10 formas de detectar a una persona sensible

Crédito:Thinkstock

Se considera una minoría pero todos conocemos a alguno. Son personas que sienten todo con mayor intensidad, se conmueven fácilmente, reflexionan sobre las cosas de manera más profunda, les cuesta más tomar decisiones y toman las cosas que suceden en forma más personal. Si te sientes identificado con esta descripción o amas a alguna persona así, sigue leyendo y aprende lo que necesitas saber.

Cómo tratar personas difíciles

De dónde surge el término

Las personalidades sensibles fueron investigadas a principios de los 90 por la psicóloga Elaine Aron, quien escribió su libro "La persona altamente sensible" (HSP, Higly Sensitive Person en inglés) y asegura que son personas que tienen un sistema nervioso sensible, que son conscientes de las sutilezas en su entorno y se abruman fácilmente cuando se encuentran en un ambiente altamente estimulante.

Cómo frenar una obsesión que no para
Uno de cada cinco
Crédito:Thinkstock

Uno de cada cinco

Según dice la investigadora en su libro, "Somos del 15 al 20% de la población, unos 50 millones en los Estados Unidos. La gente altamente sensible es real, existimos, y lo hemos demostrado. Sólo eso, ya es algo para celebrar". Eso significa que siendo consciente de esas sutilezas en su entorno, y de las situaciones que los abruman, son personas que pueden aprender y tener una ventaja sobre los demás.

Preguntas a contestar

¿Te ves fácilmente sobrepasado por cosas como luces brillantes, olores fuertes, tejidos ásperos, o sirenas cerca? ¿Te agitas cuando tienes muchas cosas que hacer en una corta cantidad de tiempo? ¿Durante días atareados, necesitas estar en algún lugar donde puedas tener privacidad y aliviarse de la situación? ¿Descubres que es de alta prioridad programar tus cosas? ¿Sientes que las cosas te afectan más que a los demás?

¿Necesito ir al psicólogo?
Rasgo 1: Suelen ser criticados
Crédito:Thinkstock

Rasgo 1: Suelen ser criticados

Suelen ser personas a los que los demás les dicen "No te tomes las cosas en forma tan personal" o "Esto te pasa por ser tan sensible". La sensibilidad, dice Zeff, se puede considerar un valor añadido, es decir algo positivo o algo negativo. Los hombres sensibles suelen ser burlados en las sociedades más competitivas pero en otras culturas como la hindú, el ser introvertido y sensible puede ser visto como una virtud.

Rasgo 2: No siempre son introvertidos

Originalmente, se consideraba que sensible era sinónimo de introvertido. Sin embargo, los expertos dicen que un 30% de las personas altamente sensibles son extrovertidas. Sin embargo, Aron resalta que pueden ser personas que tengan una mayor tendencia a la depresión o a la ansiedad. Si tienes un hijo muy sensible "no debes darle un exceso de protección, pero tampoco por defecto. Tienes que valorarlos desde pequeños".

Rasgo 3: Sienten con más intensidad

A las personas sensibles les gusta procesar las cosas a un nivel más profundo", explica Ted Zeff, autor de The Highly Sensitive Person’s Survival Guide. "Son muy intuitivos, y llegan hasta el fondo de las cosas para llegar a descubrirlo todo".

Rasgo 4: Reaccionan más rápidamente
Crédito:Thinkstock

Rasgo 4: Reaccionan más rápidamente

Como sienten más intensamente, responden emocionalmente más rápidamente. Por ejemplo, si alguien le cuenta un problema, enseguida mostrarán empatía y apoyo, explica Aron. De ellos se suele decir que son personas reactivas pero no agresivas.

Rasgo 5: Evitan los deportes grupales
Crédito:Thinkstock

Rasgo 5: Evitan los deportes grupales

Son personas que pueden sentirse abrumadas por el ritmo de un deporte en equipo y en general, prefieren hacer ejercicio solos. La mayoría de las personas sensibles que fueron entrevistadas por Zeff dijeron que preferían los deportes individuales, como salir a correr, caminar o andar en bicicleta.

Rasgo 6: Les cuesta tomar decisiones

Al ser más conscientes de las sutilezas, los detalles y las repercusiones de las cosas que suceden, a las personas sensibles les cuesta tomar decisiones, explica Aron. "Tómate todo el tiempo que la situación te permita y, si es posible, pide más tiempo si lo necesitas", recomienda la experta, quien se reconoce a sí misma como sensible. "Cuando tengas que decidirte, piensa por unos momentos que ya has tomado la decisión concreta".

Rasgo 7: Son muy observadores
Crédito:Thinkstock

Rasgo 7: Son muy observadores

Si estrenas zapatos o corte de pelo, seguramente las persona sensible se dará cuenta. Son personas muy buenas analizando pros y contras de una situación, tomando en cuenta los detalles. Trabajan muy bien en equipo pero no deberían ser los encargados de tomar la decisión final en sus puestos de trabajo.

Rasgo 8: Ruidos y películas pueden alteralos

Para una persona sensible los sonidos desagradables pueden ser bastante más molestos, mucho más que para otro tipo de personas ya que tienden a sentir más fatiga o estimulación cerebral, explica Aron. Con las películas violentas sucede parecido: como tienen más empatía, la sobrestimulación propia de estas películas, los conmocionan.

Hipersensible al sonido
Rasgo 9: Lloran
Crédito:Thinkstock

Rasgo 9: Lloran

Son personas que lloran con más facilidad y no deben ser avergonzados por eso, dice Zeff. Si tus amigos o familiares te ven como de llanto fácil, pueden darse cuenta que tiene que ver con tu forma de ser y aceptarlo así sin cuestionar o criticar. Debes tener en cuenta que son personas más sensibles también a la crítica y tratan muchas veces de agradar para evitar ser cuestionados.

Rasgo 10: Muy educados

Las personas muy sensibles suelen ser muy educadas también, y registran muy rápidamente cuando alguien no lo es. Suelen ser muy considerados con los demás ya que son conscientes del daño o molestia que pueden causar.

Ventajas
Crédito:Thinkstock

Ventajas

Una persona muy sensible cuenta con una gran sensibilidad psicológica y pueden procesar los datos sensoriales de una manera mucho más profunda, a causa de una diferencia biológica en su sistema nervioso. Antiguamente se los confundía con personas timidez, fóbicas o inhibidas. Suelen ser más conscientes, contar con una gran inteligencia, intuición e imaginación y en situaciones de trabajo pueden ser muy positivos y detallistas.

¿Lloras en el cine? ¡Es genético!
Comparte tu opinión