Vinculan tomar café a diario con un riesgo más bajo de insuficiencia cardiaca

Vinculan tomar café a diario con un riesgo más bajo de insuficiencia cardiaca

MARTES, 9 de febrero de 2021 (HealthDay News) -- Llene esa taza: consumir una o más tazas de café con cafeína al día podría reducir su riesgo de insuficiencia cardiaca, sugiere una investigación reciente.

Pero hubo una salvedad: el café descafeinado no pareció proveer la misma protección que las mezclas ricas en cafeína.

"La asociación entre la cafeína y la reducción en el riesgo de insuficiencia cardiaca fue sorprendente", admitió el autor sénior del estudio, el Dr. David Kao. "La población general considera que el café y la cafeína son 'malos' para el corazón porque las personas los asocian con palpitaciones, hipertensión, etc.".

Pero "la relación constante entre un aumento en el consumo de cafeína y una reducción en el riesgo de insuficiencia cardiaca contradice a esa idea", dijo Kao, profesor asistente de cardiología y director médico del Centro de Medicina Personalizada de Colorado, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado. Su equipo publicó sus hallazgos en la edición del 9 de febrero de la revista Circulation: Heart Failure.

Aun así, los hallazgos no pueden probar causalidad, y tampoco significan que el café sea un sustituto de una vida saludable cuando se trata del corazón, enfatizó Kao.

"Todavía no hay suficientes evidencias claras para recomendar que se aumente el consumo de cafeína para reducir el riesgo de enfermedad cardiaca con la misma firmeza y certidumbre que dejar de fumar, perder peso o hacer ejercicio", aclaró en un comunicado de prensa de la revista.

En el estudio, Kao y sus colaboradores analizaron los datos de más de 21,000 adultos de EE. UU. que participaron en tres importantes estudios: el Estudio cardiaco de Framingham, el Estudio sobre el riesgo de aterosclerosis en las comunidades, y el Estudio de salud cardiovascular. Se dio a los participantes un seguimiento de al menos 10 años.

En los tres estudios, beber una taza o más de café con cafeína al día se asoció con una reducción en el riesgo a largo plazo de insuficiencia cardiaca.

En el Estudio cardiaco de Framingham y el Estudio de salud cardiovascular, el riesgo de insuficiencia cardiaca se redujo en entre un 5 y un 12 por ciento por taza de café al día, en comparación con no consumir café.

El Estudio sobre el riesgo de aterosclerosis en las comunidades encontró que el riesgo de insuficiencia cardiaca no cambiaba con entre 0 y 1 tazas de café al día, pero que era alrededor de un 30 por ciento más bajo en las personas que bebían al menos 2 tazas al día.

Los hallazgos respecto al café descafeinado fueron distintos. El Estudio de salud cardiovascular no encontró ningún vínculo entre el café descafeinado y el riesgo de insuficiencia cardiaca, mientras que el Estudio cardiaco de Framingham encontró que el café descafeinado se asociaba con un riesgo significativamente más alto de insuficiencia cardiaca.

Un análisis posterior encontró que la cafeína de cualquier fuente parecía asociarse con una reducción en el riesgo de insuficiencia cardiaca, y que la cafeína tenía al menos cierto rol en el beneficio cardiaco aparente del café, según los autores.

"Aunque no pueden probar causalidad, es interesante que estos tres estudios sugieran que beber café se asocia con una reducción en el riesgo de insuficiencia cardiaca, y que el café puede formar parte de un patrón dietético saludable si se consume solo, sin azúcar y productos ricos en grasa, como la crema, añadidos", dijo Penny Kris-Etherton, expresidenta inmediata del Comité de Liderazgo del Consejo de Estilo de Vida y Salud Cardiometabólica de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

"La conclusión: disfrute del café en moderación como parte de un patrón dietético general saludable para el corazón que cumpla con las recomendaciones respecto a las frutas y a las verduras, los granos integrales, los productos lácteos bajos en grasa o sin grasa, y que también sea bajo en sodio, grasa saturada y azúcares añadidos", aconsejó Kris-Etherton en el comunicado.

"También es importante tener en cuenta que la cafeína es un estimulante, y que consumirla en exceso podría ser problemático, al provocar nerviosismo y problemas para dormir", añadió.

Otros dos especialistas cardiacos (ninguno de los cuales participó en el estudio) opinaron sobre los hallazgos.

El Dr. Michael Goyfman es director de cardiología clínica del Long Island Jewish Forest Hills, en la ciudad de Nueva York. Observó que el estudio tuvo ciertos defectos.

"Los mismos participantes reportaron el consumo de café, y por tanto es tendiente a imprecisiones", anotó Goyfman. "Además, la cantidad de café no se estandarizó. ¿Una taza significa 8 onzas (237 ml) de café, o 20 onzas (591 ml)?".

Apuntó que estudios anteriores han mostrado que un exceso de café se vinculaba con un "endurecimiento" de una parte clave de la aorta cardiaca. Por otra parte, numerosos estudios han mostrado que la bebida matutina preferida de los estadounidenses parece vincularse con una reducción en las probabilidades de enfermedad de Parkinson.

Entonces, "hasta que se realicen más estudios para resolver directamente la pregunta, recomendaría a los pacientes que usaran su sentido común respecto a su consumo de café, y que consulten al médico sobre los límites específicos de ingesta", dijo Goyfman.

El Dr. Guy Mintz es director de salud cardiovascular en el Hospital Sandra Atlas Bass de Northwell Health en Manhasset, Nueva York.

Se mostró mayormente de acuerdo con Goyfman, y dijo que los nuevos hallazgos muestran "una asociación interesante", pero que no tienen la potencia suficiente como para justificar ninguna recomendación que respalde aumentar el consumo de café.

Mintz anotó que hay distintos tipos de insuficiencia cardiaca, entonces, "¿a qué tipo de insuficiencia cardiaca afecta la cafeína?", preguntó.

"El café con cafeína en moderación puede formar parte de una dieta saludable para el corazón sin efectos nocivos", afirmó, pero, más allá de esto, el nuevo estudio es apenas "un punto inicial" para más investigaciones.

"Los pacientes que no beban café no deben comenzar", considera Mintz, "y los pacientes sin duda no deben comenzar a consumir complementos con cafeína, como 5-Hour Energy o Red Bull, etc., para reducir su riesgo de insuficiencia cardiaca".

Mientras tanto, dijo, "la investigación y la historia deben seguir".

Más información

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU. ofrece una guía para un corazón sano.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTES: Michael Goyfman, MD, director, clinical cardiology, Long Island Jewish Forest Hills, New York City; Guy L. Mintz, MD, director, cardiovascular health and lipidology, Northwell Health's Sandra Atlas Bass Heart Hospital, Manhasset, N.Y.; Circulation: Heart Failure, news release, Feb. 9, 2021

Comparte tu opinión