Día del padre: ¿Por qué ellos son más cuestionados que las madres?

Día del padre: ¿Por qué ellos son más cuestionados que las madres?
Los padres de hoy crían a sus hijos en medio de presiones y cuestionamientos. | Foto: ISTOCK

No es un celular que acaba de lanzarse, ni una prenda de marca sofisticada: los padres en su día desean ser menos cuestionados. Una encuesta reveló que crían a sus hijos en medio de presiones por los estereotipos, la mirada crítica de otros padres y la familia, además de una cierta presunción de que sus capacidades no igualan a las de la madre.

Aproximadamente la mitad de los padres encuestados a través de un nuevo sondeo nacional dijeron que se han enfrentado a críticas y cuestionamientos sobre sus elecciones de padres en todo, desde cómo alimentan a sus hijos hasta cómo juegan con ellos.

Muchos padres dicen que responden a las críticas de manera positiva, como cambiar algún aspecto de su crianza (49%) o buscar más información sobre el tema (40%); sin embargo, otros tuvieron la reacción opuesta, según la Encuesta Nacional de Salud Infantil del CS Mott Children's Hospital de la Universidad de Michigan, en EE.UU.

En más de una cuarta parte de los padres encuestados, las críticas los hicieron sentir menos seguros como padres, y 1 de cada 5 dice que los desanimó a participar más en la crianza de los hijos. Muchos padres (43%) también pensaron que las críticas a menudo eran injustas.

El informe se basa en las respuestas de una muestra representativa a nivel nacional de 713 padres de niños de hasta 13 años.

"Los padres que aman y se comprometen pueden tener un impacto positivo en el desarrollo y bienestar de sus hijos", dice la codirectora de la encuesta, Sarah Clark.

"Si bien algunos padres dicen que las observaciones les incitan a buscar más información sobre las buenas prácticas de crianza de los hijos, demasiadas críticas pueden hacer que los papás se sientan desmoralizados con respecto a su papel paterno", agrega Clark. "Los miembros de la familia, especialmente el otro padre, deben estar dispuestos a reconocer que los diferentes estilos de crianza no son necesariamente incorrectos o dañinos".

Los papás a menudo se sentían criticados por la forma en que disciplinaban a un niño, y dos tercios dijeron que esta era la categoría más alta para el menosprecio de un padre, según el informe.

Cómo abordar el tema de la conducta de los niños

No es raro que los padres estén en desacuerdo sobre temas como la edad en que se debe esperar que un niño siga ciertas reglas o las consecuencias apropiadas por el mal comportamiento, dice Clark. Pero es una de las áreas más importantes para que los padres encuentren un terreno común.

"Abordar la mala conducta de un niño es uno de los mayores desafíos de la crianza de los hijos, y los padres no siempre están en la misma página cuando se trata de expectativas y consecuencias", dice Clark.

Dieta y nutrición

La segunda categoría principal por la que "avergüenzan a un papá" fue la dieta y la nutrición, con 2 de cada 5 papás que dijeron que fueron criticados por la forma en que alimentaron a sus hijos. Casi un tercio de los padres también se sintieron juzgados por no prestar suficiente atención a los niños, y un número igual declaró que les dijeron que jugaban demasiado rudo.

Otros temas de crítica están relacionados con el sueño de un niño (24%), la apariencia (23%) y la seguridad (19%).
La fuente más común de críticas provino a menudo de de la misma familia, generalmente de otro padre (el 44% de las veces).

"En algunos casos, esto puede ser un reflejo de los roles históricos de género, donde las madres eran consideradas como cuidadoras y los padres eran vistos con capacidades naturales de crianza limitadas que necesitan supervisión o corrección" dice Clark. "Cuando esto ocurre, las pequeñas diferencias en el estilo de crianza de los hijos pueden causar conflictos sobre lo que significa la mejor manera de ser padres" agrega.

"Las normas culturales, la dinámica familiar y la experiencia previa con su propio padre, también pueden moldear el estilo de crianza de un padre e influir en las expectativas de los demás", agrega.

El juego físico

Lo mismo ocurre con las críticas sobre ser demasiado toscos o no prestar atención. Si bien los padres pueden participar más en juegos físicos con sus hijos, las madres, los otros padres y otros adultos a veces perciben que el padre no está protegiendo adecuadamente al niño de las lesiones.

Los abuelos fueron los siguientes grandes críticos del rol de un papá (24%), seguidos por los propios amigos de los padres (9%).

De acuerdo con el informe de la encuesta, 9 de cada 10 padres dijeron que sienten que la mayoría de los papás en general hacen un buen trabajo cuidando a sus hijos.

Sin embargo, algunos padres describen situaciones en las que otros adultos parecen descontar su rol parental: el 11% ha sentido que un maestro asumió que no tenía conocimiento sobre las necesidades o el comportamiento de su hijo, y el 12% sintió que un médico o una enfermera supusieron que los padres no eran tan conocedores de la salud de sus hijos.
Además, casi una cuarta parte de los padres encuestados (23%) se han sentido excluidos de la comunicación sobre las actividades de sus hijos.

Hay que cambiar la mirada hacia los padres

Es importante que los profesionales y los miembros de la familia no hagan que los papás se sientan irrelevantes cuando se trata de la vida de sus hijos, dice Clark.

"Algunos padres dicen que sienten que los profesionales que interactúan con sus hijos desestiman el papel de los padres" dice la experta. “Incluso las formas sutiles de desprecio pueden socavar la confianza de los padres o enviar el mensaje de que son menos importantes para el bienestar de sus hijos” señala.

Más para leer sobre los padres y la crianza de los hijos

Comparte tu opinión