No me gusta el agua. ¿Qué puedo tomar?

Foto: ISTOCK

Sabes que el agua es fundamental para tu organismo, pues tu cuerpo está hecho de un 60% de agua: tres cuartos de tu cerebro y tu corazón, el 83% de tus pulmones y el 31% de tus huesos son agua. La gran mayoría de ese líquido desaparece a través de la orina y el sudor. Por esa razón, beber suficiente agua cada día es, sin lugar a dudas, fundamental para tu salud. Sin embargo, hay gente que no tolera el sabor del agua. Pero algo debe beber, no?

El mito de los 8 vasos

Durante mucho tiempo se mantuvo la tesis de que era importante tomar 8 vasos de agua al día. Un estudio del British Medical Journal derribó ese mito. Heinz Valtin, en un artículo del American Journal of Physiology, señaló que la adecuada ingesta de líquidos por lo general se obtiene a través del consumo diario de jugo, leche, café y otras bebidas. Y que el consumo excesivo de agua puede ser peligroso.

Cualidades del agua mineral
Otras fuentes importantes
Foto: ISTOCK

Otras fuentes importantes

El Dr. Aaron Carroll, de Indiana University School of Medicine, afirmó, en un artículo en The New York Times, que el agua está presente en frutas y verduras. En los jugos, en la cerveza, el té y el café. Y aunque recomienda el agua como la mejor bebida para consumir, no es la única fuente de hidratación. Puedes consumir parte del agua que necesitas a través de las bebidas y no tienes que preocuparte tanto por no sentir sed.

Jugos para la digestión

¿Cuánto líquido es suficiente?

No hay una cantidad mágica ni fija de agua o líquido que los niños necesiten beber cada día. Por lo general, a los niños les gusta beber algo en las comidas y es indudable que tienen que beber cuando tienen sed. Pero, cuando apriete el calor y/o hagas ejercicio, necesitarás beber más. Asegúrate de beber más agua de la habitual cuando haga calor, sobre todo mientras practiques deporte o ejercicio físico.

Si mis hijos no toman agua

Evita la deshidratación

Cuando tu cuerpo no tiene suficiente agua, se dice que te estás deshidratando. La deshidratación también puede impedirte ser rápido, tener las ideas claras y ser eficiente. Una deshidratación grave puede hacer que te sientas muy mal. O sea que, cuando apriete el calor, ten siempre a mano una botella de agua. El agua no solo evita la deshidratación, sino que es de lo más refrescante y no contiene ni una sola caloría.

Cómo reconocer si estás deshidratado
Rodajas para darle sabor
Foto: ISTOCK

Rodajas para darle sabor

Si tu eres de esas personas que no soportan el sabor del agua, pero que están conscientes de la importancia de mantenerse hidratados, te informamos que las frutas y verduras como el melón o el pepino tienen grandes cantidades de agua. Y otra opción, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés) es agregar una rodaja de lima o limón para darle algo de sabor al agua.

Frutas saludables

Frutas y verduras

Para que puedas complementar tu requerimiento de agua al día, debes conocer la lista de la mejores frutas y verduras que te ayudarán a hidratarte. De acuerdo con la Academy of Nutrition and Dietetics la sandía es 90% agua, lo que la hace ideal para ser una fuente de hidratación, además contiene propiedades depurativas. El melón es agua en 85 a 90% por lo que te aportará una buena cantidad de líquido.

Beneficios de la sandía
Agua de coco
Foto: ISTOCK

Agua de coco

El agua de coco contiene electrolitos, por lo que ayuda a tu cuerpo a hidratarse incluso más rápido que el agua. Además contiene pocas calorías. El agua de coco posee un alto contenido de sales minerales por lo que en algunos casos podría sustituir a las bebidas deportivas, según investigadores de la Universidad Southeast, en Nueva Albany. Posee cinco veces más potasio que el Gatorade o el Powerade, aseguró Chhandashri Bhattacharya, del estudio

Beneficios del coco

Té helado

Es una bebida que además de refrescante contiene gran cantidad de antioxidantes, por lo que es una buena alternativa para el agua. El té frío o té helado es una bebida preparada a partir de la infusión de té (Camellia sinensis), que se puede mezclar con otros componentes como limón, frambuesas, etc. para realzar su sabor. El té se debe preparar con agua caliente para que libere los minerales, taninos y la cafeína que contiene.

Café frío
Foto: ISTOCK

Café frío

Según estudios realizados por la Universidad de Birmingham, el café frío, bebido en cantidades moderadas aporta cualidades hidratantes muy similares a las del agua, mientras facilita su consumo al servirse en formato ‘cup’ fácil de llevar para consumir en cualquier momento. ¿Un plus? No hay que esperar a beberlo, como en el caso del café caliente: es una forma 100% fresca de solucionar la sed al instante.

Comparte tu opinión