Seguros combinados de visión y dental: razones para comprarlos

Seguros combinados de visión y dental: razones para comprarlos
Seguros combinados dental y de visión | Foto: GETTY IMAGES

Cada vez son más las personas que cuentan con seguros de salud complementarios, esos productos pensados para hacer frente a gastos médicos específicos que no siempre son cubiertos por los seguros de salud convencionales. Casos muy habituales son los seguros dentales y los de visión.

Sin embargo, hay una posibilidad de ahorrar dinero contratando seguros combinados de ambas modalidades. Los seguros de visión y dental son uno de los casos más frecuentes. Con ellos, las familias se protegen contra costes inesperados en dos aspectos en los que suelen presentarse gastos por sorpresa: la salud dental y el cuidado de los ojos.

En este artículo te explicamos qué es un seguro combinado de visión y cuidados dentales y te explicamos por qué es una opción interesante.

Qué vas a encontrar en este artículo

Seguros dentales y de visión: qué son

Los seguros dentales y los seguros de visión son dos variantes de la misma familia: los seguros de salud complementarios. Se trata de productos que protegen a las personas aseguradas en caso de que tengan que hacer frente a gastos médicos que no estén cubiertos por sus seguros convencionales.

Un seguro de salud normal tiene limitaciones. No cubre determinados tratamientos o prácticas médicas, y suele haber copagos, gastos deducibles y gastos que afrontan los asegurados, lo que en inglés se denomina ‘out of pocket’. Esto hace que, ante problemas médicos imprevistos, las familias tengan problemas y deban recurrir a sus ahorros o a endeudarse. Para evitar estas situaciones son recomendables los seguros de salud complementarios.

En el caso del seguro dental , se trata de un producto pensado para estar tranquilos en cuanto a los múltiples problemas que se pueden producir en la boca y en la dentadura. Desde simples caries a tratamientos de ortodoncia, todo puede quedar cubierto con una póliza de este tipo. Eso sí, hay diferente niveles de cobertura: tratamientos preventivos, cuidados básicos y operaciones importancias. No todas las pólizas de seguro dental ofrecen el mayor nivel de cobertura, por lo que es importante elegir cuidadosamente el producto que se necesita. Además, hay pólizas que cubren completamente los tratamientos básicos, pero solo pagan la mitad o una parte de las prácticas médicas más caras. Por eso, conviene informarse bien de los términos que se contratan.

En todo caso, el dental es un seguro muy popular. No en vano, hasta un 92 por ciento de la población tiene o ha tenido problemas de caries, lo que da una idea de lo extendido que está este tipo de dolencias y lo importante que es contar con una buena cobertura ante ellas.

Por su parte, el seguro de visión está pensado para hacer frente a los cuidados continuados de la vista: revisiones rutinarias, compra de gafas o anteojos, compra de lentes de contacto, etc. En realidad, todos los planes de seguros obligatorios incluidos en la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, la ACA u Obamacare, incluyen cobertura de seguro de visión para menores de edad. Pero raros son los seguros de este tipo que incluyen a los adultos, por lo que los seguros de visión son fundamentales para acompañar a toda la familia a lo largo del tiempo. No hay que olvidar que los problemas de visión afectan a muchos millones de personas en Estados Unidos. Y no solo a personas mayores: por poner solo un ejemplo, entre los menores de 40 años encontramos 2,7 millones de pacientes de glaucoma. Y se espera que a la altura de 2030 haya cinco millones de personas con baja visión en todo el país.

Combinando seguros: dentales y visión, en una sola póliza

Como puedes entender, estos dos tipos de seguros complementarios son muy demandados. Una gran cantidad de familias los compran para mejorar su protección y cuentan con ellos como escudos para defenderse ante la llegada de gastos inesperados. Esa fuerte demanda ha hecho que muchas aseguradoras ofrezcan paquetes combinados de los dos seguros: dentales y de visión.

Estas pólizas mixtas ofrecen por un precio muy contenido cobertura que incluye revisiones dentales y oculares, diferentes tratamientos en ambos campos o compra de gafas o lentes.

Suelen ser planes que cubren a toda la familia, en algunos casos hasta que los hijos cumplen una edad límite, que puede ser los 25 ó 26 años.

En función del tipo de seguro combinado que contrates, puedes tener solo los cuidados básicos en ambas áreas, o puedes ir contando con tratamientos más caros. Así, dependiendo de lo que contrates, dispones incluso de ortodoncia o de cirugía ocular.

Además, puedes elegir el tipo de funcionamiento de los seguros combinados. Pueden ser lo que se denomina HMO, siglas inglesas de ‘organización de medicina preventiva’, que te ofrecen menos médicos, pero tienen precios más bajos. O pueden ser también PPO, es decir, organizaciones de proveedores preferidos, una variante en la que se paga más, pero se puede recurrir a un mayor número de especialistas.

Ventajas de un seguro combinado de visión y cuidados dentales

Con la enorme incidencia que tienen entre la población los problemas oculares y dentales, parece razonable disponer de algún tipo de cobertura extra que se haga cargo de estos gastos. Y la idea de combinar las dos coberturas en un solo producto resulta muy atractiva por varias razones. Estas son las principales:

  • Mejor precio. Al combinar dos seguros en una sola póliza, se obtiene un precio más bajo que el obtenido si se contrata cada seguro por separado. Esta es una gran ventaja, porque ofrece ahorros notables a lo largo de los años.
  • Sencillez. Al agrupar todos los servicios en una sola póliza, se simplifica la gestión. Las reclamaciones, las consultas y todo tipo de servicios se centralizan y eso reduce la complicación para los asegurados.
  • Ofertas grupales. Es frecuente que los seguros combinados de visión y dental sean parte de seguros de salud ofrecidos por las empresas. Funcionan como complementos de esas pólizas grupales y en muchos casos se pueden portar si se abandona la empresa.

Como ves, hay buenas razones para combinar los seguros de visión y dental en un solo producto. Finalmente, tendrás una red de seguridad que te ayudará a superar cualquier situación inesperada en este ámbito de salud.

Comparte tu opinión