Aumentan los ataques cardíacos en jóvenes

Aumentan los ataques cardíacos en jóvenes
La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte en el mundo. | Foto: ISTOCK

Gracias a las campañas de prevención y concientización, el uso de medicamentos y una disminución en el hábito de fumar, EE.UU. redujo los casos de ataques cardíacos. Sin embargo no son todas buenas noticias, según una nueva investigación estos eventos han estado aumentando constantemente en adultos jóvenes.

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte, tanto para hombres como mujeres. Si bien abarca muchos padecimientos, se caracteriza por afectar el funcionamiento de nuestros vasos sanguíneos y arterias, lo que dificulta la circulación de la sangre. La enfermedad cardíaca coronaria es el tipo más común.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), 1 de cada 4 personas en EE.UU. (alrededor de 610,000) mueren por este tipo de problema.

Cada año aproximadamente 735,000 personas sufren un ataque al corazón, 525,000 por primera vez y 210,000 ocurre en personas que ya lo han padecido.

Existen diferencias dependiendo la herencia racial o étnica, por ejemplo, casi la mitad de los adultos afroamericanos tienen algún tipo de enfermedad cardiovascular, en comparación con aproximadamente un tercio de los adultos caucásicos.

Los hispanos y latinos tienen tasas más altas de diabetes, obesidad y otros factores de riesgo cardiovascular pero, tienen un 25% menos de probabilidades de morir de enfermedades cardíacas que los caucásicos.

En el marco de la 68ª Sesión Científica Anual del American College of Cardiology, que este año se lleva a cabo en Nueva Orleans, EE.UU., entre el 16 y 18 de Marzo, un equipo de investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, presentará el primer estudio en comparar a sobrevivientes jóvenes de ataques cardíacos (41-50 años) y muy jóvenes (40 años o menos).

"Solía ser raro ver a alguien menor de 40 años con un ataque al corazón, ahora algunos de los casos se dan en personas que tienen entre 20 y 30 años", dijo Ron Blankstein, cardiólogo del Brigham and Women's Hospital, profesor de la Escuela de Medicina de Harvard y autor principal del estudio.

Los expertos afirmaron que durante el período del estudio, de 2000 a 2016, la proporción de personas muy jóvenes que tuvieron un ataque cardíaco aumentó en un 2% anual.

Un peligro creciente

El estudio incluyó 1,600 pacientes de 50 años o menos y 400 de 40 años o menos, que sufrieron un ataque de corazón. Mediante el uso de rayos X, los investigadores compararon sus vasos sanguíneos y arterias, encontrando los siguientes resultados:

  • Las personas en el grupo más joven tenían más probabilidades de tener la enfermedad en un solo vaso, lo que sugiere que esta se encuentra en una etapa temprana y limitada.
  • Los factores de riesgo tradicionales de ataque cardíaco, como diabetes, presión arterial y colesterol alto, tabaquismo y antecedentes familiares, fueron similares entre los dos grupos.
  • Los pacientes más jóvenes tenían una mayor probabilidad de reportar abuso de sustancias, incluida la marihuana y la cocaína (17.9% y 9.3 %, respectivamente), pero tenían un menor consumo de alcohol.
  • Hubo una tendencia hacia un menor uso de aspirina y estatinas entre los pacientes más jóvenes.
  • 1 de cada 5 del total de los pacientes padecía diabetes.
  • Los participantes de ambos grupos tenían el mismo riesgo de morir después de un ataque cardíaco.

Los autores señalaron que, como demuestran los hallazgos, ser joven no es necesariamente una condición protectora "Es realmente importante para nosotros entender por qué las personas en realidad están sufriendo ataques cardíacos a una edad más temprana", explicó Blankstein.

Y agregó "Todo vuelve a la prevención, muchas personas piensan que un ataque cardíaco está destinado a suceder, pero la gran mayoría podrían prevenirse con una detección temprana de la enfermedad y cambios en el estilo de vida".

El autor concluyó compartiendo algunos consejos:

  • Evitar el tabaco.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Comer una dieta saludable para el corazón.
  • Perder peso, si es necesario.
  • Controlar la presión arterial y el colesterol.
  • Mantenerse alejado de drogas como la cocaína y la marihuana.

Más información sobre el corazón:

Comparte tu opinión