Demi Lovato firma contrato para no suicidarse

¿Qué habrán visto los ejecutivos de un programa de televisión en una niña para convencerla de no suicidarse? La cantante Demi Lovato reveló que a los siete años tuvo que firmar un acuerdo.

Demi Lovato firma contrato para no suicidarse
Getty Images | Foto: GETTY IMAGES

Puntos clave

“El director llamó a mis padres y me hizo firmar este contrato antisuicida, que decía que yo no podía quitarme la vida. Ellos no esperaban eso tan joven”, explicó la artista a la revista Rolling Stone.

Desde muy temprana edad, Lovato comenzó a experimentar los estragos de la fama. Tras su aparición en el programa de televisión Barney y sus amigos, la artista obtuvo mucho dinero y reconocimiento, pero también entró en una profunda depresión.

Años más tarde, esa misma depresión e inseguridad llevó a la ex estrella de Disney a buscar ayuda en una clínica de rehabilitación en 2010, con el apoyo de su madre y su padrastro. Tras recibir tratamiento, Demi fue diagnosticada con trastorno bipolar y fue atendida contra la bulimia.

Hoy, el panorama parece diferente. La joven cantante ha decidido abrirse con sus seguidores y contarles todo lo que a su corta edad ha vivido.

“Mis padres me dijeron: ‘tú tienes dos opciones. Podemos callarlo y no hablar de ello, o puedes decirle a la gente qué es lo que pasa’. No había vacilación, de verdad. Decidí abrir esa puerta”, comentó.

La depresión no es un asunto para tomarse a la ligera. Al igual que Demi Lovato, más de 20 millones de personas en Estados Unidos experimentan esta enfermedad clínica severa que afecta al cerebro.

Algunos de sus síntomas incluyen:

  • Tristeza
  • Pérdida de interés o placer en actividades que se suele disfrutar
  • Pérdida o aumento de peso
  • Dificultad para dormir o sueño excesivo
  • Pérdida de energía
  • Sentimiento de desvalorización
  • Ideas de muerte o suicidio

Existen algunos tratamientos eficaces para este problema que incluyen antidepresivos y psicoterapia. La mayoría de las personas mejora más rápidamente si utiliza ambos.

Con información del Instituto Nacional de la Salud Mental.

 Más para leer:

Comparte tu opinión