8 relajantes naturales para los dolores musculares

Foto: ISTOCK

Una mala postura durante el trabajo, un esfuerzo al hacer ejercicio o simplemente una mala posición al dormir son opciones comunes a la hora de buscar responsables por ese dolor que te atormenta. Experimentar tensión y dolor muscular es normal y si bien existen medicamentos de venta libre para aliviarlos, también son muchas las opciones naturales que puedes elegir.

Consecuencias del dolor de espalda
Un padecimiento común
Foto: ISTOCK

Un padecimiento común

El dolor muscular, que también puede involucrar a los ligamentos o tendones, suele estar relacionado a la tensión, sobrecarga o lesión por el esfuerzo físico, aunque también puede deberse a infecciones o enfermedades como el lupus. Una de las causas más comunes es la fibromialgia, que se caracteriza por causar dificultades para dormir, fatiga y dolores de cabeza.

1. Proteínas

Son el segundo compuesto con mayor presencia en nuestro cuerpo, luego del agua. son moléculas esenciales para el organismo que se encargan de reparar y mantener los tejidos corporales. Diferentes estudios encontraron que un consumo adecuado de ellas luego de realizar ejercicio podría ayudar a reducir la inflamación y dolor muscular.

2. Magnesio
Foto: ISTOCK

2. Magnesio

Es vital para casi todas las funciones corporales, especialmente para las contracciones musculares. Algunos alimentos ricos en este mineral son los frijoles, almendras, aguacates o espinacas. Sin embargo, las dosis altas pueden causar calambres estomacales y diarrea. Los especialistas recomiendan en los niños un consumo de 80 mg. diarios, y entre 300 mg y 400 mg. en adultos.

Conoce el secreto del magnesio
3. Cúrcuma
Foto: ISTOCK

3. Cúrcuma

Esta especia característica de la comida asiática posee una gran variedad de beneficios para nuestra salud, entre ellos propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Tomar un suplementos o infusiones de cúrcuma podría ayudar a relajar los músculos. Las mujeres que están amamantando o embarazadas deben evitar su consumo.

4. Chiles

Además de ser un popular acompañante en una gran variedad de platillos, el chile es un alimento muy saludable. Produce un compuesto, llamado capsaicina, que podría aliviar a las personas que padecen fibromialgia. Distintos estudios demostraron que aplicar crema de capsaicina en la piel, tendrían efectos positivos para la tensión y el dolor muscular.

5. Cerezas
Foto: ISTOCK

5. Cerezas

Esta deliciosa fruta es rica en antioxidantes, vitaminas y compuestos antiinflamatorios, conocidos como antoniacinas. Según un estudio, beber jugo de cereza ácida podría aliviar el dolor y la inflamación muscular resultante del ejercicio. Esto se debe a que las cerezas reducen la cantidad de oxígeno que los músculos necesitan para realizar una actividad.

6. Jugo de granada
Foto: ISTOCK

6. Jugo de granada

Se la conoce como "fruto de los dioses" ya que se le atribuyen efectos afrodisíacos, se cree que puede combatir el colesterol, prevenir el Alzheimer, el cáncer, reducir el estrés y además, posee pocas calorías. También contienen propiedades antioxidantes y grandes cantidades de compuestos llamados polifenoles, que la convierten en una gran opción para la recuperación muscular.

Las granadas pueden cuidar tu intestino
7. Arándanos
Foto: ISTOCK

7. Arándanos

Al igual que las granadas, son una excelente fuente de antioxidantes y polifenoles. Un estudio encontró que los suplementos con arándanos pueden mejorar el rendimiento durante el ejercicio y disminuir los marcadores inflamatorios. Esto ayudaría a que los músculos se relajen y se recuperen luego de realizar actividades físicas.

8. Aceite de menta
Foto: ISTOCK

8. Aceite de menta

El aceite de menta es un popular remedio casero para combatir el dolor muscular. Existe evidencia que apoya su uso para los esguinces, ya que proporcionaría un efecto de enfriamiento, alivio del dolor y relajación muscular. Sin embargo, no se recomienda su uso en algunas personas, principalmente aquellas con problemas que afectan al hígado o la vesícula biliar.

Un opción relajante
Foto: ISTOCK

Un opción relajante

Un remedio ideal para cualquier persona que esté experimentando un dolor repentino y agudo o una movilidad reducida, es una sesión de masajes. Para ello debes consultar a un médico o fisioterapeuta que encuentre el tratamiento adecuado para ti. De esta manera podrás controlar el dolor, liberar toxinas, reducir tu estrés y prevenir futuras lesiones.

Fuentes consultadas

Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., Institutos Nacionales de la Salud, Natural Medicines.

Comparte tu opinión