SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

Seguro de visión: Qué es, qué cubre

El seguro de visión es un seguro complementario que está pensado para ayudarte a cubrir y financiar los gastos del cuidado continuo de la vista, tales como los exámenes oculares rutinarios, los anteojos o gafas y las lentes de contacto. En muchos casos, las aseguradoras dan la posibilidad de contratarlo conjuntamente con el seguro dental.

Seguro de visión: Qué te puedes encontrar en este artículo

Qué es un seguro de visión

Dependemos de nuestros ojos para cualquier actividad diaria: el estudio, el trabajo, caminar por la calle, conducir un coche... Es fundamental tener unos ojos sanos, así como evitar o reducir las consecuencias de su desgaste y del envejecimiento. El seguro de visión es un seguro complementario que al menos va a cubrir los exámenes de la vista y las gafas.

De conformidad con la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (“ACA”, por sus siglas en inglés, también conocida como “Obamacare”), todos los planes del Mercado de Seguros Médicos incluyen cobertura pediátrica de la visión, incluido un examen ocular anual y algunas ventajas de índole material (las gafas, por ejemplo), para niños y jóvenes menores de 19 años, pero solo algunos planes extienden esa cobertura también a los adultos. Si necesitas un plan de cobertura de la vista para adultos, que incluya errores de refracción (miopía, hipermetropía, astigmatismo), enfermedades como la conjuntivitis o cobertura material en forma de lentes de contacto, anteojos o monturas de gafas, es buena idea que contrates un plan de seguro de visión para reducir tus gastos en el cuidado de la vista.

La mayoría de planes de seguro de visión son planes de descuento o de bienestar que proporcionan unas prestaciones y descuentos específicos a cambio de una prima anual. En función del tipo de servicio prestado, pueden llevar aparejada una cantidad deducible o un pequeño copago. Un ejemplo: si un examen general de la vista te cuesta, pongamos por caso, 160 dólares sin seguro, con un seguro de visión apenas deberás afrontar un copago de unos 15 dólares, de modo que te estarás ahorrando 145 dólares. Te recomendamos que te asesores con tu oftalmólogo o con el personal de su clínica para entender correctamente los servicios que están disponibles en tu plan de seguro y el coste de cada uno de ellos.

Por qué es importante tener seguro de visión?

El número de personas afectadas por las enfermedades oculares más comunes está previsto que se duplique entre 2010 y 2050. En Estados Unidos, los afectados por cataratas pasarán de 24,4 a 50 millones. En el caso del glaucoma, la cifra aumentará desde los 2,7 hasta los 6,3 millones  En el lado positivo, la Organización Mundial de la Salud asegura que "más del 80 % del total mundial de casos de discapacidad visual se pueden evitar o curar" , y ello a pesar del tiempo que pasamos frente a pantallas de vídeo y otros dispositivos electrónicos.

Qué cubre un seguro de visión

A la hora de contratar un seguro de visión es conveniente que leas detenidamente las condiciones de la póliza. Lo normal es que las compañías ofrezcan un mínimo de cobertura que incluya la revisión de la vista y las gafas y/o lentes de contacto, así como descuentos en cirugía por errores de refracción (miopía, por ejemplo). 

El examen visual es importante y se recomienda hacerlo una vez al año para ayudar a detectar en una fase temprana cualquier enfermedad ocular. Por si esto fuera poco, este tipo de revisiones también pueden ayudar a detectar otras condiciones, tales como la diabetes, el colesterol alto, la presión arterial alta... El seguro de visión supone un ahorro importante en algo que sabes que tarde o temprano habrás de afrontar, pues los ojos sufren un desgaste natural cuando envejecemos.

  • Seguro de visión combinado con el seguro dental

La mayoría de las compañías aseguradoras suelen tener disponible un seguro conjunto que combina en una única póliza el seguro de visión y el seguro dental. Ello brinda una serie de prestaciones para exámenes oculares rutinarios y la compra de gafas y lentes de contacto, así como descuentos en otro tipo de servicios que aparezcan contemplados en las condiciones de dicha póliza. 

