Vinculan ahora al vapeo con un riesgo de ACV

Vinculan ahora al vapeo con un riesgo de ACV

MARTES, 7 de enero de 2020 (HealthDay News) -- Los cigarrillos electrónicos no son una alternativa más segura al tabaco en cuanto al accidente cerebrovascular (ACV), según un nuevo estudio.

Los adultos jóvenes que usan tabaco y cigarrillos electrónicos tienen casi el doble de probabilidades de sufrir un ACV que los que solo fuman cigarrillos tradicionales, y casi tres veces más probabilidades que los no fumadores, señalan los investigadores.

"Aunque ya sabemos que el uso de los cigarrillos combustibles es uno de los factores de riesgo más importantes del ACV, [el uso dual] de los cigarrillos electrónicos podría potencialmente tener un efecto aditivo que podría conducir a un ACV a una edad más temprana", advirtió el autor principal, el Dr. Tarang Parekh, investigador de la Universidad de George Mason, en Fairfax, Virginia.

"En términos de una alternativa saludable, si los fumadores cambiaran a un cigarrillo electrónico, el riesgo de ACV no cambia", añadió.

El estudio es uno de los primeros con el objetivo de medir el riesgo potencial de ACV asociado con el uso de los cigarrillos electrónicos, comentó el Dr. Larry Goldstein, catedrático de neurología de la Universidad de Kentucky, en Lexington. Goldstein revisó los hallazgos.

Como los cigarrillos electrónicos son relativamente nuevos, Goldstein dijo que no es sorprendente que el efecto de su uso exclusivo en el riesgo de ACV todavía no sea aparente.

"Pero esto de ninguna forma se debe considerar tranquilizador, dado que el impacto en el riesgo de ACV quizá requiera unos periodos de exposición más largos, y debido al diseño del estudio, es probable que haya factores no medidos que no se pudieron abordar que podrían afectar al riesgo", añadió Goldstein.

Lo más preocupante, dijo, es que casi un 70 por ciento de los usuarios exclusivos de cigarrillos electrónicos que se estudiaron tenían entre 18 y 24 años.

"Esto subraya la importancia de restringir el acceso a esa población y de eliminar los incentivos que pudieran atraer a nuevos usuarios en ese grupo de edad, por ejemplo los productos con sabores", planteó Goldstein.

También es preocupante el aumento en el riesgo entre los que vapean y fuman cigarrillos regulares, además del riesgo entre los fumadores tradicionales que cambian a los cigarrillos electrónicos, dijo Goldstein.

"Los estudios que evalúan los riesgos de ACV, los riesgos cardiovasculares y otros riesgos de salud de los cigarrillos electrónicos y el vapeo apenas comienzan, y los efectos a largo plazo de la exposición se desconocen en gran medida", apuntó. "La falta relativa de datos no debe considerarse como evidencia de seguridad".

En el estudio, Parekh y su equipo recolectaron datos de casi 162,000 personas de 18 a 44 años que participaron en una encuesta de salud nacional del gobierno en 2016 y 2017.

Además del tabaquismo, los investigadores tomaron en cuenta factores como la frecuencia con que las personas usaban los cigarrillos electrónicos y los cigarrillos de tabaco, y si tenían hipertensión, diabetes o colesterol alto. También consideraron el peso, la actividad física y el consumo de alcohol.

Encontraron que las personas que usaban cigarrillos electrónicos, cigarrillos de tabaco o ambos eran más propensas a haber abandonado la universidad o a solo tener un diploma de la escuela secundaria. También era más probable que fueran solteros, obesos y que realizaran atracones de bebida.

Stanton Glantz, director del Centro de Control, Investigación y Educación del Tabaco de la Universidad de California, en San Francisco, dijo que la mayoría de las personas no dejan los cigarrillos de tabaco por el vapeo. Es probable que usen ambas cosas, lo que aumenta su riesgo tanto de ACV como de ataques cardiacos.

Algunos defensores del vapeo sugieren que si las personas hubieran usado los cigarrillos electrónicos desde el principio en lugar del tabaco, habría habido menos ACV y ataques cardiacos, comentó.

"Pero el mundo no es así", dijo Glantz. "En el mundo se fuma tabaco y se añaden cigarrillos electrónicos. A largo plazo, están peor, no mejor, si usan ambas cosas".

La mejor estrategia para la salud es no fumar ni vapear, enfatizó Glantz.

El informe aparece en la edición del 7 de enero de la revista American Journal of Preventive Medicine.

Más información

Para más información sobre los cigarrillos electrónicos, visite al Cirujano General de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión