 50s.

Otro trabajo publicado en julio en Brain, A Journal of Neurology, indicó que información preliminar de análisis clínicos de casos de COVID-19 asociaban la infección con síntomas neurológicos y neuropsiquiátricos.

Expertos dicen que es cierto que el coronavirus afecta menos al cerebro que a otros órganos y una de las razones puede ser que las proteínas que el virus usa para reproducirse en el organismo humano no están presentes en grandes cantidades en la masa cerebral.

Los científicos todavía no tienen muchas respuestas sobre estos síntomas que semejan pesadillas. Un artículo en la revista Nature describe el caso de una mujer en sus 50s que alucinó de tal manera luego de contraer el coronavirus y desarrollar COVID, que creía ver leones y monos en su casa, y estaba convencida que su marido no era su marido sino un impostor.

Se estima que la prevalencia de este grupo de síntomas neurológicos aparece en el 0.04% de los pacientes, entre 10,000 a 50,000 personas a nivel mundial.

Sin embargo, los datos pueden ser inciertos, ya que en el general se basan en las personas que llegan al hospital y son internadas, dejando fuera a decenas de miles que sufren la infección a puertas cerradas, en sus propias casas.

Los neurólogos están desconcertados ya que hasta el momento COVID se había considerado una afección netamente respiratoria.

Se trata de un desafío médico y científico en una enfermedad que hace menos de un año todavía no formaba parte de la realidad humana ni de la literatura médica.

Los investigadores necesitan identificar si lo que afecta al cerebro es la infección directa, o una inflamación producto de la infección (como podría ser en el caso de la meningitis descripta antes).

Las preguntas son muchas: ¿estos síntomas del sistema nervioso perdurarán? ¿Serán crónicos? ¿Y las alucinaciones? ¿Habrá que definir una nueva enfermedad psiquiátrica vinculada a COVID?

La ciencia ya está buscando respuestas.

Más información aquí sobre síntomas de COVID-19

Comparte tu opinión