Sobredosis de fenoprofeno cálcico

Definición

El fenoprofeno cálcico es un tipo de medicamento llamado antiinflamatorio no esteroide (AINE). Es un analgésico de receta médica que se usa para aliviar los síntomas de la artritis.

La sobredosis de fenoprofeno cálcico ocurre cuando alguien toma más de la cantidad normal o recomendada de este medicamento. Esto puede ser accidental o intencionalmente.

Este artículo es solamente para informar. NO lo use para tratar ni manejar una sobredosis real. Si usted o alguien con quien usted se encuentra sufre una sobredosis, llame al número local de emergencia (911 en los Estados Unidos), o puede comunicarse con el centro de toxicología local directamente llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos.

Nombres alternativos

Sobredosis de Nalfon

Elemento tóxico

El fenoprofeno puede ser dañino en grandes cantidades.

Dónde se encuentra

El fenoprofeno cálcico se encuentra en medicamentos con estos nombres:

  • Fenoprofeno
  • Nalfon
  • Naprofeno

Otros medicamentos también pueden contener fenoprofeno cálcico.

Síntomas

A continuación, se encuentran los síntomas de una sobredosis de fenoprofeno cálcico en diferentes partes del cuerpo.

VÍAS RESPIRATORIAS Y PULMONES

  • Sibilancias o dificultad para respirar, especialmente en aquellos que tienen asma o afecciones pulmonares

OJOS Y OÍDOS

VEJIGA Y RIÑONES

  • Poca o ninguna producción de orina

ESTÓMAGO E INTESTINOS

CORAZÓN Y SANGRE

  • Edema (hinchazón en el cuerpo o las piernas)

SISTEMA NERVIOSO

  • Agitación
  • Confusión
  • Coma (disminución del nivel de conciencia y falta de reacción), en una sobredosis muy grave
  • Convulsiones, en una sobredosis muy grave 
  • Mareos (común)
  • Somnolencia (común)
  • Visión borrosa (común)
  • Delirio (difícil de entender)
  • Problemas de movimiento
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Inestabilidad
  • Dolor de cabeza

PIEL

Cuidados en el hogar

Busque ayuda médica de inmediato. NO le provoque el vómito a la persona, a menos que así lo indique el centro de toxicología o un proveedor de atención médica.

Antes de llamar a emergencias

Tenga esta información a la mano:

  • Edad, peso y estado de la persona
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida
  • Si el medicamento se le recetó a la persona

Centro de Toxicología

Se puede comunicar directamente con el centro de control de toxicología local llamando al número nacional gratuito Poison Help (1-800-222-1222) desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones. Ellos le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. NO tiene que ser necesariamente una emergencia. Puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

Si es posible, lleve consigo el recipiente al hospital.

El proveedor medirá y vigilará los signos vitales de la persona, entre ellos la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. 

Los exámenes que se pueden hacer incluyen:

  • Carbón activado
  • Exámenes de sangre y orina
  • Radiografías de tórax
  • ECG (electrocardiograma o rastreo cardíaco)

El tratamiento puede incluir: 

  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Medicamentos para tratar los síntomas
  • Laxante
  • Sonda a través de la boca hacia el estómago si el vómito contiene sangre
  • Soporte respiratorio, que incluye una sonda a través de la boca hasta los pulmones y conectado a un respirador (ventilador)

Expectativas (pronóstico)

Tomar demasiada cantidad de diclofenaco sódico generalmente no causa problemas graves. La persona puede presentar algo de dolor de estómago y vómitos (posiblemente con sangre). Sin embargo, estos síntomas probablemente mejorarán. En pocos casos se puede necesitar una transfusión de sangre. Se puede requerir la introducción de una sonda a través de la boca hasta el estómago (endoscopia) para detener el sangrado interno. 

En pocos casos, puede haber zumbido en los oídos y un fuerte dolor de cabeza, pero probablemente estos síntomas también pasarán. 

Si el daño renal es grave, se puede necesitar diálisis (máquina renal artificial) hasta que se recupere la función renal. En algunos casos el daño puede ser permanente. 

Una sobredosis grande puede causar daño serio tanto a niños como a adultos. Puede producirse la muerte.

Referencias

Aronson JK. Non-steroidal anti-inflammatory drugs (NSAIDs). In: Aronson JK, ed. Meyler's Side Effects of Drugs. 16th ed. Waltham, MA: Elsevier; 2016:236-272.

Hatten BW. Aspirin and nonsteroidal agents. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 144.

Comparte tu opinión