SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

El sexo puede ayudar a combatir las noches de insomnio

Por Lorena Ponce de León -

Tener relaciones sexuales antes de acostarse puede asegurar una buena noche de sueño, según investigadores de la Universidad Central de Queensland, en Australia.

El estudio reveló que el secreto para tener una mejor noche de sueño y sin insomnio es el sexo antes de dormir y, además, alcanzar la satisfacción mutua. Más de 460 personas, entre 18 y 70 años,  compartieron sus experiencias través de una encuesta confidencial sobre sus rutinas antes de acostarse y cómo dormían después de eso.

"Este proyecto se basa en la evidencia de investigación preliminar que demuestra que luego de que los humanos tienen relaciones sexuales y alcanzan el orgasmo, se produce una liberación masiva de una hormona llamada oxitocina. Esta hormona, entre otras que actúan para sentirse bien, ha sido señalada como un sedante para reducir el tiempo que se tarda en conciliar el sueño", explicó en un comunicado Michele Lastella, investigador del sueño en el Instituto Appleton de Ciencias de la Conducta, de la Universidad Central de Queensland.

Así, el sexo produce "un cóctel bioquímico" en el cuerpo de las personas, que incluye un aumento en la oxitocina y la prolactina y una disminución en la producción de cortisol, la hormona del estrés. Esta mezcla de hormonas puede hacernos sentir bastante relajados y actúa como un sedante.

Calidad del sueño

"Lo que descubrimos fue que el 64 por ciento de nuestros encuestados indicaron que dormían mejor cuando las relaciones sexuales eran con una pareja y lograban un orgasmo", señaló Lastella.

Además, los autores del estudio están seguros de que el sexo antes de acostarse ayuda a las personas a dejar de pensar en sus problemas y les hace guardar sus dispositivos móviles, lo que por el contrario disminuye la calidad del sueño.

Un estudio del año 2016, publicado en la revista Psychology of Popular Media Culture,  ya había advertido sobre el impacto negativo de los teléfonos móviles en la  vida sexual. La investigación señaló que las personas que pensaban que sus parejas estaban demasiado apegadas a sus teléfonos informaron estar menos satisfechas con sus relaciones. Además, hay evidencia de que la luz azul emitida por la electrónica también complica la calidad del sueño.

"Cuando estás teniendo relaciones sexuales, no estás pensando qué hacer al día siguiente, o no estás chequeando tu teléfono", dijo Lastella.

Los investigadores concluyeron también que aquellos participantes que se describieron a sí mismos como felices eran más propensos a estar satisfechos con su vida sexual, y viceversa, y  que, además, un  mejor sueño era el mayor contribuyente individual para vivir mejor.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Sexualidad a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad