Gemoterapia, el secreto de sanar con piedras

Un recurso natural
Crédito:Shutterstock

Un recurso natural

Desde montañas cercanas o lugares remotos provienen las distintas piedras a las que una corriente de medicina alternativa atribuye poderes curativos. ¿Realmente es posible que una gema logre curarnos? Conoce los diferentes puntos de vista.

¿Qué es la gemoterapia?

Es una disciplina dentro de la medicina alternativa que se basa en la creencia de que el ser humano, además del cuerpo físico, está formado por otros cuerpos energéticos internos que le dan vitalidad y actividad al organismo. Sería allí donde "nacen" los deseos, las emociones y los sentimientos.

Creer en la gemoterapia
Crédito:Shutterstock

Creer en la gemoterapia

Ante la pregunta de si es posible que cada piedra tenga un “poder” especial para mejorar el equilibrio físico, emocional y mental, quienes creen, dicen que sí. Y afirman que se aplican de distintas formas por un experto, quien las ubica sobre los distintos centros energéticos del cuerpo.

Gemoterapia y cristaloterapia

“Se propone ayudar con el equilibrio físico, emocional y espiritual, y la curación. Según textos tántricos, hay un número de puntos del cuerpo desde donde fluyen las fuerzas psíquicas: los 'chakras'. Existen diferentes hipótesis, pero lo más aceptado es que son 7”. Fuente: Natural Standard (NS).

El aura

Según quienes creen, las piedras curativas poseen un campo energético y vibratorio que ayuda a recuperar el equilibrio en el cuerpo espiritual de cada uno o el “aura”, una energía electromagnética que sobresale del cuerpo físico y que se supone es donde se generan las enfermedades.

¿Cómo se tratan los chakras?

Para acceder al poder de las gemas, se debe estar cómodamente acostado/a y colocar la adecuada en cada chakra, descansar para restaurar la armonía. Lo ideal, aseguran, es que la colocación la realice un experto. También se pueden utilizar en accesorios de bisutería. Conoce las gemas más utilizadas.

Malaquita
Crédito:Shutterstock

Malaquita

Se dice que refuerza los ojos, ayuda a dormir, equilibra el cerebro y es excelente para aliviar dolores. Es un purificador del sistema digestivo, equilibra el azúcar en la sangre y los niveles de bilis, aumenta la cantidad de leche materna y equilibra los ciclos menstruales irregulares.

Más de la malaquita

En gemoterapia se usa contra el asma, los cólicos, la epilepsia, los dolores articulares, el reumatismo y los espasmos en los músculos y el corazón. Se cree que purifica la sangre contra venenos y toxinas, que regula la presión sanguínea y alivia los dolores de muelas.

Aguamarina
Crédito:Shutterstock

Aguamarina

Afirman que atrae la claridad de pensamiento, la paz y el autocontrol. Apta para la meditación. Utilizada en el quinto centro energético (garganta), se aplica para mejorar sus funciones. Se le atribuye el poder de tranquilizar y equilibrar.

Amatista
Crédito:Thinkstock

Amatista

Se relaciona con la espiritualidad, la fe y la voluntad. Es útil en problemas de infecciones, fiebre, virus, contusiones o golpes fuertes. Ayuda a recobrar la esperanza y la fuerza del espíritu, y a superar los hábitos o adicciones. Es útil en meditación y liberación de cargas espirituales.

Cornalina
Crédito:Thinkstock

Cornalina

Equilibra el intestino grueso, el colon, y los ganglios linfáticos inferiores. Se cree que es útil en problemas como colitis y frente a bacterias intestinales. Fue usada en la antigüedad para vencer la esterilidad y la impotencia. Aumenta la vitalidad y favorece la asimilación de alimentos.

Cristal de roca o cuarzo
Crédito:Thinkstock

Cristal de roca o cuarzo

Es receptor de energía y concentración mental. El cuarzo transparente es una de las piedras más utilizadas, y su efecto revitalizante actúa sobre todo el organismo. Se le atribuye la capacidad de absorber las energías negativas y liberarlas. Para eso se debe colocar una gema sobre cada chakra.

Ópalo
Crédito:Thinkstock

Ópalo

Se utiliza para disolver cálculos en los riñones, la bilis y para los depósitos de ácido úrico en las articulaciones. En el plano emocional, mejora la esfera anímica de las personas con estrés, mujeres que han soportado sufrimientos morales, o los que caen en melancolía, depresión o desánimo.

Ámbar
Crédito:Thinkstock

Ámbar

Depura el organismo y mejora la digestión, al colocarse sobre el ombligo. Aseguran que protege las vías respiratorias y la piel, ayuda en casos de asma y erupciones. Las personas que necesitan esta gema manifiestan pérdida de memoria, incapacidad para tomar decisiones, comportamiento raro y ansiedad.

Jade
Crédito:Thinkstock

Jade

Desde la antigüedad, se cree que colocar jade debajo de la almohada relaja y favorece el dormir, así como tener sueños más claros. También ayuda a perder el miedo y a no deprimirse. El jade verde se asocia con los chakras del corazón y el amarillo con los recursos sexuales y la armonía de pareja.

Consejo de expertos

La cristaloterapia se considera generalmente segura para la mayoría de las personas. La terapia de electrocristales usa campos electromagnéticos y equipo eléctrico. La seguridad no se ha estudiado a fondo, y por lo tanto, los riesgos no son claros, informa Natural Standard sobre el tema.

¿Qué se debe hacer?

Dado que estas técnicas no están bien investigadas, ninguna de ellas se debe usar como un único tratamiento para una enfermedad severa. No se debe demorar la consulta con el médico en caso de un síntoma o afección potencialmente grave, alerta Natural Standard.

Comparte tu opinión