Dentistas murieron misteriosamente por una enfermedad pulmonar

Dentistas murieron misteriosamente por una enfermedad pulmonar
Los CDC recomiendan a todos los trabajadores odontológicos utilizar protección respiratoria certificada | Foto: ISTOCK

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) informaron sobre una alta incidencia de fibrosis pulmonar idiopática (FPI), una rara enfermedad pulmonar, entre dentistas y otros trabajadores dentales de un centro de atención en Virginia.

De los casi 900 pacientes estudiados durante aproximadamente dos décadas, los CDC encontraron que ocho dentistas y un técnico dental, todos hombres, tenían la enfermedad. Siete de los pacientes habían muerto.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU, la fibrosis pulmonar es una condición en donde el tejido profundo de los pulmones se va cicatrizando y se vuelve grueso y duro. Esto provocan dificultad para respirar y, en última instancia, insuficiencia respiratoria.

Esta enfermedad pulmonar puede desencadenarse o empeorar por exposiciones ambientales u ocupacionales: humo de tabaco, infecciones, drogas o puede ser secundaria a trastornos autoinmunes e inflamatorios. Se estima que cerca de 200,000 pacientes se ven afectados en Estados Unidos por esta condición y más de cinco millones en todo el mundo.

Alerta

La investigación se produjo después de que un dentista diagnosticado con la enfermedad pulmonar alertó a los CDC sobre el patrón en el centro de atención de Virgina.

"Se administró un cuestionario a uno de los pacientes vivos, que informó sobre el pulido de aparatos dentales y la preparación de amalgamas e impresiones sin protección respiratoria. Las sustancias utilizadas durante estas tareas contienen toxicidad respiratoria conocida o potencial. Aunque no existen etiologías claras para este grupo, las exposiciones ocupacionales posiblemente contribuyeron", señalaron los CDC.

En este caso, entre 894 pacientes tratados por fibrosis pulmonar idiopática en el hospital de Virginia, nueve pacientes, el 1%, fueron identificados como dentistas o técnicos dentales. Este número "fue aproximadamente 23 veces más alto de lo esperado", informó el doctor Randall J. Nett, autor principal del estudio y oficial médico del Servicio de Salud Pública de EE.UU.

"Los dentistas y otras personas que trabajan en odontología tienen exposiciones únicas en el trabajo. Estas exposiciones incluyen bacterias, virus, polvos, gases, radiación y otros peligros respiratorios", explicó Nett.

Hasta el momento  no se sabe exactamente qué causó  la fibrosis pulmonar idiopática a  este grupo específico de casos en la clínica de Virginia. La recomendación de los CDC es que todos los trabajadores odontológicos deben "usar protección respiratoria certificada" si la capacidad de mejorar la ventilación no es práctica o efectiva.

Los pacientes del grupo tenían un promedio de edad de 64 años, por lo que es posible que no hayan utilizado las prácticas más actualizadas de protección y seguridad personal.

"Trabajamos con materiales y bioproductos que son potencialmente dañinos para nuestros cuerpos si los inhalamos.  A los dentistas más jóvenes se les enseña de manera diferente que en el pasado, por lo que saben delegar ciertos trabajos o procedimientos a los laboratorios que cumplen con requisitos de ventilación más estrictos y seguros”, dijo a CNN Paul Casamassimo, director de políticas del Centro de Investigación y Salud Oral Pediátrica de la Academia Americana de Odontología Pediátrica.

Comparte tu opinión