Hidroterapia ¿qué se puede curar con agua?

Foto: ISTOCK

La hidroterapia, una forma antigua de tratar algunos problemas de salud, es la aplicación de agua a diferentes temperaturas o diferentes estados físicos como vapor, líquido o hielo, con fines terapéuticos. Comprende la fisioterapia acuática, los baños de ducha, sauna o inmersión, las compresas y el hidromasaje. Conoce qué enfermedades se pueden aliviar con agua, según lo que ha comprobado la ciencia.

1. Osteoartritis
Crédito:Wikipedia

1. Osteoartritis

El ejercicio acuático, además de brindar bienestar, mejoró modestamente el dolor, la discapacidad y la calidad de vida en pacientes con artrosis de rodilla y cadera, cuando realizaron sesiones de 30 a 60 minutos, 2 a 3 veces por semana durante 12 semanas.

2. Artritis reumatoide (AR)

Se comprobó que hacer 30 minutos de ejercicios acuáticos 1 o 2 por veces por semana durante 4 a 6 semanas, mejora la percepción de la gravedad de la enfermedad, la sensibilidad en las articulaciones y la capacidad de movimiento en pacientes con artritis reumatoide.

3. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
Crédito:Wikipedia

3. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

Recibir 45 minutos de entrenamiento físico en agua 3 veces por semana durante 12 semanas mejora la distancia de caminata sin sofocarse y el bienestar, en comparación con la falta de entrenamiento o el entrenamiento en tierra en pacientes con EPOC de moderada a grave.

4. Claudicación

La claudicación, un dolor causado por el flujo sanguíneo muy bajo, casi siempre durante el ejercicio, es una enfermedad que afecta los vasos sanguíneos de las piernas, pero también afecta los brazos. Se comprobó que sumergir los pies en agua enriquecida con dióxido de carbono durante 30 minutos, 5 veces por semana durante 4 semanas, aumenta la capacidad de caminar sin dolor, y mejora el flujo de sangre.

5. Diabetes

Sentarse en un jacuzzi con agua tibia durante 30 minutos 6 días a la semana durante 3 semanas, disminuye la glucemia en ayunas. Sin embargo, existen complicaciones asociadas con la diabetes tras el uso de tinas calientes, por lo que se debe prestar especial atención a la temperatura del agua.

6. Recuperación tras la actividad física
Foto: ISTOCK

6. Recuperación tras la actividad física

La terapia de inmersión en agua fría puede mejorar la recuperación muscular y disminuir la fatiga en atletas que participan en deportes de equipo como baloncesto, rugby y fútbol. Pero también en forma de vapor ayuda el agua: pasar 30 minutos en un baño sauna inmediatamente después de hacer ejercicio hasta 13 veces durante 3 semanas, retrasa la el agotamiento en los deportistas.

7. Fibromialgia

Tomar un baño de hidromasaje 3 veces por semana durante aproximadamente 3 semanas reduce la intensidad máxima del dolor en pacientes con fibromialgia. Añadir aceite de valeriana a la bañera de hidromasaje parece mejorar el sueño y reduce el número de puntos sensibles al dolor.

8. Insuficiencia cardíaca

Si las personas con insuficiencia cardíaca se exponen durante 6 semanas a la hidroterapia intensiva, que incluye baños intermitentes de calor y frío en diferentes partes del cuerpo, mejorará su calidad de vida y disminuirán los síntomas de la enfermedad.

9. Picaduras de medusas
Foto: ISTOCK

9. Picaduras de medusas

Sumergir la piel afectada por una picadura de medusa en agua caliente durante 10-20 minutos reduce el dolor en comparación con la aplicación de una bolsa de hielo.

10. Dolor en la espalda baja
Foto: ISTOCK

10. Dolor en la espalda baja

Realizar ejercicios en agua 2 veces a la semana durante 6 semanas mejora el dolor y la capacidad funcional en personas con dolor en la parte inferior de la espalda. Sin embargo, no hay tanta diferencia en la mejora si se realizan ejercicios en tierra.

11. Insomnio
Foto: GETTY IMAGES

11. Insomnio

Tomar baños de agua tibia de 30 minutos durante la tarde aumenta la somnolencia a la hora de acostarse, el sueño de onda lenta y el sueño en etapa 4, en comparación con las personas que no tienen este ritual relajante.

12. Venas varicosas

Administrar tratamientos de hidroterapia con calor intermitente (38 ℃, 1-2 minutos) y agua fría (10-15, 10-20 segundos) durante un total de 12 minutos, 5 veces por semana durante 24 días, puede mejorar la sensación de incomodidad en comparación con las personas con várices que no utilizan esta terapia. Fuente de la información general: Natural Medicines.

Comparte tu opinión