SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

TODO SOBRE ALZHEIMER
Sueño deficiente y adormecimiento, ¿señales tempranas de Alzheimer?

Las personas que dormitan en momentos inapropiados, incluso si duermen más de lo suficiente, tienen mayores probabilidades de presentar evidencia preclínica temprana de Alzheimer durante escaneos cerebrales, según un nuevo estudio.

El Alzheimer es la sexta causa de muerte entre adultos en Estados Unidos y la tasa de mortalidad aumentó un 55% entre 1999 y 2014, según las últimas estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Es una enfermedad difícil de detectar en las primeras etapas porque los síntomas no aparecen hasta más adelante.

Las interrupciones en el ciclo de actividad de descanso en adultos cognitivamente normales ocurren antes de que surjan cambios cognitivos y pueden ser un biomarcador de la enfermedad de Alzheimer preclínica, sugirió un estudio observacional de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, publicado en JAMA Neurology.

Los investigadores analizaron datos de 189 adultos cognitivamente normales con una edad promedio de 66 años. Sus ciclos de sueño se monitorearon durante una o dos semanas usando dispositivos similares a los rastreadores de ejercicio.

Los nuevos hallazgos podría ayudar a los médicos a identificar con anticipación a las personas en riesgo de desarrollar la enfermedad, esto es de fundamental importancia ya que el daño del Alzheimer puede comenzar en el cerebro entre 15 a 20 años antes de que aparezcan los síntomas clínicos, señalaron los investigadores.

"En este nuevo estudio descubrimos que las personas con enfermedad de Alzheimer preclínica tenían más fragmentación en sus patrones de actividad (sueño-vigilia), con más períodos de inactividad o sueño durante el día y más períodos de actividad durante la noche", explicó el autor principal doctor Yo-El S. Ju, de la Universidad de Washington.

La investigación muestra por primera vez que el deterioro de los ritmos circadianos ocurre antes que cualquier síntoma cognitivo de la enfermedad, agregó.

Interrupciones del sueño

Ente los participantes, a algunos se les realizaron tomografías por emisión de positrones (PET) para buscar placas amiloides relacionadas con el Alzheimer en sus cerebros. A otros se les analizó el líquido cefalorraquídeo para detectar proteínas relacionadas con el Alzheimer y otro grupo, tuvo ambas pruebas.

Del total, 139 no tenían evidencia de la proteína amiloide que significa enfermedad de Alzheimer preclínica. La mayoría tenían ciclos normales de sueño y vigilia, aunque muchos tenían alteraciones circadianas que estaban relacionadas con la edad avanzada, la apnea del sueño u otras causas.

Pero entre las otras 50 personas, que tenían exploraciones cerebrales anormales o líquido cefalorraquídeo anormal, todas experimentaron interrupciones significativas en sus relojes corporales internos, determinados por cuánto descansaron durante la noche y qué tan activos estuvieron durante el día. Las interrupciones en el ciclo de sueño / vigilia permanecieron incluso después de que los investigadores controlaron estadísticamente la apnea del sueño, la edad y otros factores.

Pruebas con ratones

Los investigadores también realizaron un estudio separado en ratones que muestra cómo las alteraciones circadianas similares aceleran el desarrollo de placas amiloides en el cerebro, que están relacionadas con el Alzheimer.

Estudios previos en la Universidad de Washington, realizados en personas y en animales, han encontrado que los niveles de amiloide fluctúan de maneras predecibles durante el día y la noche. Los niveles de amiloide disminuyen durante el sueño, y varios estudios han demostrado que los niveles aumentan cuando se interrumpe el sueño o cuando las personas no reciben suficiente sueño profundo.

"Estas interrupciones en los ritmos circadianos pueden servir como un biomarcador para la enfermedad preclínica. Queremos traer de vuelta estos temas en el futuro para aprender más sobre si los problemas de sueño y ritmo circadiano llevan a un mayor riesgo de Alzheimer o si los cambios cerebrales de la enfermedad de Alzheimer causan ciclos de sueño / vigilia y problemas circadianos", dijo dijo Ju.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad