SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Usar luces LED es peligroso, te explicamos por qué



La luz azul que proviene de la iluminación LED puede causar diversos daños a nuestra salud. Otros estudios han mostrado estos efectos y los nuevos hallazgos son reveladores.

Las evidencias las presentó la Agencia Francesa de Alimentos, Salud y Seguridad Ambiental y Ocupacional (ANSES) y especifica que la exposición a la luz LED puede causar "efectos fototóxicos" que dañan la retina del ojo y alteran los ritmos biológicos y de sueño . Y los daños pueden aparecer a corto plazo, cuando la luz es de alta intensidad.

En el informe también destacan que la exposición constante a fuentes de menor intensidad puede aumentar el riesgo de desarrollar degeneración macular relacionada con la edad. Esta es una de las principales causas de ceguera entre las personas mayores de 50 años.

Un punto preocupante es que desde hace unos años las luces led no son solo de uso industrial. Cada vez se usan más en casas y en espacios comerciales, ya que ayudan a consumir menos energía porque cada bombilla requiere de menos electricidad que las tecnologías de iluminación tradicionales, según el Departamento de Energía de Estados Unidos.

Aunque aún se necesitan más estudios para poder definir medidas adecuadas para prevenir los daños, la institución francesa indicó que una posible solución sería desarrollar sistemas de iluminación inteligentes que regulen su capacidad a lo largo del día. Agregaron que los ojos de niños y adolescentes no filtran completamente la luz azul y por eso son especialmente sensibles y que todavía no está comprobado si dispositivos como los filtros y las gafas de sol anti LED realmente previenen los efectos nocivos.

Más efectos negativos

La luz azul es emitida por televisores, ordenadores, lámparas, tabletas y smartphones, entre otros dispositivos y, dada la cantidad de tiempo que las personas se exponen a ella, sus efectos han sido objeto de estudio por especialistas de diversas instituciones. La Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard es una de las pioneras en estos estudios y sus hallazgos.

Entre los resultados a los que han llegado está que la exposición a la luz LED suprime la secreción de melatonina, una hormona que influye en el ciclo natural del sueño. Además, encontraron una posible conexión entre la luz azul, la diabetes y la obesidad y las causas de esta asociación se deben a modificaciones en el metabolismo.

También en la relación entre el sueño escaso y un mayor riesgo de depresión, diabetes y problemas cardiovasculares influye a la luz azul. Más de seis horas de exposición suprime la síntesis de melatonina hasta dos veces más que otras luces.

Evitar las luces LED es realmente difíciles por la cantidad de dispositivos y objetos que las emiten a nuestro alrededor. Mientras no existan medidas concretas a tomar para prevenir sus efectos negativos, tal vez lo más sensato sea, en medida de lo posible, usarlas con moderación y a menor intensidad.

Más para leer sobre luz:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Enfermedades y Condiciones a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad