Más latinos con seguro médico. ¿Eres uno de ellos?

Más latinos con seguro médico. ¿Eres uno de ellos?
| Foto: ISTOCK

Un análisis del Commonwealth Fund comprobó que, a lo largo de los años —y aun con altas y bajas—, el número de personas sin seguro de minorías disminuyó considerablemente.

El momento bisagra fue la entrada en vigencia de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, popularmente conocida como Obamacare) y la recomendación de que los estados expandieran Medicaid.

En total, el número de adultos sin seguro médico bajó de 20.6% en 2013 a 12.3% en 2017.

La brecha de cobertura entre hispanos y blancos no hispanos se redujo a 16.6% en 2017, comparado con el 25.4% de hispanos sin cobertura que había en 2013.

El grupo que realizó el análisis dijo que los estados que expandieron Medicaid achicaron esta brecha racial y étnica mucho más que los que decidieron no ampliar el programa para individuos o familias con ingresos un poco más altos (que antes no calificaban pero para los cuales el costo de un seguro médico era difícil de afrontar).

Entre 2013 y 2017, en los estados que no expandieron Medicaid, el porcentaje de latinos sin seguro se redujo en un 6.9%; en los que sí ampliaron el programa la baja fue de 18.7%.

El período abierto de inscripción es el momento ideal para que, si no lo hiciste aún, te sumes al grupo de personas con seguro médico.

Esta es la ventana anual que te permite adquirir seguro médico a bajo precio, e incluso ayuda para pagarlo, para ti y para tus seres queridos.

Durante este tiempo del año, se abren los mercados de seguros establecidos por ACA y los consumidores pueden inscribirse para:

  • Adquirir un nuevo plan de salud
  • Cambiar uno que ya tengan (comparando red de doctores, coberturas, precios, etc.)
  • Saber si son elegibles para recibir subsidios (ayuda para pagar las primas)
  • Saber si son elegibles para Medicaid (aunque la inscripción para este programa está abierta todo el año, este período es un buen momento para indagar tu elegibilidad)

Las fechas del período abierto de inscripción pueden cambiar dependiendo del estado. La mayoría sigue el calendario federal por el cual el mercado de seguros abre el 1 de noviembre y cierra el 15 de diciembre.

Pero ciertos estados que gerencian sus propios mercados de seguros suelen extender este tiempo, a veces hasta entrado el año siguiente. Un ejemplo es California, cuyo período abierto puede llegar a extenderse hasta enero del año siguiente.

Haz click aquí para conocer el período abierto de inscripción en tu estado.

Cada año desde que comenzaron los mercados de seguros de ACA, millones de personas se han inscripto para elegir entre los planes de Bronce, Plata, Oro y Platino. Estos metales representan distintas opciones de primas, deducibles y cobertura, aunque todos están obligados por ley a cubrir un paquete de Beneficios Esenciales de Salud.

En 2019, 11,444,141 de personas eligieron un plan del mercado de seguros, según la Kaiser Family Foundation. En este mercado, más del 80% de los consumidores (la cifra varía dependiendo del estado) reciben subsidios para pagar las primas.

Cuando termina el período abierto de inscripción de los mercados de seguros, una persona solo puede inscribirse durante un período especial si vive una situación de vida a la que se conoce como "evento de vida calificado", que la habilita para solicitar un seguro. Entre estas situaciones están: el nacimiento de un bebé, una mudanza o un divorcio.

Por qué tener seguro médico

Si, a pesar de todo, todavía no te decides a buscar un seguro de salud, te damos una poderosa lista de razones:

1) Cuentas astronómicas. Un seguro de salud puede ser costoso, pero no tenerlo puede costar mucho más. Un accidente, una fractura, el diagnóstico de una condición cardíaca, colesterol alto, hipertensión, una erupción en la piel, una crisis asmática, la caída de tu niño andando en bicicleta, pueden desencadenar visitas inesperadas al doctor y una catarata de cuentas médicas difíciles de pagar.

2) Ayuda para pagar.  Tu seguro de salud paga por tus gastos médicos preventivos, y por otros gastos médicos en general cuando ya alcanzaste el límite de tu deducible (lo que debes desembolsar de tu propio bolsillo antes que la aseguradora comience a pagar).

3) Prevención familiar. Cuando todos los miembros de la familia tienen seguro médico, tienden a recibir más atención preventiva, hacerse los chequeos anuales, recibir las vacunas obligatorias y las de la gripe. Si se tiene una situación o emergencia médica y no se tiene seguro de salud, seguramente la persona termine en una sala de emergencia, lo que es mucho más costoso, ya sea para su propio bolsillo si tiene capacidad de pagar esa cuenta, o para el hospital si tiene que absorber ese gasto.

4) Cuidado gratuito. Cuando tienes seguro de salud, por ley puedes tener vacunas y chequeos preventivos sin costo, incluso antes que alcances tu deducible.

5) Pertenecer a una red. Al tener seguro, pagas menos cuando recibes atención de proveedores de salud que forman parte de tu plan médico, incluso antes que alcances tu deducible.

6) Beneficio colectivo. Cuando una persona paga un seguro de salud, el dinero de las primas va a una especie de fondo común que la aseguradora utiliza para pagar por los gastos médicos de sus miembros. Una persona saludable gasta menos y, obviamente, una persona con condiciones médicas, más. Ese balance, que varía constantemente porque alguien sano puede enfermarse, ayuda a que las primas (los pagos mensuales) no aumenten, además de contribuir a la salud y el bienestar común.

Comparte tu opinión