El secreto de las bayas para prevenir el cáncer

El secreto de las bayas para prevenir el cáncer
Son ricas en antioxidanetes que actúan en la prevención de varias enfermedades. | Foto: ISTOCK

Además de ser tentadoras y sabrosas, las bayas pueden cuidar tu salud. Los arándanos, frambuesas, fresas y grosellas negras contienen poderosos antioxidantes llamados flavonoides.

“Los flavonoides son una gran familia de compuestos polifenólicos naturales que proporcionan importantes beneficios para la salud y ayudan a proteger contra el cáncer, el deterioro cognitivo, la diabetes, las enfermedades cardíacas y la obesidad” escribieron los autores de un nuevo estudio recién presentado.

Esos compuestos pueden ayudar a tratar varias enfermedades, incluido el cáncer, según una investigación de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Finlandia Oriental, patrocinada en parte por el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos (NIH).

El poder de las bayas reside en sus pigmentos naturales, las antocianinas, un tipo de flavonoide. 

Su poder para proteger la salud

“Los flavonoides son metabolitos polifenólicos secundarios sintetizados por plantas y hongos con diversos efectos farmacológicos. Debido a su gran cantidad de actividades biológicas, se han estudiado ampliamente en el desarrollo de fármacos. Se ha demostrado que los flavonoides modulan la actividad de una enzima, la SIRT6” escribieron los científicos al presentar su estudio publicado en Scientific Reports.

“Debido a que la enzima SIRT6 ha sido implicada en la longevidad, el metabolismo, la reparación del ADN y la reducción de la respuesta inflamatoria, es un objetivo interesante de estudio en las enfermedades inflamatorias y metabólicas, así como en el cáncer” señalaron.

Los investigadores, dirigidos por la Dra. Minna Rahnasto-Rilla, descubrieron que un tipo de antocianina, conocido como cianidina, que se encuentra en el arándano y las frambuesas, aumentó 55 veces la producción de SIRT6 en las células y disminuyó la expresión de los genes del cáncer, a la vez que aumentó la expresión del gen FOXO3, que es un supresor tumoral. 

En síntesis, este compuesto de las bayas pareció reducir la actividad de los genes causantes del cáncer y aumentar la actividad de los genes protectores contra el cáncer.

Esto abre nuevas vías de investigación sobre los efectos anticancerígenos de las bayas.

Bayas para conservar la memoria y contra la diabetes

El consumo regular de bayas, como los arándanos y las fresas, podría ayudar a mantener el cerebro en buen funcionamiento mientras se envejece, sugiere una investigación de 2012 del Hospital Brigham y Women's y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston, EE.UU.

El estudio halló que las mujeres con un mayor consumo de bayas parecían retrasar el envejecimiento cognitivo en hasta 2.5 años. La cognición se refiere a actividades cerebrales como pensar, recordar y razonar.

Otra evidencia científica señala que las bayas ayudan a luchar contra la diabetes. De acuerdo con los resultados publicados en Journal of Nutrition en 2013, el consumo elevado de sustancias como las flavonas y las antocianinas (tipos de flavonoides) contenidas en dichos alimentos, fueron asociados con una menor resistencia a la insulina y una mejor regulación de la glucosa en sangre

Comparte tu opinión