10 alimentos que combaten la hipertensión

De la alacena para tu corazón
Foto: ISTOCK

De la alacena para tu corazón

¿Sabías que más de 76 millones de estadounidenses sufren de hipertensión y por lo menos 16 millones de ellos no lo saben? Para evitar que este tipo de problema siga en aumento te presentamos algunos de los alimentos que han demostrado ser aliados de la presión sanguínea normal. ¡Conócelos!

Remedios para la hipertensión

Hipertensión

La presión arterial es una medición de la fuerza ejercida contra las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea a través del cuerpo. Cuando esta presión se encuentra alta, entonces se le conoce como hipertensión.

Verdades sobre la hipertensión

¿Qué la hace subir?

Existen muchos factores relacionados con la hipertensión: la cantidad de agua y sal que hay en el cuerpo, el estado de los riñones, el sistema nervioso, los niveles de hormonas en el cuerpo, la obesidad, el estrés, consumir altas dosis de sal, beber alcohol, tener diabetes, fumar, así como los antecedentes familiares... Pero veamos qué dice la medicina que podemos comer.

1. Chocolate

Además de endulzar el paladar, comer chocolate negro cumpliría una función primordial en el alivio de de la hipertensión, según un estudio publicado en la revista científica JAMA (Journal of the American Medical Association).

Hipertensión sin tratamiento
Sabios comedores

Sabios comedores

Científicos de la Universidad de Harvard han encontrado que a lo largo de varios años los antiguos pobladores indígenas kunas, que viven a 200 millas de la capital de Panamá, han presentado menos problemas asociados con la presión de la sangre, debido a que consumen habitualmente cacao.

Hipertensión inducida por drogas

2. Arándanos

Agregar una porción de arándanos en tu alimentación semanal podría proteger a tu cuerpo de la hipertensión, esto es gracias a que contienen compuestos naturales como las antocianinas, así lo reveló un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition que analizó a 157,000 personas.

Antocianinas

Antocianinas

Se tratan de unos compuestos que pertenecen a la familia de los flavonoides, que en el caso de los arándanos, son capaces de disminuir el riesgo de desarrollar esta complicación en un 10%, según la investigación ya mencionada.

Comidas anti-hipertensión

3. Cereales

Nos referimos a los integrales que son ricos en fibra, como la avena y las hojuelas de salvado de trigo, ya que, de acuerdo con hallazgos de investigadores de la Universidad de Harvard, pueden estabilizar el nivel de la presión sanguínea.

Status social e hipertensión
Desayuno reparador

Desayuno reparador

"Encontramos un descenso de alrededor de 20% en el riesgo de desarrollar hipertensión en los que consumían cereales de grano integral en el desayuno, al menos 7 veces a la semana", señaló el investigador líder Jinesh Kochar,

Niños con sobrepeso

4. Leche descremada

Consumir este alimento, así como sus derivados, podría reducir el riesgo de presentar hipertensión, en especial, en el caso de las mujeres. Esta conclusión se obtuvo de una investigación realizada en 2008 en la que participaron cerca de 3,000 mujeres de 54 años.

Amenaza pública mundial
Lácteos que ayudan

Lácteos que ayudan

De acuerdo con la investigación, se descubrió que las mujeres que tuvieron una ingesta de productos bajos en grasas, como la leche descremada, el yogurt y el requesón redujeron un 11% las posibilidades de desarrollar una presión sanguínea elevada.

No saben que son hipertensos

5. Remolacha

De acuerdo con un estudio realizado en la Queen Mary University de Londres y publicado por la Asociación Estadounidense de Cardiología, tomar un vaso con jugo de remolacha podría bajar los niveles de la presión arterial en cuestión de horas.

Nadar combate hipertensión
¿Por qué?

¿Por qué?

Los investigadores del estudio titulado “Hypertension” hallaron que el nitrato que contiene esta singular bebida produce el mismo efecto que unas pastillas del mismo elemento, lo cual lo convierte en un alimento sumamente poderoso para bajar la presión arterial.

Hipertensión en bebés

6. Vegetales

Son los alimentos idóneos para nutrirte y para combatir este problema. Es porque son ricos en fibra, minerales y vitaminas. Si los vegetales no son tu fuerte, existen muchas maneras de prepararlos y hacerlos más atractivos, ya sea cocidos, asados o hervidos.

Cambios en el estilo de vida

Ciencia de los vegetales

Para comprobar lo antes dicho, miembros del Centro Nacional Cerebral y Cardiovascular de Osaka, en Japón, analizaron 7 pruebas clínicas y 32 estudios entre 1900 y 2013 en donde los participantes llevaban una dieta saludable. Al final concluyeron que quienes llevaban una dieta vegetariana tenían una reducción en la presión sistólica.

7. Las frutas

7. Las frutas

Al igual que los vegetales, las frutas también aportan fibra, vitaminas y minerales que son “oro puro” para el organismo. Puedes prepararte una ensalada con ellas o comerlas a tu antojo, por ejemplo, con chile y limón, pero eso sí, sin nada de sal.

Hipertensión pulmonar
8. Plátanos

8. Plátanos

Es un alimento sumamente rico en potasio, el cual se asocia con los bajos niveles de hipertensión, así lo dio a conocer un estudio de la Escuela de Medicina de St. George, en Londres.

9. Picantes

Si te gusta enchilarte, entonces puede que estés haciendo algo bueno por tu presión sanguínea, pues una investigación publicada en la revista Cell Metabolism destaca que la capsaicina, componente del chile, ayuda con la disminución de la presión arterial alta.

Ejercicio contra la hipertensión

10. Semillas

Para cerrar este listado no podíamos dejar de lado la importancia de las semillas, pues son una gran fuente de magnesio, potasio, proteínas, fibra y fitoquímicos, que además de bajar la presión arterial, ayudan a prevenir otras enfermedades.

Hipertensión maligna
Lo que no hay que comer

Lo que no hay que comer

La Biblioteca Nacional de Medicina recomienda reducir el consumo de alimentos ricos en grasas saturadas, así como la comida procesada y frita. También se sugiere prestar atención a cómo se preparan los alimentos y descartar las sales en la mayor medida posible.

Hipertensión y genética
Comparte tu opinión