¿Cómo ayuda la acupuntura a tratar el dolor?

La acupuntura es una técnica china, y una de las prácticas medicinales más antiguas que actualmente se continúa implementando.

Busca prevenir o tratar enfermedades o lesiones insertando agujas finas y sólidas en diferentes puntos estratégicos del cuerpo, a lo largo de los 14 mayores meridianos o vías que llevan la energía del cuerpo.

¿Cómo ayuda la acupuntura a tratar el dolor?
En la acupuntura se insertan agujas finas y sólidas en diferentes puntos estratégicos del cuerpo. | Foto: GETTY IMAGES

Entre sus usos más destacables se encuentra el alivio del dolor, pero ¿a qué se debe este beneficio? Vamos a repasarlo:

¿Sirve la acupuntura para el dolor?

Aunque la acupuntura se usa desde hace más de 4 000 años, muchos la siguen considerando un tratamiento controvertido para aliviar el dolor crónico.

En su mayoría, la evidencia científica que se dispone sobre este beneficio proviene de ensayos aleatorios que compararon la acupuntura con la acupuntura simulada, para analizar la incidencia del efecto placebo.

En el estudio publicado en American Family Physician, apoyan la noción de que "el tratamiento con acupuntura tiene una notable respuesta al placebo que puede ser responsable de muchos de sus beneficios demostrados".

Aunque coinciden en que es un "tratamiento razonable" para ciertos pacientes, especialmente los que no responden o son intolerantes a las terapias estándar.

En cambio, la publicación de The Journal of Pain, tras analizar datos de más de 20.000 pacientes, confirmó "que la acupuntura tiene un efecto persistente y clínicamente relevante sobre el dolor crónico que no se explica completamente por los efectos del placebo".

Por ello, los autores consideran que la remisión para un tratamiento de acupuntura "es una opción razonable para un paciente con dolor crónico".

Otro trabajo publicado en The Journal of Pain, señala que la acupuntura es eficaz para el tratamiento del dolor crónico musculoesquelético, dolor de cabeza y osteoartritis. Los efectos del tratamiento de la acupuntura persisten con el tiempo y no pueden explicarse únicamente en términos de efectos placebo.

La publicación de JAMA Clinical Evidence Synopsis informó que las personas que recibieron acupuntura mostraron mejores resultados con respecto al dolor en comparación a aquellos que recibieron acupuntura simulada y no se sometieron a esta técnica.

Según los autores se mostraron "tasas de respuesta de aproximadamente el 30% para la no acupuntura, el 42,5% para la acupuntura simulada y el 50% para la acupuntura".

¿Cómo funciona la acupuntura?

La acupuntura se usa, entre otras cosas, para tratar el dolor, aunque los mecanismos detrás de sus beneficios aún no se comprenden con exactitud. Para entenderlos debemos remontarnos a sus orígenes.

Los médicos chinos se referían al "Qi" (pronunciado "chi") para describir la energía que circula por los meridianos. Según sus creencias, las enfermedades ocurrían cuando se interrumpía la Qi, provocando desequilibrios de energía. Para corregir esta situación, se recurría a la acupuntura.

Desde el punto de vista científico se cree que, al estimular puntos específicos del cuerpo se provoca una señal en los músculos que envían mensaje al sistema nervioso central, provocando la emisión de endorfinas (elementos químicos naturales que quitan el dolor).

Esta práctica también libera otros neurotransmisores (elementos químicos que modifican los impulsos de las neuronas), que tienen efectos regulatorios y ayudan a bloquear la llegada del mensaje del dolor al cerebro.

La acupuntura no es dolorosa, siempre y cuando se realice correctamente. | Foto: Getty Images.


