SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Por qué los períodos con mucho sangrado son peligrosos

Tal vez eres una de las mujeres que experimenta un sangrado copioso en el período menstrual. Muchas veces, detrás de este síntoma puede haber un trastorno hemorrágico no diagnosticado. La Oficina de Salud de la Mujer del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU (HHS) elaboró un informe completo sobre este problema, que puede ayudar a prevenir complicaciones.

Aproximadamente una de cada 10 mujeres con períodos menstruales abundantes pueden tener un trastorno hemorrágico. Si éstos no reciben tratamiento, pueden aumentar el riesgo de anemia y hemorragias peligrosas después del parto. 

¿Qué es un trastorno hemorrágico?

Un trastorno hemorrágico es un problema de salud que provoca un sangrado imposible de parar. Normalmente cuando alguien se lastima, se forma un coágulo de sangre que detiene el sangrado rápidamente. 

Pero si tienes un trastorno hemorrágico, tus plaquetas o coagulación no funcionan correctamente, o tu cuerpo no produce las plaquetas o los factores de coagulación suficientes. Esto provoca un sangrado excesivo durante las funciones normales del organismo, por ejemplo, en el período menstrual

Las personas que tienen un trastorno hemorrágico también pueden sangrar demasiado o por un tiempo prolongado después de una herida, un arreglo dental, un parto o una cirugía. 

¿Un sangrado abundante en el período menstrual puede indicar un trastorno hemorrágico?

Es posible. Alrededor de una de cada 10 mujeres con períodos abundantes puede presentar algún tipo de trastorno hemorrágico. Sin embargo, otras causas de los períodos abundantes pueden ser:

  • Determinados problemas de salud, como mal funcionamiento de la tiroides o fibromas uterinos.
  • Problemas reproductivos. Cuando el ciclo menstrual es normal, el cuerpo desecha el revestimiento uterino en cada período. Si tienes un desequilibrio hormonal o si no ovulas, la capa que cubre la pared del útero puede engrosarse demasiado. Y al eliminar este recubrimiento, se puede producir un sangrado abundante. 
  • Algunos medicamentos. Como los antiinflamatorios y anticoagulantes pueden provocar períodos abundantes o prolongados.

¿Cómo puedo saber si mi sangrado es abundante?

Tu período menstrual es abundante si:

  • Tienes que cambiar la toalla femenina o el tampón cada una o dos horas.

  • Tienes sangrado menstrual por más de 7 días consecutivos.
  • Hay coágulos mayores a un cuarto en el sangrado menstrual.

Las mujeres cuyos sangrados menstruales son abundantes, normalmente deben modificar sus actividades diarias debido a esta condición. Si tienes que cambiar tu rutina laboral o escolar porque tienes un sangrado demasiado intenso durante tu periodo, entonces probablemente el sangrado menstrual no sea normal.

Consulta a tu médico o enfermera si crees que tienes un sangrado abundante, quien seguramente indicará que te realices ciertas pruebas

¿Qué provoca los trastornos hemorrágicos?

Generalmente son hereditarios y se pasan de padres a hijos al nacer. A veces, se pueden presentar a causa de: enfermedades hepáticas o renales, efectos secundarios de ciertos medicamentos (anticoagulantes, algunos analgésicos o el consumo prolongado de antibióticos) o desequilibrios de la hormona tiroidea. 

¿Qué tipos de trastornos hemorrágicos afectan a las mujeres?

Enfermedad de von Willebrand (EVW)

La EVW es el trastorno hemorrágico hereditario más común que presentan las mujeres en Estados Unidos. Provoca periodos menstruales inusuales, abundantes y prolongados, hemorragias nasales frecuentes, encías sangrantes, sangre en las heces o en la orina, sangrado intenso o prolongado luego de una herida, cirugía o intervención odontológica, moretones, hemorragias profusas o prolongadas durante o después del parto. 

Hemofilia

La hemofilia es otro tipo de trastorno hemorrágico, aunque es muy poco frecuente y generalmente es hereditaria. Afecta tanto a las mujeres como a los hombres, pero la mayoría de los bebés que nacen con esta enfermedad son varones, y las mujeres son portadoras del gen. 

Sin tratamiento, los trastornos hemorrágicos pueden desencadenar:

  • La necesidad de transfusiones de sangre

  • Artritis y lesiones en las articulaciones
  • Hemorragias en otras partes del cuerpo
  • Tener que recurrir a la histerectomía u otra cirugía. 

Si sabes que tienes un trastorno hemorrágico, infórmale a tu médico, enfermera, partera y odontólogo para evitar inconvenientes de gravedad. Si bien no existe una cura para este problema, los medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas.

Las personas con trastornos hemorrágicos leves pueden necesitar tratamiento solo antes o después de una cirugía, un arreglo dental o una herida. En cambio, si los síntomas son más agudos, posiblemente necesiten tomar medicamentos más a menudo.

Más para leer sobre la sangre

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad