Cómo evitar las cuentas médicas sorpresa

Cómo evitar las cuentas médicas sorpresa

La atención médica en los Estados Unidos es muy costosa. Tan solo pisar un consultorio o un hospital por un problema de salud simple puede implicar un gasto importante. 

Muchos latinos no están acostumbrados a estos sustos, porque en sus países de origen la medicina o bien es pública, o se tiene que pagar muy poco para recibir atención.

Por eso, hay que estar preparado, y la mejor manera es teniendo en tu cartera o billetera una pequeña tarjeta que indique que tienes cobertura médica.

Muchas personas, especialmente las más jóvenes y saludables, se preguntan por qué deben gastar dinero en un seguro de salud.

No conocen de palabras como hipertensión, colesterol alto, o incluso prevención. Pero... ¿y si ocurre un accidente imprevisto?

SI NO TIENES SEGURO MÉDICO

Los siguientes son algunos ejemplos estimados de lo que te costaría el tratamiento de condiciones que pueden cruzarse en el camino de tu salud, y que pueden hacerlo de manera recurrente: es decir pueden afectarte múltiples veces. (No incluimos el costo de las cirugías que pueden estar asociadas a algunas de estas condiciones)

GRIPE: $290 

La vacuna que previene —o alivia— la gripe costaría $37.99 por persona ($151.96 para una familia de cuatro). Si te enfermas, una visita al médico costaría $150. Si deciden hacerte el test para confirmar el diagnóstico, serían unos $20. Actualmente no existe una versión genérica de Tamiflu, el medicamento para tratar la gripe. Sin seguro, su costo es de más de $100 por un tratamiento de 10 días. A esto hay que sumarle el precio de medicamentos de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés), según la gravedad de los síntomas.

FARINGITIS: $300

La faringitis por estreptococo es una infección bacteriana común que afecta la garganta de millones de niños y adultos cada año. El costo promedio del isopado de garganta para diagnosticarla es $50. La visita médica alrededor de $150. La amoxicilina, el antibiótico más común para tratar esta condición cuesta en promedio $50. 

CLAMIDIA: $390

Es una de las infecciones de transmisión sexual más comunes, y está en alza: se registraron 1.7 millones de casos de clamidia en 2017, un aumento de 22% con respecto al 2013. La cita médica promedio sin cobertura costaría $150. Dependiendo del proveedor, la prueba para diagnosticarla sumaría entre $50 y $250. El antibiótico que se usa habitualmente para curar la clamidia es azitromicina, cuyo costo sin seguro suma unos $40.

INFECCIÓN URINARIA: $290 a $700

Es una de las infecciones más comunes que afecta a las mujeres especialmente: se diagnostican unas 3 millones al año. Si el dolor es tan imposible que hay que correr a una sala de emergencias, el gasto puede oscilar entre $500 y $700 solo la visita. Si se trata de una visita a un consultorio, sería de unos $150. La prueba de orina para confirmar el diagnóstico $40. El antibiótico para tratar a infección urinaria oscila entre $50 y $100.

CIÁTICA: $300 a $1,150

Más de 3 millones de casos se diagnostican cada año de este dolor imposible producto de la irritación del nervio ciático, que se irradia desde la parte baja de la espalda a una de las piernas. Además de la cita médica, que oscila los $150, generalmente se recomienda terapia física para la ciática, cuyas sesiones pueden llegar a $200. Si los medicamentos de venta libre como ibuprofeno o acetaminofeno son suficientes para calmar el dolor, sumarían unos $20. En casos extremos en los que se necesiten una inyección epidural de esteroides, la cifra se eleva a $800.

LESIÓN EN LA RODILLA: $1,315

Ya sea en los ligamentos o en el cartílago, la de rodilla es una de las lesiones más comunes, que involucra a una de las articulaciones que está en movimiento constante. La visita al médico comienza con unos $150, y seguramente, dependiendo de la gravedad de la lesión, harán falta medicamentos para el dolor —los que son de venta libre costarán unos $15—, y terapia de rehabilitación, entre $150 y $200 la sesión (con un mínimo de cinco sesiones). Para confirmar la lesión, seguramente el médico ordene una placa de rayos X, que agregaría unos $150 al precio total.

ALERGIA ESTACIONAL: $2,025

Dependiendo del test y del número de alérgenos que se prueben oscila entre $200 y $1,000. La cita médica, $150. El suministro de medicamentos en forma de inyecciones por una temporada está en el rango de $800 a $1,000. Si la alergia puede tratarse con medicamentos de venta libre, éstos pueden costar entre $15 y $25. EpiPen, la inyección que contiene epinefrina y que contrarresta una reacción alérgica cuesta $500, dos dosis. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) aprobó en agosto una versión genérica de EpiPen que es más económica.

  • ¿Necesitas ayuda para comprar seguro médico? Llámanos al 866-295-1220 o deja tus datos aquí y nosotros te contactamos.

¿Lo piensas dos veces cuando contratas el seguro de tu auto, de tu vivienda, incluso de objetos valiosos que posees?

Hay muchas maneras sabias de ahorrar dinero, pero decidir no tener seguro de salud no es una de ellas.

Además, estas son al menos otras seis razones de peso por las que deberías tener cobertura médica:

1) Cuentas astronómicas. Un seguro de salud puede ser costoso, pero no tenerlo puede costar mucho más. Un accidente, una fractura, el diagnóstico de una condición cardíaca, colesterol alto, hipertensión, una erupción en la piel, una crisis asmática, la caída de tu niño andando en bicicleta, pueden desencadenar visitas inesperadas al doctor y una catarata de cuentas médicas difíciles de pagar.

2) Ayuda para pagar.  Tu seguro de salud paga por tus gastos médicos preventivos, y por otros gastos médicos en general cuando ya alcanzaste el límite de tu deducible (lo que debes desembolsar de tu propio bolsillo antes que la aseguradora comience a pagar).

3) Prevención familiar. Cuando todos los miembros de la familia tienen seguro médico, tienden a recibir más atención preventiva, hacerse los chequeos anuales, recibir las vacunas obligatorias y las de la gripe. Si se tiene una situación o emergencia médica y no se tiene seguro de salud, seguramente la persona termine en una sala de emergencia, lo que es mucho más costoso, ya sea para su propio bolsillo si tiene capacidad de pagar esa cuenta, o para el hospital si tiene que absorber ese gasto.

4) Cuidado gratuito. Cuando tienes seguro de salud, por ley puedes tener vacunas y chequeos preventivos sin costo, incluso antes que alcances tu deducible.

5) Pertenecer a una red. Al tener seguro, pagas menos cuando recibes atención de proveedores de salud que forman parte de tu plan médico, incluso antes que alcances tu deducible.

6) Beneficio colectivo. Cuando una persona paga un seguro de salud, el dinero de las primas va a una especie de fondo común que la aseguradora utiliza para pagar por los gastos médicos de sus miembros. Una persona saludable gasta menos y, obviamente, una persona con condiciones médicas, más. Ese balance, que varía constantemente porque alguien sano puede enfermarse, ayuda a que las primas (los pagos mensuales) no aumenten, además de contribuir a la salud y el bienestar común.

Fuentes: Consumer Reports, NIH, BCBS, KFF, Mayo Clinic, GW University.

Comparte tu opinión