Otros beneficios de la acupuntura

Además del dolor, estudios clínicos han demostrado que la acupuntura puede ser eficaz como tratamiento complementario para:

  • Ansiedad.
  • Artritis reumatoide
  • Ciática.
  • Depresión.
  • Esguinces. 
  • Gastritis.
  • Hipertensión.
  • Inducción del parto.
  • Insomnio
  • Malposición del feto.
  • Náuseas y vómitos.

Dudas sobre la acupuntura

Más allá de las contraposiciones sobre sus beneficios, la acupuntura suele estar rodeada de suposiciones, muchas veces injustificadas. Aquí damos respuesta a los principales interrogantes:

¿La acupuntura es dolorosa?

No. El tratamiento no es doloroso, siempre y cuando se realice correctamente. El paciente puede sentir leves piquetes cuando se insertan las agujas o mostrar moretones una vez que se quitan.

Sin embargo, las agujas son muy finas y no causan daños en los tejidos por no tener borde de corte como las hipodérmicas.

¿Existe riesgo de contagio al someterse a la acupuntura?

No. Las agujas utilizadas por profesionales autorizados son estériles, hechas de acero inoxidable, selladas individualmente y desechables.

Las agujas reutilizadas pueden transmitir enfermedades que se contagian por la sangre como el VIH o la hepatitis. Para evitar ese riesgo, el uso de agujas estériles de un solo uso es obligatorio por ley en los países donde la acupuntura está regulada.

Riesgos de la acupuntura

Distintos estudios coinciden en que, generalmente, la acupuntura no causa efectos secundarios serios.

Si se han reportado mareos y movimientos rápidos e involuntarios de ojos después de recibir el tratamiento, aunque se cree que diagnósticos inexactos, mala técnica, errónea elección de puntos o profundidad equivocada en la inserción de agujas, pueden ser las causas.

Los investigadores advierten que las personas con las siguientes afecciones pueden correr riesgos:

  • Embarazo: entre los efectos de la acupuntura se encuentra inducir el parto, por lo que se considera el riesgo de que esta práctica desencadene parto prematuro.
  • Marcapasos: su funcionamiento puede verse afectado si se recurre a la electro acupuntura, que consiste en aplicar leves impulsos eléctricos a las agujas.
  • Trastorno hemorrágico: existe probabilidad de presentar sangrado o moretones.

¿Cuánta acupuntura necesito?

El típico tratamiento de acupuntura consiste en insertar entre 5 y 20 agujas en puntos estratégicos del cuerpo a distintas profundidades. El acupunturista puede mover y girar suavemente las agujas, o aplicarles calor o impulsos eléctricos leves. Tras 10 o 20 minutos, se procede a retirar las agujas.

Es difícil estimar la cantidad de sesiones necesarias para encontrar alivio a un problema concreto. La cantidad es diferente para cada persona, aunque, según la gravedad de la afección, dolencia o enfermedad se recomiendan de una a dos sesiones a la semana durante cinco o seis semanas.

La acupuntura no es para todo el mundo, pero, si decides ver a un acupunturista, consúltalo primero con tu médico y asegúrate de buscar un profesional con entrenamiento y credenciales.

Resumen

La acupuntura es una de las prácticas medicinales más antiguas que se continúa implementando. Consiste en aplicar agujas en puntos estratégicos del cuerpo para reestablecer el equilibrio ende la energía.

Entre sus usos más populares se encuentra el alivio del dolor, y aunque los expertos no coinciden en los mecanismos detrás de este beneficio, posiblemente se debe a que las señales que causa en el músculo provocan la emisión de mensajes al sistema nervioso central, estimulando la liberación de endorfinas.

Si bien no presenta efectos secundarios graves, se aconseja precaución a mujeres embarazadas y personas con marcapasos o trastornos hemorrágicos. Consulta a un médico antes de optar por esta práctica, y recurre a un acupunturista capacitado y autorizado.

Fuentes consultadas: Academia Estadounidense de Acupuntura Médica, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Cleveland, Clínica Mayo, Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa, Organización Mundial de la Salud.

Comparte tu opinión