Kim Kardashian no quiere ser una embarazada gorda

Le da terror tener "papada"

Desde que se enteró de su embarazo, la mediática Kim no falta ni un día a sus clases de gimnasia en el Studio City de Tracy Anderson. Y hasta confesó que no puede dormir, de tan preocupada que está por su figura. Por miedo a tener una “doble papada”, reveló por Twitter que está haciendo ejercicios que buscó por Google.
Le da terror tener "papada"
Crédito:Grosby

Ejercicio: ¿mucho o poco?

La actriz empezó con cuatro días de entrenamiento para adaptarse, y luego pasará a seis días por semana. Según su entrenadora, un día libre es suficiente, y creó un plan especial para embarazadas, donde se trabaja cada zona del cuerpo según el estado de la gestación.
Ejercicio: ¿mucho o poco?
Crédito:Grosby

Seguir la rutina habitual

El American College of Obstetrics and Gynecology recomienda que la embarazada siga con su rutina habitual de ejercicios. Antiguamente se creía que la actividad fisica en esta etapa era peligrosa y podía provocaba partos prematuros, afectar el desarrollo del bebé, o causar la interrupción del embarazo por muerte del bebé.
Seguir la rutina habitual
Crédito:Shutterstock

Un pie le pide permiso al otro

Aunque a veces pueda sentirse cansada y le haga falta una dosis extra de motivación para calzarse las zapatillas y empezar a moverse, los beneficios son muchos. Ayuda a reducir dolores musculares y posturales, reduce la posible constipación, ayuda a dormir mejor, y reduce el riesgo de diabetes gestacional y depresión.
Un pie le pide permiso al otro
Crédito:Shutterstock

No es tan malo

Un embarazo activo también ayuda a tener un mejor trabajo de parto, ya que los músculos y el cuerpo en general tienen mayor flexibilidad. En el primer trimestre puede costar un poco, ya que se siente más cansancio. En el segundo, sobra la energía, y en el tercero… no es tan malo.
No es tan malo
Crédito:Shutterstock

Pequeñas delicias de la vida prenatal

Hay ejercicios prenatales diseñados para esta etapa, y además le permiten a la futura mamá estar en contacto con pares. Allí podrá ponerse al día con detalles del embarazo, incluso los que no son tan “agradables” como hemorroides, pies hinchados y fatiga. Y tal vez hasta pueda recibir consejos de gran utilidad.
El tema del estreñimiento
Pequeñas delicias de la vida prenatal

Ejercicios que conviene evitar

Las clases avanzadas de yoga, las de step o con coreografías no son las más indicadas. En estas rutinas se realizan poses complicadas, giros abruptos, cambios de dirección y movimientos violentos. Al tener alterado su sentido del equilibrio se puede llegar a tropezar, caer o chocar con otra persona, con el peligro que esto supone.
15 bailes que queman calorías
Ejercicios que conviene evitar
Crédito:Shutterstock

Lo que sí

Pilates es una de las mejores disciplinas para esta etapa, ya que permite mantener un buen tono muscular, sobre todo en el abdomen. Esto ayudará a compensar el sobrepeso en la espalda y evitar dolores posturales. Evita ejercicios en los que haya que estar mucho tiempo boca arriba; hay varios en las clases de Pilates mat.
Hillary Duff baja de peso con Pilates
Lo que sí
Crédito:Shutterstock

Peso extra para la exuberante Kim

Durante el embarazo se acumula grasa en los senos y las glándulas mamarias aumentan de tamaño. A las 6 semanas crecen hasta tener un talle más, pero ¡seguirán creciendo! Para ayudar a la musculatura, hay que fortalecer el tren superior, trabajando hombros, bíceps, tríceps y pectorales.
Peso extra para la exuberante Kim
Crédito:Grosby

Yoga, una buena opción

Ayuda a fortalecer la pared abdominal y aumentar la flexibilidad. Es la disciplina ideal ya que sus movimientos son suaves con énfasis en la respiración y la meditación, que también sirven para que la futura mamá entre en contacto con su cuerpo. Hay que evitar estar mucho tiempo sobre la espalda o sobre la panza y hacer torsiones intensas.
Entre la alfombra roja y el mat de yoga
Yoga, una buena opción
Crédito:Shutterstock

¿Qué dicen los expertos?

Según la American Society for Obstetrics and Gynecology, el ejercicio mejora la salud de la futura mamá, evita que gane peso de más y prepara el cuerpo para un mejor parto y posparto. Tiene grandes beneficios psicológicos sobre todo en el primer trimestre.
¿Qué dicen los expertos?
Crédito:Shutterstock

Gimnasia acuática

Es ideal porque no se siente el peso de la panza y se puede hacer durante todo el transcurso de la gestación. Las articulaciones lo agradecen ya que no sufren impacto, pero es recomendable usar calzado para agua, que evitan resbalones en el fondo de la pileta. Permite fortalecer brazos, abdominales y piernas.
Gimnasia acuática
Crédito:Shutterstock

Cardio: "realmente" sirve

Si la mujer era activa antes de quedar embarazada, como en el caso de Kate Middleton, esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra, podrá seguir ejercitando normalmente. Si no lo era, no es el mejor momento para empezar, pero 30 minutos diarios de caminata hacen muy bien.
La dieta del embarazo de Kate
Cardio: "realmente" sirve
Crédito:Grosby

Penélope busca la mejor opción

La cinta de caminar es ideal porque se controlar la inclinación del “terreno” en función al cansancio. El elíptico compromete más las articulaciones y requiere mantener un poco más el equilibrio. Penélope Cruz hace ejercicio variado, y combina elongación, cardio y pesas livianas.
Penélope Cruz lleva vida sana con dieta mediterránea
Penélope busca la mejor opción
Crédito:Grosby

Bibicletas fijas, sí

Se puede utilizar la bicicleta vertical, o la reclinada, que permite apoyar las espalda. Es la que prefieren las embarazadas ya que les da un alivio en la espalda, que siempre está tan comprometida. Pero en cuanto la panza se pone muy voluminosa, suele chocarse con las rodillas y resulta incómodo pedalear.
Bibicletas fijas, sí
Crédito:Shutterstock

Cuidado con la hidratación

La embarazada tiene que tener especial cuidado de mantenerse bien hidratada, y evitar los golpes de calor durante el ejercicio. Su consumo calórico diario debe ser de unas 3000 calorías, que le permitan tener nutrientes suficientes para ella y el bebé.
Cuidado con la hidratación
Crédito:Shutterstock

Ejercitar con seguridad, no como Lola Ponce

Nadar, caminar, hacer ejercicio acuático, andar en bicicleta fija, son varias las actividades para la embarazada. Las pesas, se hacen con moderación y sin mucha carga y la bicicleta tradicional, como la que usa Lola, no es recomendable por el tema del equilibrio, ya que podría caerse. Ejercitar sí, pero con cuidado.
Estos famosos van a todas partes en bicicleta
Ejercitar con seguridad, no como Lola Ponce
Crédito:Grosby
Comparte tu opinión