Hemofilia y otras afecciones de la sangre

Muchas afecciones de la sangre o hematológicas son hereditarias, mientras que otras pueden desarrollarse a causa de otras afecciones, por los efectos secundarios de un medicamento o por la falta de ciertos nutrientes en la dieta. Conoce las más comunes y cómo se tratan.

Anemia

Es una afección en la que la sangre tiene bajo el número de glóbulos rojos. También puede ocurrir cuando los glóbulos rojos no contienen suficiente hemoglobina, una proteína rica en hierro que da a la sangre su color rojo y que ayuda a las células rojas a transportar oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo, informan el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre.

Clases de anemia

Hay muchos tipos, como la anemia por deficiencia de hierro, la perniciosa, la aplásica y la hemolítica. Los distintos tipos tienen relación con diversas enfermedades y problemas de salud. La anemia grave o prolongada puede causar lesiones en el corazón, el cerebro y otros órganos del cuerpo. La anemia muy grave puede incluso causar la muerte.

Síntomas de la anemia

Síntomas de la anemia

Provoca cansancio, debilidad, dificultad para respirar, mareos o dolores de cabeza. Ciertos tipos de anemia pueden ser leves, a corto plazo, y de fácil tratamiento. Algunos se pueden prevenir con una dieta saludable, otros pueden ser tratados con suplementos dietéticos. Sin embargo, ciertas anemias pueden ser graves, de larga duración, e incluso potencialmente mortales si no se diagnostican y tratan.

Hemofilia

Es una afección hemorrágica hereditaria que hace que la sangre no coagule de manera adecuada. La hemofilia afecta a 1 de cada 5,000 bebés varones, y en EE.UU. se registran alrededor de 400 casos anuales. En cerca de dos tercios de los casos, existen antecedentes familiares de hemofilia, aunque en una medida mucho menor, también puede ocurrir por una mutación genética, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

¿Qué tan frecuente es?

¿Qué tan frecuente es?

En el mundo, hay alrededor de 400,000 personas con hemofilia, informa la Federación Americana de Hemofilia. Afecta a todas las razas y grupos económicos por igual, pero quienes acceden a la terapia de reemplazo de factor, tienen una esperanza de vida normal. En la actualidad, hay alrededor de 20,000 personas con hemofilia en EE.UU.

Tratamiento de la hemofilia

El principal tratamiento se llama de restitución y es una infusión o inyección intravenosa lenta de concentrados de factor de coagulación que pueden prepararse a partir de sangre humana (o combinada) que corrige la ausencia o deficiencia del factor de coagulación. Existen dos tipos principales de tratamiento, la profilaxis y a pedido.

Trombosis venosa profunda (TVP) y embolia pulmoner (EP)

Es un coágulo de sangre que se forma en una vena profunda en el cuerpo. Se produce cuando la sangre se espesa y se agrupa. La mayoría se aloja en la pierna o el muslo. Provoca dolor sin causa aparente, hinchazón o enrojecimiento en un brazo o una pierna. Se desconoce la cantidad exacta de personas afectadas por TVP/EP. Aunque es posible que afecte a 900,000 personas cada año en Estados Unidos, según datos de CDC.

Viajero peligroso

Viajero peligroso

El coágulo de sangre puede desprenderse y viajar a través del torrente sanguíneo y depositarse en una arteria en los pulmones, bloqueando el flujo sanguíneo. Esta afección se llama embolia pulmonar (PE, por sus siglas en inglés) y es una afección muy grave. Puede dañar los pulmones y otros órganos y hasta causar la muerte.

Cómo se trata la TVP

Existen medicamentos para prevenir y tratar la trombosis venosa profunda. Con frecuencia se utilizan los anticoagulantes (medicamentos para evitar la formación de coágulos). Estos fármacos detienen el proceso de la coagulación y evitan que el coágulo se agrande. En casos graves, puede que sea necesaria una cirugía para extirparlo.

