Síntomas, tratamientos y formas de prevenir una infección urinaria

La infección urinaria es uno de los tipos más comunes de infección en los seres humanos. Son provocadas por microbios, normalmente bacterias, aunque existen casos por hongos o virus. Esta condición puede afectar cualquier parte del sistema urinario: riñones, uréteres, vejiga y uretra. Aquí puedes conocer cuáles son sus síntomas, qué tratamientos existen y cómo prevenirlas.

Foto: ISTOCK

¿Por qué ocurren?

Muchas factores, especialmente aquellos que reducen el vaciado de la vejiga o irritan el tracto urinario, pueden provocar infecciones urinarias. A saber, la edad, agrandamiento de próstata, cálculos renales, embarazo, movilidad reducida o reposo tras un accidente o cirugía, obstrucción renal, sistema inmunológico debilitado, o una infección urinaria anterior.

Cómo prevenir los cálculos renales

¿A quiénes afecta?

Todos pueden tener una infección urinaria, aunque las mujeres tienen 4 veces más posibilidades de padecerlas que los hombres, debido a que su uretra es más corta y está más cerca del ano. También existe un mayor riesgo para quienes tienen diabetes, necesitan un catéter, tienen una lesión de la médula o esperan demasiado tiempo para orinar. Estos son sus principales síntomas:

¿A quiénes afecta?
Foto: ISTOCK

1. Dolor y ardor

Una infección urinaria puede causar la irritación de la vejiga, provocando una sensación de dolor o ardor al orinar, también conocida como disuria. Se caracteriza por una dificultad para iniciar la micción, la necesidad de esforzarte y una eliminación débil e irregular de orina, que suele ser acompañada por un goteo final.

2. Orina escasa y frecuente

En este caso, a pesar de ser constante, no se aprecia un incremento del volumen diario de líquido eliminado, pero si una persona no orina de inmediato puede perder el control de su vejiga. Como referencia, la mayoría de las personas suelen orinar entre 4 y 6 a diario, principalmente durante el día, produciendo entre 750 ml. y 2 litros de orina.

3. Dolor en el vientre o la espalda

Este padecimiento se adjudica a una infección en los riñones y es una sensación que se caracteriza por ser punzante. El dolor puede sentirse debajo de la caja torácica y por encima de la cintura. Puede hacerse presente en uno o ambos lados de la espalda.

Cómo corregir los dolores de espalda

4. Orina turbia o con mal olor

La orina está formada por un 95% de agua, por lo tanto, un color oscuro significa que existe un menor porcentaje en el que se diluyen el resto de los componentes. Si además huele mal, puede deberse a la presencia de bacterias que afectan el metabolismo. También puede existir hematuria o sangre en la orina. Para este tipo de casos, se debe consultar al médico cuanto antes.

Tratamientos y formas de prevenirla

Si tienes alguno de esos síntomas y crees que tienes una infección urinaria, es importante que recurras a tu médico y despejes dudas con una prueba de orina. En primer lugar, identificarán si la infección se encuentra simplemente en la vejiga o si se ha extendido hacia los riñones, para luego determinar su gravedad.

Tratamientos y formas de prevenirla
Foto: ISTOCK

Antibióticos

En caso de una infección urinaria común (causada por bacterias), pueden recetarte antibióticos por vía oral. Éstos son necesarios durante 3 días a dos semanas. Aunque comiences a sentirte mejor, debes tomarlos todos, de no ser así, la infección podría retornar y sería más difícil de tratar. Si llegas a padecer algún efecto secundario, infórmale a tu médico.

10 antibióticos naturales

¿Cuándo se necesita cirugía?

La cirugía ocurre en raros casos, y es necesaria si la infección es causada por un problema en la estructura del tracto urinario. Puede recurrirse a una urostomía (abertura de la pared abdominal), para desviar la orina fuera de la vejiga que está enferma o que no funciona como debería.

Prevención

Para prevenir una infección urinaria se recomienda mantener la zona genital limpia y orinar antes y después de la actividad sexual. También evitar las vestimentas ajustadas en la zona de la ingle o aplicar productos que contengan perfumes en la zona genital. A la hora de bañarte, recurre a la ducha en lugar de la tina.

Consume más líquidos

Con el objetivo de prevenir la infección, se recomienda beber mucho líquido, aproximadamente de 2 a 4 litros cada día. Es importante tener en cuenta que deben ser bebidas que no irriten la vejiga, cómo es el caso del alcohol o la cafeína.

Beneficios de beber agua mineral

¿Ayudan los arándanos a combatir una infección?

Es tal vez uno de los remedios más populares para enfrentar la infección urinaria. Sin embargo, no existe evidencia sólida que pruebe su efectividad una vez que la infección ha comenzado, aunque, si parece ser útil para prevenirla. Esto se debe a que los arándanos poseen químicos capaces de eliminar ciertas bacterias que se adhieren al revestimiento de la vejiga, provocando infecciones.

Arándanos: 10 razones para comerlos
¿Ayudan los arándanos a combatir una infección?
Foto: ISTOCK

Fuentes consultadas

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, Clínica Mayo, Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas.

Comparte tu opinión