¿Qué pasará con tu seguro de salud en 2020?

¿Qué pasará con tu seguro de salud en 2020?

En 2020, tu seguro de salud seguirá protegiéndote. Dependiendo de tu plan, tendrás servicios preventivos, cobertura de vacunas, y ayuda para pagar las primas y los copagos.

Si tienes seguro a través de los mercados de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA), los subsidios siguen vigentes, para más del 80% de los consumidores. 

Esta ayuda federal permite que miles de familias puedan realizar sus pagos mensuales sin que se resienta la economía doméstica.

Si no pudiste adquirir un plan médico durante el período abierto de inscripción, todavía tienes chance, dependiendo de las experiencias o cambios en tu vida que tengas en 2020.

Es cierto que hay muchas presiones políticas y legales sobre ACA. Pero estos procesos son lentos y por eso nada va a cambiar este año. 

La siguiente es una mirada sobre cómo el tablero político, especialmente en un año electoral, y las batallas legales, pueden modificar el futuro de la ley.

Batalla legal y futuro del Obamacare

Los republicanos del Congreso intentaron derogar y reemplazar (repeal and replace) ACA más de 70 veces. Hay unos cinco proyectos alternativos, pero ninguno de ellos fue aprobado hasta el momento.

Con la premisa de que el mandato individual era anticonstitucional, Texas, junto con fiscales generales estatales de otros 19 estados republicanos (y dos individuos) presentaron una demanda contra ACA —Texas vs Estados Unidos— argumentando que, sin la penalidad por no tener seguro, toda la ley debería ser invalidada.

California, junto con 21 fiscales generales de otros estados, ha estado desafiando esta demanda en los tribunales.

La última batalla en esta saga ocurrió el 18 de diciembre de 2019, cuando una corte de Nueva Orleans volvió a declarar inconstitucional toda la ley, pero envió el caso de nuevo a una corte de circuito para que se determine que partes de ACA podrían sobrevivir y qué partes no.

California ha declarado que está dispuesta a solicitar a la Corte Suprema que revise la decisión del 5to Circuito. Solo se necesitan cuatro jueces para decidir revisar un caso, por lo que es posible que la Corte lo tome. Pero normalmente lleva meses para que un caso llegue a esta instancia. El último día para los argumentos orales este término es el 29 de abril de 2020. 

El caso puede no decidirse por bastante tiempo más, aunque la Corte puede avanzar meas rápido en la revisión de una causa que considere urgente. Mientras tanto, la demanda volverá al juez de Texas, Reed O'Connor, quien, dados los fallos anteriores (fue este juez el que anuló la ley en 2018), probablemente invalidará la mayor cantidad de ACA que pueda. Luego volvería al 5to Circuito, y probablemente el caso llegue a la Corte Suprema, en 2021 o 2022.

Aunque el futuro legal de ACA no se puede predecir, la decisión del tribunal de distrito fue anulada, por lo que la ley sigue vigente. Cualquier persona que se haya inscrito en cobertura de salud para 2020 estará cubierta. En una declaración severamente crítica de ACA, incluso el presidente Trump dijo que la decisión no "alteraría el sistema de atención médica actual". 

Pero la continua incertidumbre sobre la supervivencia del Obamacare sin duda afectará a los consumidores, aseguradoras, proveedores, estados e incluso farmacéuticas.

Mientras tanto, en 2020 hay elecciones para presidente, habrá recambio del Congreso, y asumirán nuevos gobernadores  y fiscales generales. Aunque por ahora el futuro de ACA permanece en los tribunales, los fiscales generales que pusieron a la ley en un lugar frágil —y el presidente que se negó a defenderla— tendrán que responder a los votantes. 

Y, dentro del grupo general de votantes, especialmente a las minorías, entre las que ACA ayudó a que aumentara la cobertura de salud a niveles históricos; y las mujeres, por la amplia protección que ofrece la ley a embarazadas y a los servicios de planificación familiar, y preventivos de la salud femenina en general.

Encuestas de 2019 indican que hay un 55% de apoyo popular a ACA, o a al menos a preservar las normas que garantizan servicios a través de ACA. Estos números varían dependiendo de si los encuestados son demócratas o republicanos.

Todos los ojos, por supuesto, están puestos en las elecciones presidenciales porque el destino de la ley está muy sujeto al candidato electo. Si Trump es reelecto, es probable que la ley se vuelva más frágil todavía, pero tampoco es garantía absoluta de que vaya a desaparecer.

En el caso de que los demócratas recuperaran el poder, Joe Biden ya dijo que no destruirá el Obamacare. Otros, como Pete Buttigieg, Amy Klobuchar o Elizabeth Warren, están a favor de un sistema de pagador único pero que mantenga ciertas bases del sistema actual. Bernie Sanders es el que tiene la mirada más extrema, a favor de un cambio inmediato hacia el Medicare para Todos.

Lo que sí se puede afirmar es que, a medida que el caso avanza en el proceso de apelaciones, la salud va a mantenerse como un tema fuerte en 2020. 

El hecho de que ACA esté en una situación precaria podría fomentar un sentido de urgencia entre los demócratas del Congreso para avanzar con un Medicare para Todos o iniciativas similares que podrían establecer un nuevo sistema para ayudar a aumentar o mantener el número de estadounidenses que tienen cobertura de salud. 

Sin embargo, la administración y los republicanos del Congreso han expresado su oposición a este tipo de iniciativas. 

También  podría haber cambios en las prioridades si el mandato individual y ACA se confirman como inconstitucionales. Muchas disposiciones del Obamacare que se han consolidado en el sistema de atención médica —la expansión de Medicaid en algunos estados, no discriminar por condiciones preexistentes, etc— ya no tendrían un mandato o autorización federal si toda la ley se considera inconstitucional. 

Comparte tu opinión