10 formas de combatir la adicción a las comidas

#1. No te engañes

#1. No te engañes

La honestidad es fundamental si lo que quieres es dejar de comer de más. Entonces, no te engañes sobre lo que pones en tu boca. Racionalizar las cosas y justificarte no son gratuitas y se reflejarán en poco tiempo en tu cintura. El Dr. Adam Silberstein, psicólogo especializado en adicción a las comidas, explica 10 pasos para combatir esta adicción.

"Yo fui adicto a las comidas"

#2. Si no planificas, seguramente fracasarás

Si estás realmente comprometido con la idea de tener una relación saludable con la comida y no aumentar de peso, entonces, ¡prepara un plan! Para eso, haz una lista de los alimentos que consumirás y la cantidad que necesitarás.

Las mejores dietas del año
#3. No emprendas este camino solo

#3. No emprendas este camino solo

Según el Dr. Adam Silberstein, “desarrollar una relación saludable con los alimentos involucra a todo tu pueblo”. En otras palabras, para emprender este desafío necesitarás rodearte de gente que te acompañe: profesionales, amigos, familiares.

Los amigos y el sobrepeso
#4. Recuerda tu última “recaída”

#4. Recuerda tu última “recaída”

Haz un poco de memoria y recuerda cuándo fue la última vez que tuviste un atracón o que comiste de más. Concéntrate en el cansancio, la culpa, el dolor…Ten estas consecuencias presentes, por más dolorosas que sean, cada vez que estés por comer. Te ayudará a recordar que los excesos siempre se pagan caro.

Cómo vencer los antojos

#5. Qué diría un nutricionista

No sólo los nutricionistas, también las personas a las que respetas y tienen hábitos saludables: la palabra clave es “razonable”. Si los 100 mejores nutricionistas vieran lo que vas a comer qué dirían: razonable o no razonable. Esa es la cuestión.

Recetas saludables para todos los gustos

#6. Respeta lo que te tienta

Honra aquello que te hace caer en la tentación y tenle mucho respeto. Si ya perdiste la batalla con el pastel de limón en tu última comida, ¿por qué vas a enfrentarte de nuevo a ello? No te desafíes, porque el único que pierdes eres tú. Mejor, demuestra tu sabiduría manteniendo bien alejado todo lo que puede poner en riesgo tu plan.

#7. No seas tímido

#7. No seas tímido

Si te invitan a una cena o cumpleaños y no sabes qué habrá de comer, acércate al dueño de casa o quien te invitó y pregúntale qué servirán. ¡Estarás a tiempo de pedir si pueden servirte algo diferente para comer algo más saludable!

#9. Come antes de ir a un evento

No existe ninguna ley que diga que es obligatorio comer en un evento. Si al ver las opciones de la fiesta sientes que no son convenientes para ti, entonces, ¡no comas! Un buen recurso es comer antes un yogur, un snack o una fruta. En vez de comer, ¡ofrece tu ayuda que seguramente será muy agradecida!

#10. Adelgazar no es una graduación

#10. Adelgazar no es una graduación

Si tus amigos o conocidos te empiezan a felicitar por lo delgado que estás, ¡agradece los cumplidos! Pero luego vuelve a tu desafío de comer saludable: a veces los elogios pueden despertar el deseo de “me merezco darme más permisos” o “ya puedo manejar bien las tentaciones”.

Comparte tu opinión