Los niños hispanos son los más afectados por las caries

Los niños hispanos son los más afectados por las caries
Hispanos y afroamericanos son los grupos con más incidencia de caries. | Foto: GETTY IMAGES

En Estados Unidos la salud bucal de los niños mejoró, pero no para los hispanos: la prevalencia de caries fue la más alta en este grupo y también tienen más probabilidades de no recibir tratamiento. Los bajos ingresos familiares son un factor determinante.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) dieron a conocer un estudio que recoge datos sobre la salud dental de niños y jóvenes entre 2 y 19 años de edad, durante el período 2015-2016. Los resultados fueron positivos, en general: la tasa de caries dental ha disminuido significativamente en los niños estadounidenses.

Al comparar la data más reciente con la de años anteriores, los investigadores de los CDC encontraron que mientras que la prevalencia actual de caries en niños y jóvenes es de 43.1%, entre 2011 y 2012 era 50%. Y las caries sin tratar, que ahora es de 13%, antes era de 16.1%

Los hallazgos, sin embargo, también indican que la caries dental sigue siendo la enfermedad crónica más común de los niños y jóvenes estadounidenses y sigue suponiendo una carga desproporcionada para las minorías y grupos de bajos ingresos (los de familias de altos ingresos tienen menos caries que los más pobres). Y son los hispanos los más afectados.

Más de la mitad de los niños y jóvenes hispanos tienen caries: su prevalencia fue la más alta (52%). Le siguen afroamericanos (44.3%), asiáticos (42.6%) y blancos no hispanos (39%). En prevalencia de caries no tratadas ocuparon el segundo lugar (la más alta fue en afroamericanos). Además, los niños hispanos y negros no hispanos tienen más probabilidades que los blancos o asiáticos de tener caries y caries no tratadas, lo que puede provocar dolor, empeoramiento de la infección y pérdida de dientes.

Aunque la salud bucal comprende varias enfermedades, esta investigación se basó exclusivamente en caries por su impacto en la salud infantil. "Los niños pierden días de escuela y su calidad de vida en general se ve afectada. Esta es una importante preocupación de salud pública”, explicó la epidemióloga dental de los CDC y líder de la investigación, Eleanor Fleming, en el blog del Centro Nacional de Estadísticas de Salud.

Fleming agregó que, ciertamente, la prevalencia de caries no tratadas y totales está disminuyendo, pero todavía existen disparidades. clave para prevenir y controlar enfermedades orales, estas disparidades son importantes ".

Qué ocurre en Latinoamérica

La alta incidencia de caries en niños y adolescentes parece ser una constante en la región latinoamericana. El Ministerio de Salud de Perú estima que 85% de los niños menores de 11 años tiene caries por inadecuada higiene bucal, mientras que en México, de acuerdo al Sistema de Vigilancia Epidemiológica, el 70% de los niños y adolescentes padecen de esa enfermedad.

En Colombia la prevalencia pasa de 5.89% el primer año de vida a 37.45% a los 12 años de edad y solo el 38.1% de los jóvenes de 12 a 18 años le dedican tiempo al cuidado bucal al finalizar el día, según el Ministerio de Salud. Y datos de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile indican que a los 12 años de edad el 62.5% de los niños tienen caries en ese país. 

La situación se repite en otros países de la región, donde hay alta incidencia de caries en niños y adolescentes, más aún, en zonas de bajos ingresos.  

La Organización Panamericana de la Salud (PAHO, por su sigla en inglés) dice que la prevalencia de caries dental en la región ha disminuido significativamente desde 1980, pero sigue siendo alta. Influyen factores como los servicios de salud oral de baja calidad, la limitada cobertura de aseguradoras, el aumento de los costos de los tratamientos y la baja inversión en programas de salud pública odontológica.

Como respuesta, la PAHO ha diseñado estrategias para disminuir la morbilidad oral, promover un acceso más equitativo a los servicios odontológicos. Y continúa trabajando con los países para fortalecer sus servicios de salud bucodental a través de la capacitación y la implementación de buenas prácticas, especialmente en los sectores más vulnerables, y así lograr prevenir el problema desde temprana edad.

Más para leer:

Comparte tu opinión