Mucha agua y menos sodio para prevenir los cálculos renales

Foto: ISTOCK

Una piedra o un cálculo renal es una pieza sólida de material que se forma en el riñón debido a sustancias presentes en la orina. Puede ser tan pequeña como un grano de arena o tan grande como una perla. La mayoría de las piedras renales se eliminan del cuerpo sin ayuda médica. Pero algunas veces una piedra no es fácil de eliminar. Puede atorarse en las vías urinarias, bloquear el flujo de orina y causar un gran dolor.

Conoce 10 remedios naturales
Aumentan los casos
Foto: ISTOCK

Aumentan los casos

La incidencia de cálculos renales ha aumentado tanto en hombres como mujeres de Estados Unidos, según un estudio publicado en la revista Mayo Clinic Proceedings. La investigación observó la prevalencia de piedras en el riñón en más de 10.000 residentes de Minnesota durante un periodo de casi tres décadas, entre 1984 y 2012.

Más en mujeres que en hombres

Un estudio reciente encontró que los cálculos renales aumentaron más de cuatro veces entre las mujeres, y más del doble en los hombres. Las mujeres jóvenes entre los 18 y 39 años presentaron el mayor incremento, pasando de 62 a 252 casos (por 100.000 personas-año) desde 1984 hasta 2012. Una persona-año es una medida que se refiere a un año vivido por cada participante durante el tiempo de la investigación.

Piezas que se cristalizan
Foto: ISTOCK

Piezas que se cristalizan

Los cálculos renales son relativamente comunes, pues afectan aproximadamente al 10% de la población en algún momento de su vida. Son causados por piezas de material sólido que se cristalizan en el riñón, la uretra o la vejiga debido a diversos factores genéricos y ambientales, indicó el doctor John Lieske, profesor de medicina en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota, y autor principal del estudio.

Dieta y no beber suficiente líquido
Foto: ISTOCK

Dieta y no beber suficiente líquido

Muchos casos de cálculos renales están relacionados con la genética, dijo el doctor John Lieske, profesor de medicina en la Clínica Mayo de Rochester. “Demasiado calcio en la orina es, efectivamente, uno de los factores en muchos de estos pacientes, pero no en todos. También hay otras circunstancias que entran en juego y que están relacionadas con la dieta o con no beber suficiente líquido”.

Cómo detectar la deshidratación

Muy doloroso

Las piedras en el riñón son muy dolorosas y pueden ocasionar "cólicos renales" que llegan como contracciones y se extienden desde la parte baja de la espalda hasta el interior del muslo. Ralph Clayman, profesor de urología en la Universidad de California, refiere que a la enfermedad se le conoce como “el parto masculino”. “Es extremadamente doloroso. El cólico renal es muy doloroso y, muchas veces, las personas necesitan opioides para soportarlo”

Analgésicos naturales

Señales ineludibles

Los siguientes signos pueden indicar la existencia de cálculos renales que necesitan atención médica: dolor extremo en la espalda o un costado que no desaparece, sangre en la orina, fiebre y escalofríos, vómitos, orina con mal olor o con apariencia turbia, sensación de ardor al orinar.

Muchas ganas de orinar
Diagnóstico y tratamiento
Foto: ISTOCK

Diagnóstico y tratamiento

Los especialistas determinan la existencia de piedras en los riñones a través de análisis de orina, de sangre y de diagnósticos por imagen. Si una piedra no pasa por sí sola, es posible que se necesite tratamiento. Este puede ser a través de ondas de choque (un endoscopio insertado a través del tubo que lleva la orina fuera del cuerpo, llamada uretra) o con cirugía.

Entre dos y tres litros de agua
Foto: ISTOCK

Entre dos y tres litros de agua

Mantenerse hidratado y reducir la ingesta de sodio puede ayudar a prevenir la mayor parte de los cálculos renales. Beber entre dos o tres litros de agua al día puede ayudar a eliminar pequeñas piedras — de menos de tres milímetros de diámetro — a través del sistema urinario. Permanecer hidratado (tener suficiente líquido en el cuerpo) mantendrá la orina diluida. Esto hace más difícil que se formen los cálculos.

No me gusta el agua. ¿Qué puedo tomar?

Otros líquidos

Además de agua también puedes tomar refresco de jengibre, gaseosas de lima limón y jugos de fruta. Debes tomar suficientes líquidos a lo largo del día para producir al menos 2 cuartos (2 litros) de galón de orina cada 24 horas de color claro. Reduce el café, el té y las bebidas de cola a 1 o 2 tazas (250 o 500 mililitros) por día. La cafeína puede hacer que pierdas líquido demasiado rápido, lo que puede llevar a que te deshidrates.

Jugos que regulan la digestión

La dieta que recomiendan

Come productos bajos en sal o sin sal agregada. Los alimentos regulares enlatados y los alimentos procesados normalmente son ricos en sal. Consume solo 2 o 3 porciones al día de alimentos con mucho calcio, como leche, queso, yogur, ostras y tofu. Come limones o naranjas, o bebe limonada fresca. El citrato que contienen estos alimentos evita la formación de cálculos. Reduce cantidad de proteínas. Escoge carnes magras.

Evita los suplementos
Foto: ISTOCK

Evita los suplementos

No tomes calcio ni vitamina D adicionales, a menos que el médico que te esté tratando se lo recomiende. Ten cuidado con los antiácidos que contienen calcio extra. Pregunta por los medicamentos más seguros para que los tome.

A veces reaparecen

El principal factor de riesgo para los cálculos renales es no tomar suficiente líquido. Los cálculos renales tienen más probabilidad de formarse si produces menos de 1 litro (32 onzas) de orina diario. Y no hay que olvidar que los cálculos a menudo reaparecen. Esto ocurre con mayor frecuencia si no se encuentra y se trata su causa.

Fuentes consultadas
Foto: ISTOCK

Fuentes consultadas

John Lieske, profesor de medicina en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota Clínica Mayo Biblioteca Nacional de Medicina Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales

Comparte tu opinión