SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Diez señales que revelan un posible pensamiento suicida

Anthony Bourdain viajaba por el mundo explorando culturas a través de sus comidas. Kate Spade creó una de las líneas de carteras y accesorios más populares. Robin Williams hizo reír y llorar a millones con sus películas. Kurt Cobain movilizó el alma de generaciones con sus tristes canciones. Todos ellos se suicidaron y eso no es lo único que los une: sus amigos y familiares, aunque reconocieron que luchaban contra trastornos mentales, declararon no haber tenido ninguna señal previa de que iba a ocurrir una tragedia.

¿Es posible que los demonios internos se escondan tan bien que nadie pueda ver las señales de un suicidio inminente? 

La Asociación Americana de Prevención del Suicidio revela que no hay una única causa que lo desencadene y que, en la mayoría de los casos ocurre cuando convergen conflictos mentales y de salud que crean una sensación de desesperanza y desesperación.

La depresión es la condición que se asocia más comúnmente al suicidio, especialmente porque muchas veces no se diagnostica ni se trata. 

En la comunidad hispana, por ejemplo, en donde el suicidio es la causa número 12 de muerte, se tiende a pensar que la persona está triste, cuando las profundidades y los tormentos de la depresión son mucho más severos.

La depresión, la ansiedad y el abuso de sustancias no tratados, pueden impulsar al pensamiento suicida, indican los Institutos Nacionales de Salud Mental.

El instituto resume las principales señales de alerta, ante las que habría que actuar de inmediato, y las cinco formas de ayudar a una persona que está sufriendo.

SIGNOS DE ALERTA

1) Si la persona dice que ya no quiere vivir,

2) si dice que perdió la esperanza o razón para vivir, o que no encuentra una salida,

3) si ha comprado medicamentos que habitualmente no consume, armas, o se descubre que ha estado averiguando en internet sobre formas de suicidio, 

4) si dice sentirse una carga para otros,

5) si está consumiendo alcohol o drogas más a menudo, 

6) si dice sentir un dolor emocional o físico difícil de tolerar,

7) si cambia dramáticamente de estado de ánimo, o tiene conductas distintas a las habituales, 

8) si se aleja de amigos y familiares, si se aísla, 

9) si habla de despedirse, o de decir adiós, 

10) si regala sus pertenencias, pone sus asuntos en orden, o hace un testamento.

5 FORMAS DE AYUDAR

Pregunta. Aunque es difícil de hacer, es una pregunta que puede cambiar el curso de la vida de la persona en riesgo. Estudios han demostrado que indagar sobre un posible pensamiento suicida no aumenta el riesgo.

Mantén a la persona segura. Si sabes que el ser querido tiene intenciones suicidas, siempre es bueno remover cualquier objeto letal que pueda utilizar. 

Escucha. La presencia de una persona que ofrece apoyo es fundamental. De hecho, hablar de suicidio ayuda a reducir el riesgo que la tragedia ocurra.

Ayúdalos a pedir ayuda. contacta a la National Suicide Prevention Lifeline al 1-800-273-8255 (En Español: 1-888-628-9454) o a la Crisis Text Line texteando 741741.

Manténte conectado. Cuando la crisis haya pasado, es importante que sigas presente y mostrando interés. De hecho, los pensamientos suicidas disminuyen si la persona que los tiene se siente apoyada.

Muchas de estas señales pueden incluso percibirse en charlas en las redes sociales. Estar alerta e intervenir puede cambiar el destino de una persona.

Cada año en los Estados Unidos ocurren 45,000 suicidios, según un nuevo informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Esta cifra duplica al número de homicidios. Entre los 15 y 34 años, el suicidio es la segunda causa de muerte.

La misma fuente revela que es una tragedia democrática: se presenta en todas las razas, etnias, edades y condiciones sociales. Sin embargo, expertos coinciden en que es prevenible, si se actúa rápido ante las señales de alarma.

Los latinos que viven en los Estados Unidos tienen una tasa de suicidio de 5.8%, según datos del Suicide Prevention Resource Center. Entre los diferentes grupos étnicos, los nativos estadounidenses son los que tienen la tasa más alta, superando el 12%.

Más sobre el suicidio:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Trastornos mentales y de comportamiento a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad