SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

23 millones perderían el seguro médico bajo el proyecto republicano

El proyecto de ley republicano para reemplazar Obamacare,  aprobado por la Cámara de Representantes,  dejaría 23 millones de estadounidenses sin cobertura médica, según el último informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso.

La CBO, entidad no partidista, proyecta que un total de 51 millones de personas menores de 65 años no estarían aseguradas en 2026  si se aprueba la  llamada la Ley Americana de Cuidado de la Salud, avalada por los republicanos.

Esa cifra es una combinación de los 28 millones de estadounidenses menores de 65 años que todavía carecen de seguro actualmente, bajo la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, conocida como Obamacare, más 23 millones que perderían la cobertura si el Senado aprueba la nueva propuesta de ley. 

Respecto de la proyeccción anterior de la CBO, realizada sobre la primera propuesta republicana,  este nuevo reporte no arroja importantes diferencias, pese a las enmiendas que introdujeron los representantes republicanos.

La evaluación de la CBO plantea el espectro de un gasto de bolsillo muy alto en seguros, especialmente para las personas que viven en estados que optan por ciertas protecciones de la era Obama que afectan tanto a las primas como a los beneficios.

¿Primas más bajas pero menos beneficios?

 "Recordemos lo prometido al pueblo estadounidense (por los legisladores republicanos), más gente asegurada, con mejor cobertura, por menos dinero", dijo Betsy Imholz, directora de proyectos especiales de Consumers Union. "Cada elemento de esta legislación rompe esa promesa". 

Justo antes de la publicación del informe, el Institute for Policy Innovation emitió una declaración en la que reaccionó ante la  decisión de otra aseguradora de salud de retirarse del mercado de seguros.

"Los demócratas vendieron Obamacare como una forma de ampliar el acceso al seguro de salud y reducir los costos", dijo Merrill Matthews, un académico residente del Instituto. "Lo que estamos viendo es un colapso del mercado de seguros individual."

Según el proyecto de ley de la Cámara de Representantes, algunos estados podrían permitir a las aseguradoras reducir la cantidad de beneficios de salud que ofrecen al eliminar uno o más de los "beneficios esenciales de salud" de Obamacare de su lista de condiciones cubiertas, como los estudios preventivos.

Según la CBO, eso significaría que las personas que viven en los estados que recortan esos beneficios "experimentarán aumentos sustanciales en los gastos directos de su salud y decidirían renunciar a los servicios".

Concretamente, si la nueva ley permite a las aseguradoras recortar beneficios que ahora están cubiertos, los pacientes tendrían que pagar por mamografías, colonoscopías y otros estudios de laboratorio destinados a detectar problemas de salud. 

"Asimismo el gasto de bolsillo en servicios de cuidado de maternidad, salud mental y de abuso de sustancias podría aumentar en miles de dólares en solo un año" para las personas que usan esos servicios, señaló el informe.

En esencia, la prohibición de Obamacare sobre los límites anuales y de por vida de los beneficios cubiertos ya no se aplicaría a los beneficios que los estados individuales ahora consideran no esenciales. Las aseguradoras de esos estados podrían entonces ser libres para imponer límites a los beneficios cubiertos, que afecten al acceso de las personas a los medicamentos recetados de alto costo, por ejemplo.

La ventaja, potencialmente, es que las primas de seguro promedio podrían eventualmente bajar de precio, en parte porque el seguro pagaría una proporción menor de los costos de atención médica que Obamacare requiere actualmente, explicó el informe.

Las primas, en promedio, podrían aumentar en el corto plazo, un 20 por ciento en 2018 y un 5 por ciento en 2019, según las estimaciones de la CBO.

Sin embargo, a partir de 2020, las primas promedio variarán dependiendo de cómo los estados reaccionaron a diversas disposiciones de la revisión de la atención de la salud.

Dentro de una década, las primas en algunos estados serían cerca de un 4 por ciento más bajas, dijo la CBO. Otros podrían ver reducciones más sustanciales, que van desde 10 a 30 por ciento, pero sólo porque proporcionaría menos beneficios que los que promueve Obamacare.

Ganadores y perdedores

 Pero no todos los estadounidenses se beneficiarían igualmente, señalaron los expertos.

"Las personas con ingresos más altos verían probablemente que sus primas bajan ligeramente debido a la forma en que se estructuran los créditos fiscales", dijo Sara Collins, vicepresidenta de cobertura y acceso en The Commonwealth Fund. "Y las personas con ingresos más bajos verían aumentar sus primas, con la excepción de los jóvenes".

Sin embargo, habría ahorros de costos para el gobierno federal. Según la CBO, el proyecto de ley de la Cámara, si se aprueba, reduciría el gasto federal en 119.000 millones de dólares en los próximos 10 años.

El mayor ahorro provendría de una reducción de $ 834 mil millones en el gasto de Medicaid y $ 665 mil millones en ahorros que vendrían de reemplazar los subsidios de Obamacare a los estadounidenses de ingresos bajos y medios con nuevos créditos tributarios.

En marzo, la CBO había proyectado que la medida reduciría el déficit federal en 150 billones de dólares en la próxima década. A pesar de que la estimación actual es más baja de lo que se esperaba, fue suficiente para que los líderes de la Cámara envíen el proyecto  al Senado.

Probabilidades de que se apruebe

Un "score" favorable de la CBO era  crucial para el futuro del proyecto de ley de la Cámara de Representantes. Los líderes están usando un proceso conocido como reconciliación presupuestaria para eludir las reglas usuales del Senado y acelerar el voto por mayoría simple.  Sin embargo el ahorro que implicaría para la próxima década podría considerarse insuficiente y descarrilar  el proceso de aprobación en el Senado.

 El proyecto para reemplazar la actual ley de salud, Obamacare, fua aprobada en la Cámara por un estrecho margen,  por 217 votos republicanos contra 213 de los demócratas. 

Mientras tanto, un grupo de senadores del Partido Republicano se ha reunido a puertas cerradas para diseñar su propia versión de un proyecto de ley de revocación y reemplazo.

Los cambios de última hora a la ley no ofrecieron "ninguna mejora real", dijo el Dr. Andrew Gurman, presidente de la Asociación Médica Americana, en un comunicado. "Millones de estadounidenses no tendrán seguro médico, y las familias de bajos ingresos en Medicaid serán las más afectadas".

Fuentes utilizadas: HealthDay; The Commonwealth Fund, Institute for Policy Innovation; The New York Times;  Unión de Consumidores, Asociación Médica Americana y Asociación Americana de Salud Pública; Reporte de la, Congressional Budget Office,  Washington, D.C. (en inglés).

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad