Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Lencería erótica, el juego de la seducción

Lencería erótica, el juego de la seducción

Señales de erotismo

Desde hace miles de años, las personas de diferentes culturas  han apelado a enviar señales para despertar el deseo de quien se desea seducir: es un idioma sutil no hablado, que se compone de gestos, actitudes, maquillaje, indumentaria… 

Pero la estrategia no termina ahí: ellas se las ingeniarán para hacer de cada encuentro, un ritual inolvidable. Y además de propiciar un lugar especial, un momento sin interrupciones y con el marco adecuado, la lencería erótica jugará un rol protagónico.

Soluciones naturales para tus problemas sexuales

A elegir bien

Elegir una ropa interior sexy y que nos haga sentir atractivas, es una oportunidad para relajarse y disfrutar de antemano: imaginar la respuesta del compañero, despertará las más osadas fantasías. 

El vestuario íntimo seleccionado, influirá sobre las sensaciones y la respuesta de la pareja sexual. Esta táctica se manifiesta por fuera con ropa sexy, con gestos, miradas, un buen escote, una prenda ajustada y por dentro, con modelos de ropa interior que mejor se adapten a la personalidad y el estilo de cada mujer. 

Las opciones van desde una lencería femenina inocente (con encajes) hasta la más erótica y atrevida, pasando por el estilo romántico, juvenil, la femme fatale, la glamorosa: cualquiera de ellas despertar el deseo sexual del hombre si a las prendas escogidas “las sabes llevar”. Por ejemplo, una actitud pecadora o virginal, dependerá del vestuario elegido. 

Tan importante es lo que se viste como la actitud.

La lencería erótica debe hacer sentir cómoda y alimentar su autoestima de  la mujer, porque la inseguridad podría destruir el erotismo que se intenta alcanzar. 

8 mitos sobre la sexualidad femenina

Ellos se excitan

Los hombres se excitan observando las fotos de modelos exhibiendo lencería en revistas y catálogos especializados, de modo que no es mala idea vestir como ellas. Todas aparecen muy seguras de sí en numerosas revistas, vídeos, anuncios televisivos y  a ellos les encanta esa mujer segura, representando el papel de seductora siempre dispuesta. 

Y luego, a la hora de optar por una prenda para llamar la tención y encender el deseo , el mercado dispone de variadísimas opciones en diferentes estilos: babydolls, batas, corsés, tangas culotes, bragas de encaje, corpiños armados, calados, portaligas, medias de seda, cola-less, vedettinas, soutiens, pijamas, camisolines, bodys, camisones, conjuntos, pantys, pelucas, sujetadores, disfraces, camisetas. 

Tendencias en ropa íntima

Se imponen los encajes y las transparencias. El negro, blanco y rojo están siempre vigentes, pero también aparecen los plateados, los tonos pastel, terracota, y las combinaciones osadas.

También ha aparecido lencería en colores vibrantes: verde, violeta, azul índigo, animal print: en la mayoría de las colecciones, se filtran detalles de la moda de ropa “exterior”. 

Otra novedad es la ropa interior comestible y sensible al tacto: produce un pequeño aumento de temperatura en la zona que es rozada.

Comparte tu opinión