Siempre tengo miedo, ¿es normal?

Siempre tengo miedo, ¿es normal?
En algunas circunstancias el miedo deja de ser un sistema de alerta que nos ayuda y se convierte en un estado emocional alterado. | Foto: GETTY IMAGES

Las emociones son reacciones automáticas que experimentamos física y mentalmente, que nos permiten valorar y reaccionar de manera adecuada al medio ambiente que nos rodea y al contenido de nuestro mundo interior (ideas y pensamientos). 

Gracias a las emociones, podemos sobrevivir, aprender y adaptarnos de la mejor manera posible a nuestras circunstancias. Cuando hablamos de emociones nos referimos a la ira, el miedo, la tristeza y la felicidad.

El miedo como sistema de alerta

El miedo es una emoción normal que tiene una función muy importante, preparar nuestro cuerpo y nuestra mente para enfrentar un objeto o situación que amenace nuestra integridad. Si todo va bien nos permite sortear las dificultades a las que nos enfrentamos todos los días.

Miedo patológico

En algunas circunstancias el miedo deja de ser un sistema de alerta que nos ayuda y se convierte en un estado emocional alterado. Si el miedo se torna muy intenso y/o constante, se transforma en miedo patológico. 

Cuando el miedo se comporta de esta manera podemos llamarlo ansiedad y en el caso más extremo de intensidad, pánico.

Distintos trastornos se caracterizan por tener como síntoma fundamental la ansiedad, son los llamados trastornos de ansiedad, como por ejemplo: la fobia social, las fobias específicas, el trastorno de pánico o el trastorno de ansiedad generalizada.

En uno de estos trastornos de ansiedad, la persona se encuentra constantemente preocupada por los más diversos temas: “me van a despedir del trabajo”, “la economía está mal”, “el mundo es un caos”, “le va a pasar algo malo a mis seres queridos”, “me va a pasar algo malo”, “el futuro es peligroso”.
En estas circunstancias, el mundo y la vida es un peligro constante. 

Síntomas del miedo

La persona que piensa de esta manera se mantiene en un estado de alerta y tensión permanente, no descansa, se queja de síntomas como insomnio, dolores musculares, y fatiga. Estamos hablando del Trastorno de Ansiedad Generalizada.
Las causas son muy diversas pero lo más importante es que es una condición que se puede tratar. 

Manejo del Miedo

Los expertos en Salud Mental recurren a la psicoterapia y la farmacoterapia para tratar estas condiciones. Si te sientes de esta manera y no puedes dejar de estar así a pesar de tus intentos por mejorar, si afecta tu vida y sufres por esto, lo mejor que puedes hacer es buscar la ayuda de un especialista.

Comparte tu opinión