Leucemia

Es el cáncer de la sangre más común y comprende 4 tipos: leucemia linfocítica aguda, leucemia linfocítica crónica, leucemia mielógena aguda y leucemia mielógena crónica. Aunque afecta más a menudo a los adultos que a los niños, la leucemia se encuentra entre los cánceres infantiles más comunes, y la llamada linfocítica aguda representa el 75% de los casos de leucemia infantil, según el Instituto Nacional del Cáncer (NIH).

Incidencia y tratamiento

La incidencia de la leucemia en Estados Unidos ha aumentado algo cada año desde 1975, mientras que los índices de mortalidad han disminuido desde 1991. Según el tipo, los tratamientos pueden comprender: quimioterapia, terapia dirigida, terapia biológica, radioterapia, cirugía, infusión de linfocitos de un donante, y quimioterapia con trasplante de células madre.

Enfermedad de Von Willebrand (EVW)

Es una afección que se ocasiona por tener bajos niveles de una determinada proteína en la sangre o que la proteína no funcione bien, y provoca que se vea afectada la capacidad de la sangre de coagularse. Al suceder esto, se pueden tener sangrados difíciles de detener después de una lesión, y se dañan los órganos internos. En raras ocasiones, el sangrado puede incluso causar la muerte.

EVW: tres tipos

EVW: tres tipos

La Enfermedad de von Willebrand (EVW) es la más frecuente de las afecciones de coagulación. Se calcula que hasta el 1% de la población mundial la padece pero no lo sabe. Según estudios 9 de cada 10 personas con EVW no han sido diagnosticadas. Los tres principales tipos de EVW son los llamados tipo 1 (el más común), tipo 2 y tipo 3.

Diagnosticarla a tiempo

Es posible que las personas que padecen EVW tipo 1 necesiten tratamiento solo si van a tener una cirugía o sufren un traumatismo. Se realiza a través de medicamentos y terapias médicas. Quienes tienen formas graves de EVW, necesitarán un tratamiento de emergencia para detener pronto las hemorragias. Con las terapias médicas adecuadas, incluso los que padecen EVW tipo 3 pueden llevar una vida normal y activa.

Hemocromatosis

Es una afección en la que el exceso de hierro se acumula en el organismo. El exceso de este mineral puede ser tan tóxico para el cuerpo, que puede envenenar los órganos y causar insuficiencia orgánica. El hierro puede acumularse en la mayor parte de los órganos del cuerpo, pero especialmente en el hígado, el corazón y el páncreas.

Casos en Estados Unidos

En los Estados Unidos más de un millón de personas tienen la mutación genética que puede causar hemocromatosis. No todas las personas con esta mutación genética desarrollan una sobrecarga de hierro, y no todas las personas con exceso de hierro desarrollan los signos y síntomas de la hemocromatosis.

Tratamiento de la hemocromatosis

El tratamiento consiste en extraer sangre del brazo periódicamente (flebotomía), como cuando se dona sangre: es seguro y eficaz. Los pacientes pueden llevar una vida normal si comienzan a tratarse antes de que se produzca daño a los órganos, informan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). El pronóstico depende de la cantidad de daño en los órganos, y el tratamiento temprano es fundamental.

Talasemia

Es un grupo de afecciones de la sangre que se transmite de padres a hijos. Altera la producción de glóbulos rojos sanos y estos no pueden fabricar suficiente hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno a través del cuerpo. Provoca anemia, deformidades óseas, fatiga, insuficiencia de crecimiento, dificultad respiratoria y piel amarillenta, informan los CDC y la Biblioteca Nacional de Medicina de EU (NLM).

Tratamiento de las talasemias
Crédito:iStock |

Tratamiento de las talasemias

Existen dos tipos principales: la talasemia alfa y la beta. Se calcula que la talasemia beta afecta a unas 1,000 personas en Estados Unidos. según informan los CDC. A veces se conocen por otros nombres, como Constant Spring, Anemia de Cooley, o Hemoglobina Bart. Estos son específicos de ciertas talasemias, por ejemplo, la anemia de Cooley es lo mismo que la talasemia beta mayor. El tratamiento consiste en realizar transfusiones de sangre.

Comparte tu opinión