SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Reducción cerrada de una fractura ósea

Descripción

La reducción cerrada es un procedimiento para ajustar (reducir) un hueso fracturado sin abrir la piel. El hueso fracturado se vuelve a poner en su lugar, lo que permite que el hueso crezca de nuevo. Funciona mejor cuando se hace lo más pronto posible después de la fractura del hueso.

Una reducción cerrada la puede realizar un cirujano ortopédico (traumatólogo) o un proveedor de atención primaria con experiencia para realizar este procedimiento.

Nombres alternativos

Reducción de una fractura ósea - cerrada

¿Cuáles son los beneficios de una reducción cerrada?

Una reducción cerrada puede:

  • Ayudar a que el hueso cicatrice rápidamente y esté fuerte cuando sane
  • Disminuir el dolor
  • Mejorar las probabilidades de que su extremidad luzca normal y que usted la pueda usar normalmente cuando sane
  • Disminuir el riesgo de una infección en el hueso
  • Quitar tensión sobre la piel y disminuir la hinchazón

Posibles riesgos durante una reducción cerrada

El proveedor de atención médica hablará con usted sobre los posibles riesgos de una reducción cerrada. Algunos son:

  • Los nervios, vasos sanguíneos y otros tejidos blandos cerca del hueso pueden resultar lesionados.
  • Se podría formar un coágulo de sangre, y este podría viajar a los pulmones o a otra parte de su cuerpo.
  • Usted podría tener una reacción alérgica al medicamento para el dolor que reciba.
  • Puede haber nuevas fracturas que ocurren con la reducción.
  • Si la reducción no funciona, necesitará cirugía.

Su riesgo de cualquiera de estos problemas es mayor si usted:

  • Fuma
  • Toma esteroides (como la cortisona), píldoras anticonceptivas u otras hormonas (como la insulina)
  • Es una persona de edad avanzada
  • Tiene otros problemas de salud tales como diabetes e hipotiroidismo

Respecto al procedimiento

El procedimiento con frecuencia es doloroso. Usted recibirá medicamentos para bloquear el dolor durante el procedimiento. Podría recibir:

  • Un anestésico local o un bloqueo nervioso para insensibilizar la zona (generalmente se administra en forma de inyección)
  • Un sedante para hacer que esté relajado pero no dormido (generalmente se administra a través de una vena o vía intravenosa)
  • Anestesia general para hacerlo dormir durante el procedimiento

Después de recibir el medicamento para el dolor, su proveedor ajustará el hueso en la posición correcta, empujándolo o halándolo. Esto se denomina tracción.

Después de que el hueso esté ajustado:

  • Le tomarán una radiografía para asegurarse de que el hueso esté en la posición correcta.
  • Le pondrán un yeso o una férula en la extremidad para mantener el hueso en la posición correcta y protegerlo mientras sana.

Después del procedimiento

Si no tiene otras lesiones o problemas, usted se podrá ir a casa algunas horas después del procedimiento.

Hasta que su proveedor lo autorice, NO:

  • Coloque anillos en los dedos de las manos o de los pies de su brazo o pierna lastimado.
  • Cargue peso en su brazo o pierna lastimado.

Referencias

Browner BD, Jupiter JB, Krettek C, Anderson PA. Closed fracture management. In: Browner BD, Jupiter JB, Krettek C, Anderson PA, eds. Skeletal Trauma: Basic Science, Management, and Reconstruction. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 6.

Whittle AP. General principles of fracture treatment. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 53.

 

Publicidad