Extraña enfermedad paralizante se extiende por Estados Unidos

Extraña enfermedad paralizante se extiende por Estados Unidos
| Foto: GETTY IMAGES

Lo que comenzó como unos cuantos casos de niños paralizados por una enfermedad parecida a la poliomielitis en Minnesota se ha extendido y ya son más de 100 pacientes confirmados en 22 estados. Las autoridades sanitarias de Estados Unidos ayer hicieron un anuncio público para advertir sobre el aumento de esta grave y misteriosa condición.

La enfermedad se llama mielitis flácida aguda (AFM, por sus siglas en inglés) y afecta el sistema nervioso, específicamente la médula espinal, causando parálisis. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, es un trastorno raro y también grave, pues todavía no existe un tratamiento específico, se desconocen sus causas y no se conoce cómo puede comportarse a largo plazo.

Se sabe que más del 90% de los afectados son niños (edad promedio de 4 años), hay 127 casos, que los primeros se registraron en Minnesota y que se han extendido a 22 estados del país, cuyos nombres no han sido revelados por los CDC. En un principio se pensaba que la causa era el poliovirus, sin embargo, fue descartado al analizar las muestras de heces de los pacientes.

"Entendemos que las personas, particularmente los padres, están preocupados por la AFM", dijo Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de la institución. "Hay mucho que no sabemos sobre el AFM, y me siento frustrada porque a pesar de todos nuestros esfuerzos, no hemos podido identificar la causa de esta misteriosa enfermedad".

Los CDC comenzaron a rastrear esta enfermedad en agosto de 2014. Los casos han ido en aumento, se registró un pico en 2016 y un niño murió a causa del trastorno en 2017. Las cifras de este año están a la par del los registros de 2016.

Qué se puede hacer

Al existir tan pocos datos sobre la enfermedad, los CDC quieren crear conciencia para que los padres puedan buscar atención médica, si su hijo desarrolla síntomas como debilidad repentina o pérdida de tono muscular en sus brazos y piernas. De esta manera, los médicos pueden actuar rápidamente; algunos pacientes se han recuperado en poco tiempo, mientras que otros continúan teniendo parálisis y requieren atención continua.

"Como padre, entiendo lo que es tener miedo para su hijo", dijo Messonnier, pero agregó que es importante que todos recuerden que, a pesar del aumento de casos, esta es una condición rara: Afecta a menos de 1 niño de cada 1 millón.

Las afecciones neurológicas como la AFM tienen una variedad de causas posibles, como virus, toxinas ambientales y trastornos genéticos. Los CDC ha analizado muestras y no han detectado ningún patógeno en el líquido cefalorraquídeo de los pacientes. Tampoco han encontrado una relación con las vacunas (se ha diagnosticado en niños con y sin inmunización), ni han visto patrones similares en otros países. Al no conocer el origen tampoco se puede determinar quién puede estar en mayor riesgo de desarrollarla ni las precauciones que se puedan tomar

Las únicas recomendaciones que han hecho es que los padres traten de proteger mejor a sus hijos de enfermedades graves tomando medidas de prevención, como lavarse las manos, mantenerse al día con las vacunas recomendadas y usar repelente de insectos para prevenir las picaduras. Mientras, siguen investigando para descifrar esta enfermedad.

¿Tienes más preguntas sobre este tema? Consulta con nuestros especialistas, sin costo, en HolaDoctor Consultas.

Más para leer sobre enfermedad:

Comparte tu opinión