Yogur: razones médicas para tomarlo todos los días

El yogurt es un alimento que forma parte de la dieta habitual de millones de personas. Remedios naturales y recetas de belleza o culinarias tienen como base este producto que además de saludable, económico y versátil, aporta calcio a los huesos, es de fácil digestión y bajo en calorías. Te contamos que otros beneficios puede ofrecerte.

Foto: ISTOCK

Actualmente disponemos de una amplia variedad para todos los gustos y necesidades, natural, descremado, frutado, griego y búlgaros o kéfir. Los nutricionistas aclaran que en todos los tipos la cantidad de microorganismos vivos, calcio y proteínas son equiparables, sólo se debe verificar que no tengan azúcar agregada, y que contengan bacterias activas.

Kéfir, un lácteo con grandes propiedades

El yogur es un ingrediente que puede incorporarse tanto a platos salados como dulces, calientes o fríos, e incluso, su versión natural puede reemplazar aderezos, mayonesas o salsas ricas en grasas para pastas, carnes o ensaladas. A la hora del postre, se puede acompañar con fruta entera o batida o como ingrediente de tartas o bizcochos caseros.

Foto: ISTOCK

Es una excelente fuente de proteínas y nutrientes esenciales, como calcio, potasio y magnesio. También contiene bacterias saludables, llamados probióticos. En cada gramo hay más de un millón de colonias de microorganismos vivos, que, al ingerirlos, pueden sobrevivir a los ácidos del estómago y llegar intactas al intestino para protegerlo y brindar otras bondades:

Foto: ISTOCK

Fuente de calcio

El calcio es uno de los minerales más importantes para el cuerpo humano, ya que ayuda a formar y mantener sanos dientes y huesos. Muchos alimentos lo contienen, pero el yogur posee una proteína más digerible que la leche, debido a que tiene mucho menos lactosa, y que posee una alta biodisponibilidad, es decir, se absorbe mejor en el organismo.

Reforzar las defensas

Los probióticos son microorganismos vivos, que, ingeridos en cantidades suficientes, nos protegen de ciertas enfermedades, ya que estimulan la producción de inmunoglobulinas A, células plasmáticas y linfocitos, responsables de la defensa del organismo. Algunos estudios hallaron que el yogur sería un gran aliado contra los catarros comunes y otras infecciones víricas.

Amigo del intestino

Los probióticos también son los encargados de eliminar las sustancias nocivas de los intestinos, como toxinas y gérmenes, evitando que se acumulen y dañen los intestinos u otros órganos. Gracias a esta actividad, se mantendría un buena salud y funcionamiento del sistema digestivo.

Amigo del intestino
Foto: ISTOCK

Combate el estreñimiento

El estreñimiento es un problema de salud muy incómodo y común, sin embargo, el yogur es una buena opción para combatirlo. Investigaciones encontraron que los bifidobacilos y lactobacilos presentes en este alimento, además de reestablecer el equilibrio de la flora intestinal, favorecen el tránsito y la excreción de las heces.

Qué hacer para aliviar el estreñimiento

Aliado contra el cáncer

Se cree que la gente que consume yogur tiene mucho menos riesgo de padecer cáncer que la aquellos que no lo consumen. Esto se debe a que los probióticos del yogur tendrían una actividad anticarcinogenética, capaz de inhibir la formación de masas anormales de tejido, favoreciendo la estimulación del sistema inmunológico.

Para bajar de peso

Además de ser un aperitivo bajo en calorías, el alto contenido de calcio del yogur se vincula con la pérdida de peso ya que evita el almacenamiento de grasa y activa el metabolismo. Distintos trabajos hallaron diferencias significativas en la reducción de peso entre los participantes obesos que consumieron yogur y aquellos que no lo hicieron y llevaron una dieta normal.

Para bajar de peso
Foto: ISTOCK

Combate la presión alta

El rico contenido de calcio, potasio y magnesio del yogur ayuda a excretar el sodio sobrante en la dieta, asociado a problemas de presión arterial alta o hipertensión. Algunos especialistas aseguran que este beneficio podría verse consumiendo al menos una porción cada dos o tres días.

Disminuir el colesterol

Los probióticos tienen una importante cantidad de esteroles vegetales, sustancias que ayudan a mantener el colesterol en niveles saludables. Se cree que esto sería posible ya que funcionan como una especie de filtro, que evita que el colesterol se mezcle con la sangre.

Para una piel saludable

Este alimento no ofrece grandes beneficios solamente a nivel nutricional, sino que permite la posibilidad de elaborar mascarillas y cremas para nutrir, proteger y embellecer el cuerpo o el rostro. Por su alto contenido en ácido láctico, retiene la humedad de la piel, además, favorece su regeneración y tiene propiedades exfoliantes.

Qué producto debes usar según tu piel

Aunque aún se necesitan más estudios que corroboren estos beneficios, los probióticos del yogur se vincularon con una mejora en la absorción de proteínas, grasas, calcio y fósforo. También podrían ayudar a superar la intolerancia a la lactosa y a restablecer la flora gastrointestinal tras una terapia con antibióticos.

Fuentes consultadas

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.

Comparte tu opinión