Remedios caseros para la tos de los niños

Foto: GETTY IMAGES

Puede sonar fatal, pero la tos es un reflejo saludable e importante para cuidar las vías respiratorias de la garganta y el pecho. También es el síntoma más frecuente ante la presencia de una enfermedad durante la infancia. Aquí te contamos que puedes hacer para controlarla entre los más pequeños.

5 causas de la tos crónica
La tos no significa gripe
Foto: GETTY IMAGES

La tos no significa gripe

Como señalamos, la tos es una manifestación natural del cuerpo para despejar las vías respiratorias. Sin embargo, si se vuelve persistente puede ser señal de un resfrío, una alergia o un trastorno mayor, como el asma. En los niños puede aparecer de manera súbita y durar hasta cuatro semanas o más.

Remedios caseros, ¿son seguros?

La primera medida es siempre consultar con el pediatra, quien dará las recomendaciones del caso. Dicho esto, estudios científicos avalan el consumo de productos caseros para aminorar los síntomas de la tos. A continuación, te presentamos los más efectivos y sencillos de incorporar:

1. Vapor

Haz que el niño tome un baño de vapor, esto incrementará la humedad en el aire y puede ser de ayuda para aliviar la garganta seca o irritada. Otra buena opción es colocar un vaporizador en la habitación para lograr que el sueño no se vea drásticamente alterado por la tos persistente.

2. Gotas nasales

La tos puede aparecer tanto con la nariz llena de moco, como cuando está seca. Para la segunda opción es muy útil recurrir a la irrigación nasal con una solución salina. Puedes prepararla mezclando agua con una cucharadita de sal. Al aplicarla hidratarás las fosas nasales y aliviarás la irritación.

3. Sopa de pollo
Foto: ISTOCK

3. Sopa de pollo

Esta es una reconocida opción del saber popular y un remedio en la agenda de todas las abuelas. Sin embargo, la ciencia lo respalda, según diferentes investigaciones la importante presencia de hierro y zinc en este platillo sería ideal para acelerar la recuperación en un cuadro de tos intensa, especialmente si hay mucha flema.

Cómo elegir las sopas más saludables

4. Miel

La miel es muy valorada por sus propiedades antibacterianas y está aprobada por las autoridades para tratar las heridas. Otro fantástico beneficio de este alimento sería aliviar la tos nocturna, solo debe consumirse por la noche, una hora antes de acostarse. Su efecto sería más intenso si el pequeño padece una infección de las vías respiratorias superiores.

Conoce los dulces beneficios de la miel

5. Té

El té es una bebida que se caracteriza por su rico contenido en flavonoides, específicamente catequinas, sustancias antioxidantes ideales para prevenir diferentes enfermedades. Puedes prepararlo con limón (para agregar vitamina C) y con miel (para que el sabor sea del agrado de los niños). Beberlo regularmente ayudará que la tos mejore lentamente.

Los beneficios de beber té negro

6. Chocolate caliente

Diferentes investigaciones encontraron que la teobromina, un componente esencial de la cocoa, tendría la capacidad de aliviar la tos persistente que aparece en los niños tras una infección viral. Según los profesionales, es un remedio esencial, al alcance de todos y muy atractivo para los pequeños.

El lado bueno de comer chocolate

7. Nebulizador

Si la tos es muy perruna, puede tratarse de un Crup, es decir, una infección de las vías respiratorias superiores causada por un virus. No te asustes si al toser el pequeño suena como un viejo fumador con bronquitis: es el efecto que provoca el cierre de las cuerdas vocales. Para acabar con ese horrible síntoma puedes usar un nebulizador.

Qué es el Crup
8. Jarabes
Foto: GETTY IMAGES

8. Jarabes

Hace 30 años, los jarabes para la tos eran la pesadilla de todo niño. Hoy, gracias a sus deliciosos sabores frutales, como de cereza y uva, los pequeños pueden tomarlos con placer. Al igual que las opciones caseras que suelen ser sabrosas. ¡Curarse ya no es un castigo!

Cuándo darles jarabe a los niños

Remedios de venta libre

Si la tos es persistente deberás consultar a un pediatra, que auscultará al pequeño para ver si sus pulmones y corazón suenan bien, palpará las amígdalas y mirará en lo profundo de oídos y garganta para corroborar que no hay infección. Para tratar la tos seca puede recomendar el uso de antitusivos, aunque estos fármacos no deben usarse en menores de 4 años.

Cuidado con el contagio
Foto: GETTY IMAGES

Cuidado con el contagio

El problema de la tos persistente es que las mismas escuelas son "focos infecciosos". Muchos niños las padecen y se contagian unos a otros, por eso, los especialistas aconsejan enseñarles a toser correctamente para no contagiar a otros. Deben taparse la boca con el antebrazo, ya que, si lo hacen con la mano, transportaran los virus con mayor facilidad hacia todo lo que toquen.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Kids Health, Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano, Natural Medicines.

Comparte tu opinión