La hormona del amor ¿adelgaza?

La hormona del amor ¿adelgaza?
| Foto: SHUTTERSTOCK

La investigación difundida por la Sociedad de Endocrinología en su sitio web, refiere que los científicos descubrieron que una formulación nasal sintética de la hormona oxitocina reduce la ingesta de calorías en hombres sanos, especialmente el consumo de alimentos ricos en grasas, después de un solo tratamiento. Además, el tratamiento mejoró la sensibilidad a la insulina, que juega un papel clave en el almacenamiento de grasa corporal.

En el estudio que recibió fondos de los Institutos Nacionales de Salud y el premio Académico Distinguido Claflin del Hospital General de Massachusetts, se reclutaron a 25 hombres saludables. Los participantes tenían una edad promedio de 27 años y 13 de ellos un peso saludable, el resto tenían sobrepeso u obesidad. Los hombres fueron asignados al azar para la administración de una dosis única (24 unidades internacionales, o UI) de un spray nasal de oxitocina o un placebo después de un ayuno.

Una hora más tarde, los hombres recibieron el desayuno y se midió la cantidad de calorías que cada participante comió. En una segunda etapa, los participantes repitieron el experimento, pero esta vez quienes habían recibido la dosis de oxitocina se les dio el placebo, y viceversa.

Los resultados mostraron que los hombres comían en promedio 122 calorías menos y 9 gramos menos de grasa después de que recibieron el tratamiento de oxitocina en comparación con el placebo. Además, la oxitocina también habría aumentado el uso de la grasa corporal como combustible para obtener energía.

"Nuestros resultados son realmente emocionante", dijo la Dra. Elizabeth Lawson, una de las investigadoras. "Un estudio adicional es necesario, pero creo que la oxitocina es un tratamiento prometedor para la obesidad y sus complicaciones metabólicas”, añadió.

El aerosol nasal de oxitocina (fabricado por la compañía farmacéutica Novartis) está aprobado para su uso en Europa, pero no en los EE.UU., en dónde solo está disponible como medicamento por vía intravenosa o inyectable para inducir el parto.

Los riesgos de ser obeso

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, obesidad significa tener un exceso de grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso, que significa pesar demasiado. El peso puede ser resultado de la masa muscular, los huesos, la grasa y/o el agua en el cuerpo. Ambos términos significan que el peso de una persona es mayor de lo que se considera saludable según su estatura.

La obesidad se presenta con el transcurso del tiempo, cuando se ingieren más calorías que aquellas que consume. El equilibrio entre la ingestión de calorías y las calorías que se pierden es diferente en cada persona. Entre los factores que pudieran inclinar el equilibrio se incluyen la constitución genética, el exceso de comer, el consumo de alimentos ricos en grasas y la falta de actividad física.

Ser obeso aumenta el riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, artritis y ciertos cánceres. Un estilo de vida activo y mucho ejercicio, junto con una alimentación saludable, es la mejor manera de bajar de peso. Incluso una pérdida de peso modesta puede mejorar su salud, retrasar o prevenir algunas de estas enfermedades.

Los estudios recientes han demostrado que la obesidad está relacionada con 112,000 muertes en los Estados Unidos cada año.

Más para leer:

Comparte tu opinión