Cáncer de seno: ¿quién está en riesgo?

Tal vez te has preguntado esto una y otra vez. Y tal vez sea hora de despejar tus dudas respecto de uno de los tipos de cáncer más frecuente en mujeres. En el Mes de Concientización del Cáncer de Seno, conoce las respuestas de la mano de expertos y aprende a cuidarte.

Enemigo fatal

Enemigo fatal

El cáncer de seno es el más tipo de cáncer más común entre las mujeres del país y la es segunda causa principal de muerte por cáncer entre éstas después del cáncer de pulmón. En 2014 afectará a 232, 670 mujeres y a 2,360 hombres y provocará alrededor de 40, 400 muertes. En la población hispana, afectará a unas 17,300 mujeres y causará alrededor de 2,500 muertes, según el Instituto Nacional del Cáncer.

Sobre los factores

Sobre los factores

A algunas mujeres les dará cáncer de mama incluso sin tener ningún factor de riesgo conocido. Pero tener uno o más de los factores que predisponen, no significa que lo padecerás, y no todos afectan de la misma manera. Casi todas las mujeres tienen algunos factores de riesgo y quizá nunca tengan cáncer. Lo que sigue es una lista de los más importantes y comprobados…

Cómo prevenirlo y enfrentarlo
Riesgo 1. Ser mujer y mayor

Riesgo 1. Ser mujer y mayor

Entre los principales factores que influyen en el riesgo de tener cáncer de mama están ser mujer, ya que los hombres lo padecen en una escala mucho menor, y tener una determinada edad: la mayoría de los cánceres de mama se detectan en mujeres de 50 años o más, según el Instituto Nacional del Cáncer.

El “efecto Angelina Jolie”
Riesgo 2. La herencia y la genética

Riesgo 2. La herencia y la genética

Si tienes antecedentes familiares de cáncer de mama o heredaste cambios en los genes BRCA 1 y BRCA 2, puedes tener una mayor probabilidad de tener cáncer de mama, aunque sólo el 5 al 10% de estos cánceres son hereditarios. Habla con tu médico sobre las maneras para reducir el riesgo: algunos casos son la suma genética más envejecimiento y estilo de vida.

Famosas contra el cáncer
Riesgo 3. No hacer controles

Riesgo 3. No hacer controles

Las mamografías habituales son las mejores pruebas con que cuentan los médicos para detectar el cáncer de mama en sus etapas iniciales, a veces hasta 3 años antes de que se pueda notar al palparlo. Muchas mujeres a las que se les detecta el cáncer de mama en forma temprana pueden vivir más tiempo y llevar una vida saludable. Fuente: Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Avalan las mamografías
Mamografías: quiénes y cuándo

Mamografías: quiénes y cuándo

Las mujeres deben hacerse una mamografía cada 2 años si tienen entre 50 y 74 años de edad. Consulta a tu proveedor de atención médica si tienes algún síntoma o notas cambios en la mama, o si en tu familia hay antecedentes de cáncer de mama. Si es así, tal vez te recomiende hacerla antes de los 50 años o en forma más frecuente que lo habitual.

¿Quién necesita mamografías?
Riesgo 4. No hacer ejercicio

Riesgo 4. No hacer ejercicio

Las mujeres que realizan actividad física de manera regular durante varios años, como caminar o andar en bicicleta 4 horas semanales o más, reducen su riesgo de cáncer de mama en un 10% comparado con las que hacen menos ejercicio. Tal lo hallado por el Instituto Gustave Roussy en Villejuif, Francia, que dio seguimiento a 59,000 mujeres post-menopáusicas.

Dieta Mediterránea vs. cáncer
Riesgo 5. La obesidad

Riesgo 5. La obesidad

Es un factor de riesgo conocido y en el que los expertos coinciden. Un estudio reciente halló la Universidad College de Londres halló que las mujeres que subieron una talla de falda en cada década desde los 20 años, tuvieron un 33% más de riesgo de cáncer de mama después de la menopausia. Por eso es vital mantener un peso saludable.

Riesgo 6. Terapia de reemplazo hormonal

Riesgo 6. Terapia de reemplazo hormonal

Si bien la terapia hormonal para la menopausia brinda beneficios a corto plazo, como el alivio de los sofocos y la sequedad vaginal, existen varias preocupaciones de salud asociadas con su uso, incluido el aumento del riesgo para ciertos tipos de cánceres entre los cuales está el de mama, señala el Instituto Nacional del Cáncer.

Riesgo 7. Beber alcohol

Riesgo 7. Beber alcohol

Más de 100 estudios epidemiológicos han considerado la asociación entre el consumo excesivo de alcohol y el riesgo de cáncer de seno en las mujeres. Sobre un metanálisis entre 58,000 mujeres, las que bebieron 3 o más bebidas diarias tuvieron 1,5 veces más de riesgo de padecer cáncer de seno que las que no bebían.

Riesgo 8. Las píldoras anticonceptivas

Riesgo 8. Las píldoras anticonceptivas

Algunos estudios sugieren que el uso de anticonceptivos orales (píldoras para el control de la natalidad) aumenta ligeramente el riesgo de cáncer de seno, especialmente en mujeres más jóvenes. Sin embargo, el grado de riesgo regresa a lo normal 10 años o más después de discontinuar el uso de estas drogas, informa el Instituto Nacional del Cáncer.

Riesgo 9. Mamas muy densas

Riesgo 9. Mamas muy densas

Los senos están formados por tejido adiposo, tejido fibroso y tejido glandular. Se dice que una mujer tiene el tejido mamario denso cuando tiene más tejido glandular y fibroso y menos tejido adiposo. Las mujeres con senos densos tienen un mayor riesgo de cáncer de seno que las mujeres con tejidos de menor densidad. (American Cancer Society).

Riesgo 10. El dietilestilbestrol

Riesgo 10. El dietilestilbestrol

Desde los años 40 a los 60, a algunas mujeres embarazadas se les daba dietilestilbestrol (DES) porque que se creía que disminuía las probabilidades de perder el bebé. Éstas tienen un riesgo ligeramente mayor de padecer cáncer de seno y aquéllas cuyas madres tomaron la droga durante el embarazo, también tendrían un riesgo mayor de tener cáncer de seno.

Otros factores que predisponen

Otros factores que predisponen

Haber tenido cáncer de mama u otras enfermedades en las mamas, haber recibido radioterapia en el pecho o la mama, trabajar en el turno noche, exponerse a pesticidas (DDE y PCBs) y al humo del tabaco; las que empezaron a menstruar antes de los 12 años y las que comenzaron la menopausia después de los 55 años, tienen un riesgo algo mayor de padecer cáncer de seno.

¿Cómo reducir el peligro?

¿Cómo reducir el peligro?

Mantén un peso saludable, ejercítate de forma regular, duerme lo suficiente, no fumes ni bebas alcohol o limita el consumo a 1 bebida diaria, evita la exposición a sustancias químicas carcinógenas, trata de reducir la exposición a la radiación durante las pruebas médicas. Si estás tomando terapia de reemplazo hormonal o anticonceptivos, pregúntale a tu médico sobre los riesgos; y amamanta a tu/s bebé si es posible.

Comparte tu opinión