No obstante, el seguro de visión independiente también contempla esas prestaciones e incluso tiene la flexibilidad de poder elegir, por ejemplo, entre una cobertura solo para las gafas, solo para las lentes de contacto o para ambas.

  • Elección de oftalmólogo

A la hora de recibir atención médica para la vista, si aún no estás registrado con un oftalmólogo, o si tu oftalmólogo de confianza no figura en la red de profesionales de tu plan, normalmente tendrás libertad para elegir a tu especialista, aunque los gastos de tu bolsillo se incrementarán. Por el contrario, si tu oftalmólogo ya pertenece a la red de especialistas disponible, no tendrás que cambiar de doctor y además ahorrarás una cantidad importante de dinero. Es conveniente que consultes el listado de especialistas que tu plan de seguro de visión te ofrece.

Tipos de planes

Existen tres tipos principales de planes de seguro de visión:  

  • Seguro médico de indemnización   

Es un plan de seguro tradicional que da a los titulares de las pólizas libertad para elegir un especialista.  

  • Organización de medicina preventiva, también conocida como “sociedad de seguro médico” (HMO, por sus siglas en inglés)

Es una red de proveedores de servicios médicos con tarifas reducidas para sus clientes. No obstante, los titulares de las pólizas deben ceñirse a esta relación de especialistas.  

  • Organización de proveedores preferidos (PPO, por sus siglas en inglés).   

Es un grupo de proveedores parecido a la HMO, salvo que aquí los titulares de las pólizas tienen la opción de pagar más y ser atendidos por oftalmólogos que no estén en esa red de especialistas de la PPO.

Enfermedades comunes de los ojos

Estas son algunas de las enfermedades más comunes de los ojos. Seguro que has oído hablar de algunas o de la mayoría de ellas:

Enfermedades del ojo

Nombre

Descripción

Parte del ojo afectada

Miopía

Error de refracción común en el que los objetos cercanos se ven con claridad pero los objetos lejanos se ven borrosos

Retina (la imagen del objeto que vemos se forma delante de ella)

Hipermetropía

Lo contrario de la miopía: los objetos lejanos se ven con más claridad que los objetos cercanos

Retina (la imagen del objeto que vemos se forma detrás de ella)

Astigmatismo

Otro error de refracción común, como los dos anteriores. El ojo no enfoca la luz de forma pareja sobre la retina

La curvatura de la córnea no es uniforme

Conjuntivitis

Inflamación de la conjuntiva. Alergias, bacterias o virus son las causas más frecuentes

Conjuntiva (membrana mucosa del interior de los párpados que se extiende a la parte anterior del globo ocular)

Presbicia

También conocida como “vista cansada”. Se produce a medida que se envejece. El ojo es incapaz de enfocar de cerca. Es la anomalía visual más frecuente y afecta prácticamente a toda la población a partir de los 40 o 45 años

Cristalino (la lente situada por detrás de la pupila y por delante de la retina)

Ojo vago

El ojo y el cerebro no están coordinados y el cerebro está favoreciendo al otro ojo. “Ojo vago” es el nombre común de la ambliopía.

Está asociada a causas como estrabismo, cataratas o diferente graduación en los ojos. Si se detecta en la niñez, puede corregirse

Desprendimiento de retina

La retina se separa del tejido que la sustenta

Retina (convierte las imágenes que percibimos en impulsos nerviosos y las envía a través del nervio óptico al cerebro)

Glaucoma

Grupo de enfermedades en las que se puede ver dañado el nervio óptico del ojo. Si no se trata a tiempo, podría resultar en pérdida de visión o en ceguera. El glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo

Mal drenaje del ojo, que puede producir un daño al nervio óptico, por ejemplo debido al aumento de la presión intraocular.

Cataratas

Están ligadas al envejecimiento y se dan cuando el cristalino se vuelve cada vez más opaco, lo que afecta a la visión. Más de la mitad de los estadounidenses sufren de cataratas a partir de los 80 años.

Pérdida de la transparencia del cristalino, la lente del ojo. El envejecimiento es una de las principales causas a que están asociadas las cataratas

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad